Hay ciertos puntos que debemos considerar al responder si Cristo efectivamente estableció Su Iglesia de la misma manera en que José la restauró. Después de todo, es Su Iglesia y no la Iglesia de José Smith o de cualquier otra persona.

También te puede interesar:7 cosas que aún deben suceder antes del fin del mundo

Pregunta

Queridos Abuelo,

Tengo una pregunta acerca de cómo Cristo estableció la Iglesia durante Su vida. En un lapso de 20 años, José Smith restauró completamente la Iglesia con templos, ordenanzas del templo, la obra misional, la obra por los muertos, etc.

¿Por qué Cristo no estableció estas mismas cosas y organizó a las personas para que edifiquen templos y hagan lo mismo cuando estaba en el tierra? Jesús fue mucho más influyente y capaz que José Smith en cuanto a la organización de un pueblo para hacer esta obra.

¿Por qué ninguna de estas cosas, con respecto a la obra por los muertos, el sellamiento en los templos, entre otras, ha sido instituida por Cristo durante Su vida si afirmamos tener el Evangelio completamente restaurado exactamente igual que en los días de Cristo?

Me parece que al menos debió haber tocado estos temas en Sus enseñanzas durante Su vida en la tierra. Por favor ayúdame a entender mejor este tema.

Bryce

Respuesta

Querido Bryce,

Hay varias cosas que debemos considerar al responder tu interesante pregunta. 

Primero, todo lo que sabemos sobre la organización de la Iglesia por el Salvador fue escrito por cuatro escritores: Mateo, Marcos, Lucas y Juan; un libro histórico (Hechos) de Pablo más las catorce epístolas, en su mayoría cartas que ofrecen consejos y asesoramiento a las diversas Iglesias; siete epístolas generales escritas por Santiago, Pedro, Juan y Judas; y un libro profético de Juan.

Estos libros no estaban destinados a ser a una exposición de la organización de la Iglesia, sino que fueron, primordialmente, exhortaciones para los miembros, para que practicasen y obedeciesen el evangelio que habían aceptado. A partir de esas epístolas y narraciones tenemos una idea de cómo estaba organizada la Iglesia en ese tiempo.

En segundo lugar, debemos reconocer las condiciones políticas y sociales existentes en el momento de la organización de la Iglesia por parte del Salvador. En Su época, los judíos estaban en guerra con los romanos, y los romanos tenían el control de la Tierra Santa. Además, no existían los medios de comunicación inmediatos que damos por sentado en la actualidad.

Toda la comunicación realizada era escrita a mano y llevada por mensajeros de un lugar a otro. Asimismo, el viaje era a pie o en burro. Los caballos estaban generalmente reservados para los militares. Además, el ministerio público de Cristo duró sólo tres años, al final de los cuales fue crucificado.

Por lo que no podemos esperar que en esas condiciones se desarrolle de la Iglesia de la misma manera en que ocurrió en la época de José Smith. De hecho, la Iglesia que el Salvador organizó rápidamente entró en apostasía y se perdió por completo.

Eso, por supuesto, no se debió a ninguna limitación en las habilidades de organización del Salvador, sino a las condiciones de ese tiempo. De hecho, todo lo que ocurrió en esos días fue antes revelado en una profecía.

También mencionas que no hay nada en el Nuevo Testamento sobre la obra por los muertos. Sin embargo, esa también fue una doctrina practicada en la Iglesia primitiva. De hecho, Pablo usa el principio y la práctica de la obra vicaria como una prueba de que hay una resurrección. A partir de 1 Cor. 15: 22-29, leemos:

jesus y mujeres del nuevo testamento

“Porque así como en Adán todos mueren, así también en Cristo todos serán vivificados.

Pero cada uno en su debido orden: Cristo, las primicias; luego los que son de Cristo, en su venida.

Entonces vendrá el fin, cuando entregue el reino al Dios y Padre, cuando haya abolido todo imperio, y toda autoridad y todo poder.

Porque es menester que él reine hasta que haya puesto a todos sus enemigos debajo de sus pies. Y el postrer enemigo que será destruido es la muerte.

Porque todas las cosas las sujetó debajo de sus pies. Y cuando dice que todas las cosas le son sujetas, claro está que exceptúa a aquel que sujetó a él todas las cosas.

Pero luego que todas las cosas le sean sujetas, entonces también el Hijo mismo se sujetará al que le sujetó a él todas las cosas, para que Dios sea todo en todos.

De otro modo, ¿qué harán los que se bautizan por los muertos, si en ninguna manera los muertos resucitan? ¿Por qué, pues, se bautizan por los muertos?

Templo de Oakland

Pila bautismal del Templo de Oakland

Tal vez puedas inferir de estas prácticas aceptables de la obra vicaria, que, de hecho, el Salvador organizó la Iglesia en su época de la misma manera, completa y competente, como le fue posible en ese momento.

Después de todo, es SU Iglesia y no la Iglesia de José Smith o de cualquier otra persona. Él es el Señor y Salvador de la humanidad, y los convenios de salvación, con las ordenanzas que los acompañan, fueron hechos por Él.

Todo lo que Él ha hecho fue ejecutado a la perfección. Hombres imperfectos, con el don del albedrío, han llevado a cabo esta obra divina, ya sea para su destrucción después del tiempo del Salvador, o para su glorificación después del tiempo de la restauración.

El Abuelo

Este artículo fue escrito y publicado originalmente por askgramps.org bajo el título “Why didn’t Christ organize the Church during his time as completely as Joseph Smith did?