La veracidad del Libro de Mormón: 15 testimonios de apóstoles y profetas

libro de mormón iglesia es verdadera apóstoles

A lo largo de la historia de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, los profetas y apóstoles han animado a las personas a probar por sí mismas la promesa que se encuentra en Moroni 10: 3-5 en El Libro de Mormón.

¿Qué importancia tiene actuar de acuerdo con la promesa de Moroni? ¿Por qué es importante obtener un testimonio del Libro de Mormón? En la introducción del Libro de Mormón, leemos:

Libro de Mormón

“Invitamos a toda persona, dondequiera que se encuentre, a leer el Libro de Mormón, a meditar en su corazón el mensaje que contiene y luego a preguntar a Dios, el Padre Eterno, en el nombre de Cristo, si el libro es verdadero. Quienes así lo hagan y pidan con fe lograrán un testimonio de la veracidad y la divinidad del libro por el poder del Espíritu Santo (Véase Moroni 10:3–5).

Aquellos que obtengan este testimonio divino del Santo Espíritu también llegarán a saber, por el mismo poder, que Jesucristo es el Salvador del mundo, que José Smith ha sido Su revelador y profeta en estos últimos días, y que La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días es el reino del Señor que de nuevo se ha establecido sobre la tierra, en preparación para la segunda venida del Mesías”.

¡Es una gran promesa! 

Esta semana, al concluir nuestro estudio anual del Libro de Mormón, espero que cada uno de nosotros acepte el desafío que se encuentra en el manual “Ven, sígueme — Para uso individual y familiar” de “[considerar] buscar un renovado testimonio del Espíritu Santo de que es verdadero”.

libro de mormón

También te puede interesar:3 datos curiosos sobre la edición original del Libro de Mormón

Aquí te compartimos los testimonios de cada miembro de la Primera Presidencia y el Quórum de los Doce Apóstoles relacionados con el Libro de Mormón.

Cada Apóstol y Profeta viviente ha testificado del poder del Libro de Mormón, esperando que muchos, miembros y no miembros, puedan adquirir un testimonio de su veracidad.

Esperamos que estos testimonios puedan renovar tus esfuerzos por obtener tu propio testimonio de este texto de Escrituras sagradas.

Presidente Russell M. Nelson

Libro de Mormón

“Mis queridos hermanos y hermanas, testifico que el Libro de Mormón es ciertamente la palabra de Dios; contiene las respuestas a los interrogantes más acuciantes de la vida, enseña la doctrina de Cristo, expande y aclara muchas de las verdades “claras y preciosas” que se perdieron a través de los siglos y de numerosas traducciones de la Biblia.

El Libro de Mormón brinda el entendimiento más pleno y autorizado acerca de la expiación de Jesucristo que se pueda encontrar; enseña el verdadero significado de nacer de nuevo. En el Libro de Mormón aprendemos acerca del recogimiento del Israel esparcido y sabemos por qué estamos en la tierra. 

Estas y otras verdades se enseñan con mayor poder y persuasión en el Libro de Mormón que en cualquier otro libro. El Libro de Mormón contiene todo el poder del evangelio de Jesucristo. ¡Punto!”

Lee el discurso completo del presidente Nelson, “El Libro de Mormón: ¿Cómo sería su vida sin él?” aquí.

Presidente Dallin H. Oaks

Libro de Mormón

“Una de las cosas que aprendí yo de esa lectura más reciente del Libro de Mormón fue cuán grande es el amor de Dios por todos Sus hijos de todas las naciones. En el primer capítulo, Lehi alaba al Señor cuyo “poder… bondad y misericordia se extienden sobre todos los habitantes de la tierra” (1 Nefi 1:14). 

El Libro de Mormón enseña una y otra vez que el Evangelio de Jesucristo es universal en su promesa y su efecto, dirigiéndose a todos los que han vivido, o que vivan, o que vivirán en la tierra”.

Lee el discurso completo del presidente Oaks, “Para todos los hombres, de todas partes”.

Presidente Henry B. Eyring

Libro de Mormón

“Desde que era niño, he sentido el testimonio de que el Libro de Mormón es la palabra de Dios, que el Padre y el Hijo se aparecieron a José Smith y hablaron con él, y que Apóstoles de la antigüedad visitaron al profeta José para restaurar las llaves del sacerdocio a la Iglesia del Señor.

Teniendo ese testimonio, he leído el Libro de Mormón todos los días durante más de 50 años, por lo que hubiera sido razonable pensar que las palabras del presidente Monson iban dirigidas a otra persona. Sin embargo, al igual que muchos de ustedes, sentí que la exhortación y la promesa del profeta me invitaban a hacer un esfuerzo mayor.

Muchos de ustedes han hecho lo que hice yo: orar con mayor intención, meditar en las Escrituras más intensamente y esforzarse más por servir al Señor y a otras personas por Él.

