La interesante historia sobre la creación de la estatua del Ángel Moroni

templos

Desde su aparición a José Smith, de 17 años, la noche del 21 de setiembre de 1823, el Ángel Moroni ha sido una figura central y un símbolo de la restauración continua de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

Durante 127 años en la cima de la torre más alta del Templo de Salt Lake, la hermosa estatua dorada del Ángel Moroni sobrevivió a un tornado de magnitud F2 en 1999, que afortunadamente no causó daños a la Manzana del Templo.

También te puede interesarRetirarán la estatua del ángel Moroni del Templo de Salt Lake City

Terremoto de magnitud 5,7

El 18 de marzo de 2020, justo después de que se comenzaran las mejoras y las renovaciones sísmicas del Templo de Salt Lake el 2 de enero de 2020, un terremoto de magnitud 5,7 sacudió Utah, el epicentro fue cerca de Magna, que está a solo 16 km del Templo de Salt Lake City.

La estatua del Ángel Moroni pareció inmune a cualquier signo del clima o daño sísmico durante más de 100 años.

Sin embargo, después del terremoto del 18 de marzo, la trompeta de la estatua del ángel se cayó y algunas de las piedras de respaldo de la estatua se movieron.

El diseño y la construcción del Templo de Salt Lake

Brigham Young comenzó el diseño y la construcción del Templo de Salt Lake inmediatamente después de llegar al Valle del Lago Salado en 1847. Solo dos días después de explorar el valle: “Brigham Young se detuvo de repente y clavó su bastón en el suelo y exclamó: ‘¡He aquí el lugar donde se levantará el Templo de nuestro Dios!’”

En su último discurso de la Conferencia General titulado “Un buen fundamento para el tiempo que está por venir”, el Élder Gary. E. Stevenson describe en detalle el diseño y la construcción del Templo de Salt Lake, incluidos los problemas modernos relacionados con la mejora de su capacidad para resistir grandes terremotos.

Como profetizó Isaías, “será establecido el monte de la casa de Jehová como cabeza de los montes” (Isaías 2: 2).

En la Conferencia General de abril de 1851, el apoyo a la moción para “construir un templo en nombre del Señor” fue unánime, y dos años después, en abril de 1853, el sitio fue dedicado por Heber C. Kimball, con la participación de miles de personas.

Centro de Conferências

El Élder Stevenson citó del informe del Obispado Presidente a la Primera Presidencia, así como sus propias observaciones sobre el proceso de construcción de este magnífico templo.

Al repasar este breve relato, me maravilla la videncia de Brigham Young: en primer lugar, al asegurarse de que, en la medida de lo posible y con los métodos de construcción disponibles en esa época y lugar, el Templo de Salt Lake se construyera de forma que pudiera resistir durante todo el Milenio; y, en segundo lugar, al profetizar acerca de la proliferación de futuros templos en todo el mundo, incluso por centenares.

Se utilizaron los mejores recursos de ingeniería, mano de obra especializada, materiales de construcción, mobiliario y otros recursos disponibles de esa época… El exterior de granito y los travesaños y las vigas de soporte del suelo interior se encuentran en buen estado. Hay estudios recientes que confirman que el lugar escogido por Brigham Young para el templo tiene un suelo muy bueno y cualidades de compactación excelentes”.

Como recordarán, el presidente Brigham Young participó personalmente, y con gran detalle, en la construcción de los cimientos originales del templo, que han sido de gran utilidad para este desde su finalización hace 127 años. El nuevo paquete de mejoras antisísmicas propuesto para el templo utilizaría una tecnología de aislamiento de la base, algo que ni siquiera se podría haber pensado en el momento de su construcción. Se considera que estas mejoras representan la ingeniería más novedosa y avanzada para la protección contra terremotos.

Durante los próximos años, ruego que permitamos que estas mejoras que se hagan en el Templo de Salt Lake nos conmuevan e inspiren, individualmente y en familia, para que también nosotros —metafóricamente— estemos “edificados de manera que resistamos durante todo el Milenio”.

Así lo haremos conforme llevemos a cabo el encargo del apóstol Pablo de ir “atesorando para [nosotros] un buen fundamento para [el tiempo que está] por venir, que eche[mos] mano de la vida eterna”.

La implementación de la “tecnología de aislamiento de la base”, la más reciente de las mejoras sísmicas, garantizará que el Templo de Salt Lake pueda cumplir la profecía de Brigham Young de que el templo durará hasta el Milenio.

El ángel del templo de Nauvoo y las veletas

Ahora rastreemos el desarrollo del ángel en el templo, desde el Templo de Nauvoo hasta el Templo de Salt Lake.

