Annie Schmidt desapareció hace dos años, en octubre de 2016, mientras hacía excursionismo cerca del Río Columbia, Oregon, Estados Unidos. 

Durante la búsqueda de Annie Schmidt, a su madre, Michelle, a menudo se la criticó por internet por no parecer afectada por la desaparición de su hija.

También te puede interesar:La vida después de la muerte – 6 Percepciones sobre el mundo de los espíritus

Pero en el episodio más reciente de All In, Michelle Schmidt, autora del libro recientemente publicado “Carried”, explicó el por qué, y que incluso en el primer día de la búsqueda, sabía que su hija ya había fallecido.

En este episodio, a Michelle se le unen Jon Schmidt, su esposo y pianista de The Piano Guys, y la anfitriona de All In, Jamie Armstrong.

Michelle Schmidt y Annie Schmidt

Jamie Armstrong: Michelle, escribiste en tu libro sobre una experiencia espiritual que tuviste. Creo que fue el día en que comenzó la búsqueda [de tu hija], cuando te diste cuenta de la belleza del paisaje en donde estabas? ¿Nos puedes contar un poco al respecto?

Michelle Schmidt: La búsqueda comenzó [el] viernes por la mañana, y Jon y [uno de mis hijos] Spencer, se dirigieron antes con algunas personas para comenzar la búsqueda, y después me dirigí yo sola [al lugar] en mi auto. 

Estaba conduciendo por el desfiladero de Columbia, y nunca antes había estado allí. Era la primera vez que lo veía, y era algo por lo que Annie estaba muy emocionada de mostrarme porque era algo que ella amaba mucho. 

Mientras conducía, por primera vez miré a mi alrededor y solo noté la belleza del lugar en donde estaba, y fue abrumador.

Annie Schmidt

Annie Schmidt

La noche anterior había estado lloviendo, y ese día estaba fresco y limpio, todavía había un poco de niebla y nubes. Mientras conducía veía los colores, eran simplemente impresionantes, sólo azules y verdes vibrantes y la mezcla de esos colores. 

Estaba tan abrumada que sólo dije en voz alta, sólo dije: “Oh, Annie, ahora entiendo por qué te gusta tanto este lugar”. Y completamente de la nada, ella solo me respondió. Ella me acaba de decir: “Lo sé, mamá. Sabía que te encantaría”. Y era real, hubo una respuesta.

Jamie Armstrong: ¿Sucedió sólo en tu cabeza?

Michelle Schmidt: Estaba en mi cabeza. Sí, no fue audible, pero fue una respuesta clara.

Jon Schmidt: Fue increíble ver cuán segura, la certeza que tenías cuando me lo contaste.

Michelle Schmidt: Ese me dijo, “Oh, ella está en el mundo de los espíritus. Ella acaba de hablar conmigo. Ella es consciente de que yo estoy conduciendo el auto, y me vio y me escuchó. Ella está en el mundo de los espíritus”. Y eso me trajo mucho consuelo, aunque también una gran tristeza, pero, ya no estaba preocupada por ella. 

Michelle Schmidt

Los niños Schmidt

Jamie Armstrong: Ella no está sufriendo en alguna parte.

Michelle Schmidt: Sí, eso fue importante, y eso me permitió lidiar con la búsqueda de una manera muy diferente, en lugar de haber estado muy ansiosa y preocupada por su sufrimiento.

Jamie Armstrong: Y la paz que sentiste, ¿acaso no fue por eso que fuiste un poco criticada en los medios?

Michelle Schmidt: Totalmente, porque en ese entonces estuvimos en todas estas entrevistas, y fueron entrevistas de Televisión en vivo, y estábamos abrumados. Fue tan surrealista, toda la experiencia, por lo que no había pensado en nada, lo que iba a decir. Fue simplemente la cruda verdad.

Lo que sea que dije, fue simplemente a cruda verdad, y salió como lo que pensé, y solo decía: “Siento que ella falleció, y siento que está bien, y estamos buscando su cuerpo.”

El amor de una madre

Michelle Schmidt

Los equipos de búsqueda y rescate pasaron casi un mes buscando a Annie Schmidt el desfiladero del río Columbia, donde se encontró su automóvil. El 11 de noviembre de 2016, se encontraron sus restos donde se cree que cayó durante una excursión cerca de Munra Point en Oregon.

Michelle Schmidt, en el funeral de su hija, habló de la capacidad de Annie para unir a las personas por una causa mayor. Mirando alrededor en la habitación llena de cientos de personas presentes, incluyendo docenas de personas que ayudaron a encontrar el cuerpo de Annie en Oregón, notó que Annie lo había vuelto a hacer.

“Buen trabajo, cariño, estoy orgullosa de ti”, dijo Michelle Schmidt.

Este artículo es una adaptación y fue escrito originalmente por LDS Living y fue publicado originalmente por ldsliving.com bajo el título “Listen: The Remarkable Way Michelle Schmidt Knew Her Daughter Annie Had Died Long Before Her Body Was Found”