La mejor manera de hablar con Dios

orar

La oración es la herramienta más poderosa que tenemos en esta vida.

A través de la oración, hablamos con nuestro Dios. Debido a que Él nos ama, desea saber de nosotros y se regocija cuando nos tomamos el tiempo para hablar con Él.

En la oración, podemos hablar con Dios sobre cualquier cosa: nuestras esperanzas y deseos, nuestros miedos y frustraciones. Al igual que muchos profetas antiguos oraron a Dios, podemos también orar al mismo Dios, quien nos dará respuestas únicas.

Podemos pedirle que nos ayude cuando tenemos problemas, que nos fortalezca cuando nos sentimos débiles y que nos bendiga a nosotros y a nuestros seres queridos cuando pasamos por dificultades.

El antiguo profeta Moroni enseñó:

“Si pedís con un corazón sincero, con verdadera intención, teniendo fe en Cristo, él os manifestará la verdad… por el poder del Espíritu Santo”.

¡Incluso puedes preguntarle a Dios qué siente por ti! Él te mostrará y te ayudará a sentir Su amor por ti si le preguntas con sinceridad y buscas pacientemente Su respuesta.

Así como cuando empezamos a conocer a un amigo al hablar con ellos, de la misma manera llegamos a conocer y desarrollar una relación con nuestro Dios. A medida que dediquemos nuestro tiempo en oración, aprenderemos a comprender a Dios más plenamente y a reconocer Su mano en nuestras vidas más fácilmente.

Recuerda que Dios te conoce y no hay nada que puedas decirle a través de la oración que lo sorprenda o que haga que te ame menos. Eres Su hijo amado, y el amor que Él tiene por ti no cambia. A medida que le ores a Él con frecuencia, lo amarás más y sentirás que Su amor por ti es más fuerte que antes.

Él es real, es nuestro Padre y te escucha, sólo necesitamos orar para sentir Su amor por nosotros.

¿Quieres aprender a comunicarte con Dios y sentir su amor por ti? ¡Envíanos un mensaje en la parte de abajo! Nos encantaría conversar contigo. Nuestro servicio es gratuito. Estamos ansiosos por saber de ti.