El feliz resultado para mí, y para muchos de ustedes, ha sido lo que el profeta prometió. Aquellos que aceptamos su consejo inspirado hemos oído el Espíritu con más claridad; hemos hallado un poder mayor para resistir la tentación y hemos tenido una fe mayor en un Jesucristo resucitado, en Su evangelio y en Su Iglesia viviente”.

Lee el discurso completo del presidente Eyring, “No tengáis miedo de hacer lo bueno”.

Presidente M. Russell Ballard

Libro de Mormón

“Si alguno de ustedes está flaqueando en su fe, le hago la misma pregunta que hizo Pedro: “¿A quién irá usted?”. Si deciden inactivarse o irse de la Iglesia restaurada de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, ¿a dónde irán? ¿qué harán? La decisión de “ya no [andar]” más con los miembros de la Iglesia y con los líderes escogidos por el Señor tendrá un efecto a largo plazo que de momento no siempre se podrá apreciar. 

Tal vez haya alguna doctrina, alguna norma, un aspecto de la historia que no coincida con su fe, y puedan pensar que la única manera de resolver ese conflicto interior ahora mismo consista en “ya no [andar]” más con los santos. 

Si llegan a vivir tanto como yo, llegarán a entender que las cosas tienen una manera de resolverse solas. Un pensamiento inspirado o una revelación quizás arrojen nueva luz sobre un problema. Recuerden, la Restauración no es un evento, sino que sigue en pleno desarrollo.

Nunca abandonen las grandes verdades que fueron reveladas por medio del profeta José Smith. Nunca dejen de leer, meditar y poner en práctica la doctrina de Cristo que se halla en el Libro de Mormón”.

Lee el discurso completo del presidente Ballard, “¿A quién iremos?”.

Élder Jeffrey R. Holland

Libro de Mormón

“Pido que mi testimonio del Libro de Mormón y todo lo que ello implica, que comparto aquí bajo mi propio juramento y oficio, sea registrado por los hombres en la tierra y los ángeles en el cielo. 

Espero tener algunos años más en mis “últimos días”, pero los tenga o no, quiero que quede absolutamente claro cuando esté ante el tribunal del juicio de Dios que he declarado al mundo, con el lenguaje más directo que pueda expresar, que el Libro de Mormón es verdadero, que salió a la luz de la forma que José dijo que salió y que fue dado para traer felicidad y esperanza a los fieles durante las tribulaciones de estos últimos días”.

Lee el discurso completo del élder Holland, “Seguridad para el alma”.

Élder Dieter F. Uchtdorf

élder Uchtdorf Libro de Mormón

“Los invitamos a leer el Libro de Mormón. Si no tienen un ejemplar, pueden leerlo en ChurchofJesusChrist.org o descargar la aplicación El Libro de Mormón.

El Libro de Mormón es otro testamento de Jesucristo, y es un compañero del Antiguo y el Nuevo Testamento. Amamos las Santas Escrituras y aprendemos de ellas”.

Lee el discurso completo del élder Uchtdorf, “Vengan y pertenezcan”.

Élder David A. Bednar

Libro de Mormón

“El Libro de Mormón es el más correcto de todos los libros sobre la tierra porque se centra en la Verdad (véase Juan 14:6; 1 Nefi 13:40), o sea, Jesucristo, y restaura las cosas claras y preciosas que se han quitado del Evangelio verdadero (véase 1 Nefi 13:26, 28–29, 32, 34–35, 40). 

La combinación singular de esos dos factores —el enfocarse en el Salvador y la claridad de las enseñanzas— invita de manera convincente el testimonio confirmador del tercer miembro de la Trinidad, o sea, el Espíritu Santo. Por consiguiente, el Libro de Mormón se dirige al espíritu y al corazón del lector como ningún otro tomo de Escritura lo hace”.

Lee el discurso completo del élder Bednar, “Velando con toda perseverancia”. 

Élder Quentin L. Cook

Élder Cook

“La guía espiritual se recibe cuando se necesita, en el tiempo del Señor y de acuerdo con Su voluntad. El Libro de Mormón: Otro Testamento de Jesucristo es un ejemplo excelente. Hace poco contemplé un ejemplar de la primera edición de El Libro de Mormón. José Smith había terminado la traducción cuando tenía 23 años. Sabemos algunas cosas sobre el proceso y los instrumentos que utilizó en esa traducción. 

En esa primera impresión de 1830, José incluyó un breve prefacio, y declaró simple y claramente que fue traducido “por el don y el poder de Dios”. ¿Y qué hay de las ayudas para traducir: el Urim y Tumim y las piedras de vidente? ¿Eran imprescindibles o sirvieron de apoyo, como las ruedas laterales de una bicicleta infantil, hasta que José pudo ejercer la fe necesaria para recibir revelación más directamente?.

Esa noche, al orar sinceramente, el Espíritu me confirmó la veracidad de las tres preguntas. Llegué también a entender que casi todas las decisiones que tomaría el resto de mi vida se basarían en las respuestas a esas tres preguntas. En particular, comprendí que la fe en el Señor Jesucristo era esencial”.

Lee el discurso completo del élder Cook, “Los fundamentos de fe”.

