En lo que James Talmage describe como “brevedad impresionante”, muy poco se ha escrito acerca del joven Jesús en las escrituras.Es comprensible que un buen padre se esforzara por proteger la privacidad de un tierno niño; se deduce que Su amado Padre hizo que los detalles de la edad temprana de este preciado Hijo se mantuvieran confidenciales.

Jesus-Praying -Mother-mormonEn el libro “Jesús el Cristo”, Talmage escribe: “Con un silencio sagrado los escribas inspirados honran la niñez de su Señor.“Dado que se ha revelado tan poco acerca de Sus años de juventud, es importante prestar atención a lo que se ha revelado acerca de la niñez de Jesús y ver su importancia.

Desde el día de Su nacimiento hasta el día en que Jesús empezó Su gloriosa misión, sólo se describen dos sucesos acerca de Su infancia con significativo detalle.Ambos sucesos ocurrieron en la casa de Su Padre – el templo.

La primera visita a la casa de Su Padre sucedió cuando Jesús era un pequeño niño.Debido a que José y María seguían fielmente la ley Judía (Exodo 13: 2, 3), ellos viajaron al templo de Jerusalén “para presentarle [a Jesús] al Señor” (Lucas 2:22-32)

La segunda visita a la casa de Su Padre – el único acontecimiento que describe directamente al Joven de Nazaret–sucedió cuando María y José nuevamente fueron a Jerusalén para observar la fiesta anual de la Pascua Judía.Mientras en Jerusalén, a la tierna edad de doce años, Jesús partió solo, regresando a la casa de Su Padre para realizar los asuntos de Su Padre:

“le hallaron en el templo, sentado en medio de los doctores de la ley, oyéndoles y preguntándoles.Y todos los que le oían, se maravillaban de su inteligencia y de sus respuestas”. (Lucas 2:46,47)

En una forma apropiada, los escasos detalles acerca de la vida de Jesús cuando joven sí dan cuenta de tradiciones Judías esenciales:

1) Circuncisión: un rito sagrado que representa el recibir el convenio de Abraham

2) Bar Mitzvah: la etapa importante en que un joven Judío alcanza la edad legal y es responsable de vivir las leyes de Dios. 

Bar Mitzvah significa “hijo del mandamiento” o “hijo de la ley”.El día en que Jesús fue hallado enseñando en el templo, él claramente demostró Su convenio de ser un “hijo de la ley”, pero lo que fue más importante, ¡Él demostró Su total compromiso de ser el Hijo de un Legislador!

Cuando José y María descubrieron que Jesús no estaba en la compañía viajando de regreso a Nazaret, ellos volvieron a Jerusalén y lo hallaron enseñando en el templo:

“Cuando le vieron, se sorprendieron; y le dijo su madre: Hijo, ¿por qué nos has hecho así? He aquí, tu padre y yo te hemos buscado con angustia. Entonces él les dijo: ¿Por qué me buscabais? ¿No sabíais que en los negocios de mi Padre me es necesario estar?” (Lucas 2: 48,49).

El único acontecimiento registrado acerca de Su juventud señala un tema central y serio: “Yo hago siempre aquellas cosas que lo complacen”.

Con lo poco que se ha escrito acerca de Su juventud, es un preciado privilegio leer las siguientes pocas palabras de la Traducción de José Smith de la Biblia; palabras que describen Sus años juveniles:

“Y sucedió que Jesús creció con sus hermanos, y se volvió fuerte, y esperaba en el Señor para cuando llegase el tiempo de su ministerio. Y servía bajo Su padre, y no hablaba como los demás hombres, ni podía ser enseñado; pues no necesitaba ser enseñado de nadie. Y después de muchos años, la hora de su ministerio se acercó” (Mateo 3: 24-26 Trad. de JS)

Por Matt Moody el 28 de Octubre de 2007.