Los apóstoles sirven como testigos muy especiales de Jesucristo.Como tales, tienen la responsabilidad de llevar el evangelio de Cristo a cada nación.Ellos también, como en los apóstoles de la antigüedad, son responsables de esclarecer las verdades del evangelio cuando surjan malos entendidos.

mormon-leaders-apostlesEl élder Russell M. Nelson es un Apóstol para La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (algunas veces conocida como <st1:personname productid=”la Iglesia Mormona” w:st=”on”>la Iglesia Mormona).El élder Nelson dio un discurso a la iglesia en Noviembre de 2007 en una reunión especial llamada Conferencia General.Su mensaje se tituló “Testigos de las Escrituras”.

El tema del discurso del élder Nelson fue esencialmente que “las escrituras de la Restauración no compiten con la Biblia; ellas complementan a la Biblia”.El discurso sirve como una herramienta para ayudar a las personas, ya sea que sean miembros de la Iglesia o no, a comprender por qué el Señor ha dado más escritura que sólo la que la Biblia contiene.

¿Por qué sería necesario esclarecer esto? Tal vez las personas han malentendido la diferencia entre el propósito de la Biblia y el propósito de las “escrituras de la Restauración”.

La Biblia como un testigo

Básicamente, nosotros como mormones creemos que la Biblia es la palabra de Dios, hasta donde esté traducida correctamente, por supuesto.Hay incontables traducciones de la Biblia y algunas se acercan más al texto original que otras.Como mormones, amamos la Biblia.Reverenciamos sus enseñanzas.Testificamos de su importancia.Su mensaje es urgente, ya que contiene testimonios de muchos diferentes profetas a los hijos de Dios sobre la tierra que se hallaban en el antiguo Israel.

El Libro de Mormón como un testigo

Pero nosotros como mormones creemos que Dios ama a todos Sus hijos.Y exactamente igual como el Señor llamó profetas para la porción de Jerusalén sobre la tierra, el Señor llamó antiguos profetas en las Américas para testificar de Cristo a aquellas personas también.Las palabras de estos profetas conforman el libro de escrituras llamado el Libro de Mormón.Nosotros como Mormones testificamos de la autenticidad de ese libro y su urgente mensaje; se erige como un compañero para la Biblia testificando que Cristo ES realmente el Señor y Salvador de la tierra – y que la salvación sólo puede venir a través de Él y de Él.La gente puede ser capaz de ignorar un testigo, pero añadir otro testigo y el testimonio viene a ser mucho más insistente.Juntos la Biblia y el Libro de Mormón hacen que sea muy difícil negar que el Salvador es real, con tantos antiguos profetas testificando de la realidad de Cristo.

Testigos Adicionales

También como mormones creemos que Dios es todo-poderoso y capaz de llamar profets ahora, como Él lo hizo entonces.Y Él lo ha hecho, empezando primero con José Smith y procediendo después con otros catorce profetas (Presidente Gordon B. Hinckley fue tl 15to profeta para <st1:personname productid=”la Iglesia Mormona” w:st=”on”>la Iglesia Mormona y falleció el 27 de enero de 2008).Se ha llamado a Thomas S. Monson como decimosexto profeta mediante la inspiración de Dios.

Es precisamente a causa del poder del testigo de Jesucristo que nosotros NO sentimos que el Libro de Mormón compita con la Biblia, ni lo hacen ninguno de las otras palabras proféticas dada en estos últimos días.Todos trabajan juntos, algo parecido a las tres bisagras de una puerta – aquellas bisagras mantienen una puerta firmemente en su lugar para que gire funcionalmente.

La Biblia, el Libro de Mormón, la Doctrina y Convenios, etc. todos actúan como “bisagras” de las escrituras para enseñar a los hijos de Dios que Él está allí y actúa a favor de TODOS los hijos de Dios.El poder de Dios no se reduce en Su capacidad de hablar con Sus hijos.Él lo hace hoy en día mediante profetas como lo hizo en la antigüedad.Y es bueno!¿Puede usted pensar en alguna otra época con tantos pensamientos, creencias, y estilos de vida en conflicto? Seguramente Dios tiene una opinión y nos ama lo suficiente para compartirla.ÉL lo hace mediante profetas.¡Qué cosa maravillosa para celebrar!

 

Por Cindy Bezas el 31 de enero del 2008.