Las veletas eran muy populares en la cima de los edificios en 1846, cuando se construyó el Templo de Nauvoo.

El diseño del Templo de Nauvoo, con su ángel y veleta en lo alto, preparó el camino para un diseño mucho más complicado para la parte superior de un templo mucho más grande, que se estaba construyendo en Salt Lake City.

Me entusiasmó encontrar un artículo de Church News, que incluía un dibujo arquitectónico de la veleta/ángel simplificado que estaba en la cima del Templo de Nauvoo.

“Comenzó con una veleta en la cima del Templo de Nauvoo, recién terminado en 1846. Con el transcurso de los años, se ha convertido en lo que sin duda es el símbolo más reconocido de la Iglesia”.

Scott Lloyd concluyó su comparación del Templo de Nauvoo y Salt Lake de la siguiente manera:

“Tomó 40 años terminar el Templo [de Salt Lake], sin embargo, cuando se terminó en 1893, los gustos estéticos habían cambiado y ya no se usaban veletas. En cambio, se encargó una escultura de un ángel de pie, con hojas de oro, para adornar la torre más alta del templo”.

Especificaciones de expansión del Presidente Wilford Woodruff

El Presidente Wilford Woodruff quería una estatua más grande del ángel, mucho más compleja y realista que la que se hizo en Nauvoo. Eligió al escultor Cyrus Dallin para proporcionar información sobre cómo sería la obra y qué ángel se debía escoger.

Cyrus Dallin también fue el escultor del Monumento de Brigham Young, ubicado en la acera norte de la intersección entre las calles principales y meridionales del Templo de Salt Lake.

El escultor Cyrus Edwin Dallin

Cyrus Dallin nació en Utah y se convirtió en un famoso escultor, conocido principalmente por esculpir indios americanos. Su obra más famosa es “Appeal to the Great Spirit”. Sus obras suman más de 260 esculturas.

“Appeal to the Great Spirit”, la obra más conocida de Cyrus Dallin, fue esculpida en 1908 y se encuentra en el Museo de Bellas Artes de Boston.

¿Cómo se escogió al Ángel Moroni?

En 1890, el Presidente Wilford Woodruff le pidió a Cyrus Dallin que esculpiera una estatua de un ángel para el templo. Dallin también recomendaría un ángel específico para ser representado.

“Dallin estudió las Escrituras para inspirarse en qué esculpir y se basó en Moroni, el último profeta del Libro de Mormón que también se le apareció al profeta José Smith”. Moroni también es considerado el ángel que probablemente cumple la profecía en Apocalipsis 14: 6-7:

“Y vi a otro ángel volar por en medio del cielo, que tenía el evangelio eterno para predicarlo a los que moran en la tierra, y a toda nación, y tribu, y lengua y pueblo, diciendo a gran voz: Temed a Dios, y dadle gloria, porque la hora de su juicio ha llegado; y adorad a aquel que ha hecho el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas”.

El Presidente Woodruff estuvo totalmente de acuerdo con la recomendación de Cyrus Dallin.

“Sobre su experiencia en la creación de la estatua, Dallin dijo: ‘Creo que mi ‘Ángel Moroni’ me acercó más a Dios que cualquier cosa que haya hecho. Me pareció que sabía lo que significa comunicarse con los ángeles del cielo’”.

Un ángel de aproximadamente 4 metros: símbolo de fe

Cyrus Dallin terminó la espectacular estatua dorada del Ángel Moroni en 1892. La estatua se convertiría en la característica principal del templo y un símbolo de identificación de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en todo el mundo.

Hecha de cobre martillado, cubierta de hojas de oro y con un peso de más de una tonelada, la estatua de casi cuatro metros de altura se colocó en la aguja del Templo de 64 metros el 6 de abril de 1892, exactamente un año antes de la dedicación del Templo el 6 de abril de 1893.

Retiro de la estatua del Ángel de Moroni por reparaciones

Se usó una grúa para quitar la estatua del Ángel Moroni de la torre del templo para reparar el daño causado por el terremoto y cualquier otro trabajo de renovación que se debía realizar.

Esperamos con ansias la restauración de la estatua del Ángel Moroni y la renovación de la maravillosa vista del hermoso Templo de Salt Lake.

Una reflexión inesperada mientras nos preparábamos para la conferencia

El inesperado terremoto justo antes de la conferencia y el daño que causó a la estatua de Ángel Moroni del Templo de Salt Lake nos llevaron a reflexionar sobre el significado de esta hermosa obra de arte, junto con su historia y simbolismo.

para o vigor da juventude

Fuente: Meridian Magazine

| Templos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *