En las escrituras podemos encontrar consuelo, la fuerza y la paz que buscamos para salir adelante en tiempos difíciles.

Sabemos que la vida es un tiempo de probación y que por ende no todo será felicidad,  tendremos pruebas y desafíos en este mundo.

Sin embargo, el Salvador también nos promete que podemos afrontarlo todo a través de nuestra fe, con la compañía de Jesucristo, gracias a que Él ya ha vencido al mundo. 

Si te encuentras enfrentando tiempos difíciles e inciertos, ¡puedes seguir adelante sabiendo que ya has salido triunfante! 

En esta ocasión te compartiremos algunos versículos de las escrituras que te ayudarán a tener fe en tiempos difíciles. Recuerda, la fuerza y la paz que buscas están a tu alcance gracias a nuestro Salvador, Jesucristo.

También te puede interesar:Después de la desesperanza, nos esperan las tiernas misericordias de Dios

1. Deuteronomio 31: 6

“Esforzaos y cobrad ánimo; no temáis ni tengáis miedo de ellos, porque Jehová tu Dios es el que va contigo; no te dejará ni te desamparará.”

2. Proverbios 3: 5-6

“Confía en Jehová con todo tu corazón, y no te apoyes en tu propia prudencia. Reconócelo en todos tus caminos, y él enderezará tus veredas.”

3. 1 Nefi 11: 17

“Sé que [Dios] ama a sus hijos; sin embargo, no sé el significado de todas las cosas.”

4. Juan 3: 16

“Porque de tal manera amó Dios al mundo que ha dado a su Hijo Unigénito, para que todo aquel que en él cree no se pierda, mas tenga vida eterna.”

5. Filipenses 4: 13

“Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.”

6. Salmo 46: 10

“Quedaos tranquilos, y sabed que yo soy Dios; seré exaltado entre las naciones; exaltado seré en la tierra.”

7. 1 Nefi 9: 6

“Pero el Señor sabe todas las cosas desde el principio; por tanto, él prepara una vía para realizar todas sus obras entre los hijos de los hombres; porque, he aquí, él tiene todo poder para el cumplimiento de todas sus palabras.”

8. Doctrina y Convenios 6: 34,36

“Así que, no temáis, rebañito; haced lo bueno; aunque se combinen en contra de vosotros la tierra y el infierno, pues si estáis edificados sobre mi roca, no pueden prevalecer. Mirad hacia mí en todo pensamiento; no dudéis; no temáis.”

 9. Isaías 41: 10

“No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te fortalezco; siempre te ayudaré; siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia.”

10. 2 Corintios 12: 9-10

“Y me ha dicho: Te basta mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo.

Por lo cual, por causa de Cristo me gozo en las debilidades, en afrentas, en necesidades, en persecuciones, en angustias; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte.

Me he hecho un necio al gloriarme; vosotros me obligasteis a ello, pues yo debía ser alabado por vosotros, porque en nada he sido menos que aquellos grandes apóstoles, aunque nada soy.”

11. Éter 12: 4 

Jesus

“O Jerusalem” por Greg Olsen

“De modo que los que creen en Dios pueden tener la firme esperanza de un mundo mejor, sí, aun un lugar a la diestra de Dios; y esta esperanza viene por la fe, proporciona un ancla a las almas de los hombres y los hace seguros y firmes, abundando siempre en buenas obras, siendo impulsados a glorificar a Dios.”

12. Juan 14: 27

“La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón ni tenga miedo.”

13. Salmo 34: 17-18

“Claman los justos, y Jehová oye y los libra de todas sus angustias. Cercano está Jehová a los quebrantados de corazón, y salva a los contritos de espíritu.”

14. 1 Nefi 17: 13

“También seré vuestra luz en el desierto; y prepararé el camino delante de vosotros, si es que guardáis mis mandamientos. Por lo tanto, al grado que guardéis mis mandamientos, seréis conducidos hacia la tierra prometida; y sabréis que yo soy el que os conduce.”

15. 1 Pedro 4: 12-13

“Amados, no os asombréis del fuego de prueba que os ha sobrevenido para poneros a prueba, como si alguna cosa extraña os aconteciese, antes bien, gozaos en que sois participantes de las aflicciones de Cristo, para que también en la revelación de su gloria os regocijéis con gran alegría.”

16. Doctrina y Convenios 33: 13

“Y sobre esta roca edificaré mi iglesia; sí, sobre esta roca estáis edificados, y si perseveráis, las puertas del infierno no prevalecerán contra vosotros.”

17. 2 Corintios 1: 3-4

“Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre de misericordias y Dios de toda consolación, quien nos consuela en todas nuestras tribulaciones, para que podamos también nosotros consolar a los que están en cualquier tribulación, con la consolación con que nosotros somos consolados por Dios.”

18. 2 Corintios 4: 16-18

“Por tanto, no desfallecemos; antes bien, aunque nuestro hombre exterior se va desgastando, el interior, sin embargo, se renueva de día en día.

Porque esta momentánea y leve tribulación nuestra nos produce un cada vez más y eterno peso de gloria; no mirando nosotros las cosas que se ven, sino las que no se ven, porque las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas.”

19. Moroni 7: 26

“Y después que vino, los hombres también fueron salvos por la fe en su nombre; y por la fe llegan a ser hijos de Dios. Y tan ciertamente como Cristo vive, habló estas palabras a nuestros padres, diciendo: Cuanto le pidáis al Padre en mi nombre, que sea bueno, con fe creyendo que recibiréis, he aquí os será concedido.”

20. 1 Pedro 5: 7

“[Echa] toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros.”

21. Doctrina y Convenios 121: 7

“Hijo mío, paz a tu alma; tu adversidad y tus aflicciones no serán más que por un breve momento.”

Y tú, ¿qué escrituras compartirías para fortaleza, fe y esperanza? ¡Comparte con nosotros en los comentarios!