Élder D. Todd Christofferson

élder Christofferson en Vietnam

“[El Libro de Mormón] es una evidencia tangible del llamamiento profético de José Smith y una prueba convincente de la divinidad y resurrección de Jesucristo.

La forma en que expone el plan de redención de nuestro Padre Celestial es inigualable. Cuando ustedes comparten el Libro de Mormón, comparten la Restauración”.

Lee el discurso completo del élder Christofferson, “Compartir el mensaje de la Restauración y de la Resurrección”.

Élder Neil L. Andersen

Neil l andersen

“Tanto la Biblia como el Libro de Mormón nos ofrecen la bella convicción de que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios. Tengo en la mano un ejemplar de la primera edición del Libro de Mormón en francés, que publicó John Taylor cuando comenzó la obra en Francia en 1852.

El Libro de Mormón ya se ha traducido de forma parcial o total en 110 idiomas de todo el mundo y ofrece un testimonio espiritual y tangible de la veracidad de la Restauración. ¿Cuándo fue la última vez que leyeron el Libro de Mormón de principio a fin? Léanlo otra vez; incrementará su fe”.

Lee el discurso completo del élder Andersen, “La fe no es una casualidad, sino una elección”.

Élder Ronald A. Rasband

élder Rasband - albedrío

“Hermanos y hermanas, piensen en las experiencias especiales que han tenido en la vida, que han traído convicción y gozo a su corazón.

¿Recuerdan la primera vez que supieron que José Smith era el profeta de Dios de la Restauración?

¿Recuerdan cuando aceptaron el desafío de Moroni y supieron que el Libro de Mormón era en verdad otro testamento de Jesucristo?

¿Recuerdan cuando recibieron respuesta a una ferviente oración y se dieron cuenta de que su Padre Celestial los conoce y los ama en forma personal?

Al meditar en esas experiencias especiales, ¿no les brindan un sentimiento de gratitud y resolución para seguir adelante con renovada fe y determinación?”.

Lee la dirección completa del élder Rasband, “Experiencias especiales”.

Élder Gary E. Stevenson

“En las páginas del libro descubrirán el amor infinito y la suprema gracia de Dios. Al esforzarse por seguir las enseñanzas que hallen allí, se multiplicará su gozo, aumentará su entendimiento y se les revelarán las respuestas que busquen a las muchas dificultades que presenta la vida terrenal. Al volverse al libro, confían en el Señor. El Libro de Mormón es la palabra revelada de Dios”.

Lee el discurso completo del élder Stevenson, “Vuélvanse al libro; confíen en el Señor”.

Élder Dale G. Renlund

Historia familiar

“Reflexionar en la bondad y la misericordia de Dios nos ayuda a llegar a ser más receptivos espiritualmente. A su vez, una mayor sensibilidad espiritual nos permite conocer la verdad de todas las cosas por el poder del Espíritu Santo.

Esto comprende un testimonio de la veracidad del Libro de Mormón, saber que Jesús es el Cristo, nuestro Salvador y Redentor personal, y aceptar que Su evangelio ha sido restaurado en estos últimos días”.

Lee el discurso completo del élder Renlund, “Considerad la bondad y la grandeza de Dios”.

Élder Gerrit W. Gong

élder gong

“el Libro de Mormón es evidencia tangible de lo que es pertenecer al convenio. El Libro de Mormón es el instrumento prometido para el recogimiento de los hijos de Dios que se profetizó como un nuevo convenio. 

Al leer el Libro de Mormón, por nuestra cuenta y con otras personas, en silencio o en voz alta, podemos preguntar a Dios “con un corazón sincero, con verdadera intención, teniendo fe en Cristo” y recibir, por medio del poder del Espíritu Santo, la confirmación de Dios de que el Libro de Mormón es verdadero. 

Esto incluye la certeza de que Jesucristo es nuestro Salvador, que José Smith es el Profeta de la Restauración, y que la Iglesia del Señor se llama por Su nombre: La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días”.

Lee el discurso completo del élder Gong, “Pertenecer al convenio”.

Élder Ulisses Soares

“A través de… experiencias invaluables, el Libro de Mormón se convirtió en la piedra clave que sostiene mi fe en Jesucristo y mi testimonio de la doctrina de Su evangelio. Llegó a ser uno de los pilares que me testifica del divino sacrificio expiatorio de Cristo.

Se convirtió en un escudo durante toda mi vida contra los intentos del adversario para debilitar mi fe e inculcar incredulidad a mi mente y darme valor para audazmente declarar al mundo mi testimonio del Salvador”.

Lee el discurso completo del élder Soares, “La salida a luz del Libro de Mormón”.

Fuente: ldsliving.com

 

| Profetas Modernos
Publicado por: Sabina Mujica Estrada
Graduada de Turismo, Hotelería y Gastronomía, apasionada por los libros y los idiomas, profesional armando rompecabezas.
seminario
Se anuncian cambios para Seminario en el 2021
ángeles
¿Cómo son realmente los ángeles?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *