Como mormones (o miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días) creemos en Jesucristo.Le adoramos y estamos agradecidos por Su gracia.Sabemos que no hay otra forma de regresar a la presencia del Padre, únicamente por medio de Jesucristo.

Mary-Resurrection-Jesus-Christ-MormonEn el Libro de Mormón, un volumen de escrituras compañero de la Biblia, leemos de Jesucristo:

“Sí, toda rodilla se doblará, y toda lengua confesará ante él. Sí, en el postrer día, cuando todos los hombres se presenten para ser juzgados por él, entonces confesarán que él es Dios; …” (Mosiah 27:31)

En la época de la crucifixión de Jesucristo, algunas personas pudieron haber pensado que habían librado al mundo del Cordero de Dios.Pero no lo hicieron.En el tercer día después de la crucifixión, ¡Cristo se levantó!Él se levantó de la tumba, ¡un ser resucitado!Oh, qué glorioso pensamiento.

Aquí hay una definición de la resurrección fácil de comprender, como lo indica el sitio LDS.org:

“Por causa de la caída de Adán y Eva, estamos sujetos la muerte física, la cual es la separación del espíritu del cuerpo.Por medio de la Expiación de Jesucristo, todas las personas resucitarán y se salvarán de la muerte física (véase 1 Corintios 15:22).La resurrección es la reunión del espíritu con el cuerpo en un estado inmortal, no más sujeto a la enfermedad o muerte” (“Resurrection,” LDS.org).

Después de la resurrección de Jesucristo, hubo muchos que testificaron haber visto al Señor resucitado.Una de las apariciones postmortales de Jesucristo fue registrada en Mateo 28:1-9.Por brevedad, sólo compartiré unos pocos versículos:

“Mas el ángel, respondiendo, dijo…No temáis vosotros; …yo sé que buscáis a Jesús, el que fue crucificado.”

“No está aquí, pues ha resucitado, como dijo…”

“E id pronto y decid a sus discípulos…”

“…fueron corriendo a dar las nuevas a sus discípulos…”

“Y mientras iban a dar las nuevas a los discípulos, he aquí, Jesús les salió al encuentro, diciendo:¡Salve!Y ellas, acercándose, abrazaron sus pies, y le adoraron.” (Mateo 28:1-9).


¡Ellas abrazaron Sus pies!Este es un Cristo resucitado, completo con un cuerpo resucitado – para jamás volver a sufrir la muerte.

Otro testigo fue María.

“Cuando había dicho esto, se volvió, y vio a Jesús que estaba allí; mas no sabía que era Jesús…”

Tan pronto como María descubrió que era el Señor, ella fue para abrazarlo.Pero aquí está lo que Cristo dijo:

“Jesús le dijo:No me toques, porque aún no he subido a mi Padre: mas vé a mis hermanos…” (para el relato completo véase Juan 20:1-18).

Hubo muchas más apariciones post mortales de Jesucristo, donde los individuos lo vieron y (eventualmente) fueron capaces de tocar al Salvador.Todos ellostestificaron del milagro de la Resurrección.

Jesucristo rompió las ligaduras de la muerte; Él venció el pecado para nuestro beneficio.¡Y Él aún vive!José Smith, el profeta de la restauración del evangelio y la Iglesia de Jesucristo, fue un testigo de esto.Es por esto que como mormones adoramos al Señor resucitado.

Para aprender más, visite http://www.mormon.org.

Por Cindy Bezas el 31 de enero de 2008.