El presidente Russell M. Nelson ha extendido una importante invitación a todas las personas en el mundo: realizar un ayuno especial este 29 de marzo para pedir a Dios ayuda y alivio durante la pandemia del COVID-19.

“Como médico y cirujano, tengo una gran admiración por los profesionales de la medicina, científicos y todos los que trabajan incansablemente para frenar la propagación del COVID-19.

También soy un hombre de fe, y sé que durante estos tiempos difíciles, podemos ser fortalecidos y edificados al recurrir a Dios y a Su Hijo, Jesucristo, el Maestro Sanador.

Los invito a unirse conmigo en un ayuno mundial a todos aquellos, cuya salud se lo permita, para pedir por el alivio de los efectos físicos, emocionales y económicos de esta pandemia mundial.

Invito a los miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, donde quiera que estén, y a nuestros muchos amigos, a ayunar y orar este domingo 29 de marzo.”

¿En qué consiste un ayuno?

El ayuno es una práctica común entre los cristianos, y es una manifestación muy grande de fe, ya que se efectúa un sacrificio devoto, personal y voluntario con el objetivo de pedirle a Dios por algo específico. Esto significa la abstención de alimentos y/o bebidas durante 24 horas, uniéndonos en oración desde nuestros hogares para que esta situación termine.

El equipo de masfe.org se une a este ayuno especial, confiando en el Señor y en su amor por cada uno de nosotros.

 

Fuente: newsroom.churchofjesuschrist.org