Hace 179 años, José Smith anunció los bautismos por los muertos

Bautismo por los muertos

El 15 de agosto de 1840, José Smith reveló una doctrina que es tan importante para nuestras creencias que apenas la pensamos dos veces. Sin embargo, esta doctrina tuvo un gran impacto en las vidas de los Santos de los Últimos Días nuevos: bautismos por los muertos.

El sitio web de la Iglesia explica:

“El 15 de agosto de 1840, poco después de que los Santos se hubieran trasladado al terreno de la futura Nauvoo, Illinois, José Smith predicó un sermón en el funeral de Seymour Brunson, un miembro de la Iglesia. Sabiendo que había una mujer presente que había perdido a su hijo antes de que este pudiera bautizarse, José reveló que ahora los Santos ‘podían representar a los amigos que habían partido de esta vida’ bautizándose por ellos. Citó las antiguas enseñanzas del apóstol Pablo en cuanto al bautismo por los muertos y alentó a los Santos a que se regocijaran ‘porque el Plan de Salvación contemplaba la salvación de todo el que estuviera dispuesto a obedecer los requisitos de la ley de Dios’”.

Por supuesto, los Santos estuvieron felices. Si bien muchos de nosotros hemos tenido conocimiento al respecto durante toda nuestra vida o desde que nos presentaron a la Iglesia, los primeros Santos no estaban seguros del destino de sus seres queridos fallecidos. Así que esta revelación fue una bendición, por decir lo menos.

Ciertamente, José Smith lidió con el dolor al preguntarse a dónde iría un ser querido después de su muerte. El hermano mayor de José, Alvin, se enfermó repentinamente y murió cuando tenía 25 años, dejando a toda la familia Smith completamente devastada. Desafortunadamente, las palabras de un predicador en el funeral de Alvin agravaron esa devastación:

“Cuando Alvin murió, la familia pidió al ministro presbiteriano de Palmyra, Nueva York, que oficiara en el servicio funerario. Como el joven no era miembro de la congregación del ministro, éste afirmó en su sermón que Alvin no podía ser salvo. William Smith, hermano menor de José, comentó: “[El ministro]… dio a entender muy claramente que [Alvin] había ido al infierno por no ser miembro de su iglesia; pero había sido un buen muchacho, y a mi padre no le gustó aquello”.

cielo

También te puede interesarVídeo: ¿Qué son los bautismos por los muertos?

Obviamente, esa experiencia tuvo un impacto muy profundo en José porque, más tarde, cuando recibió una visión del reino celestial, se sorprendió de ver a Alvin ahí.

“En enero de 1836, muchos años después de la muerte de Alvin, José Smith recibió una visión del reino celestial en la cual vio que su hermano, y también su padre y su madre, algún día serían herederos de ese reino, y se maravilló ‘de que [Alvin] hubiese recibido una herencia en ese reino, en vista de que había salido de esta vida antes que el Señor hubiera extendido su mano para juntar a Israel por segunda vez, y no había sido bautizado para la remisión de los pecados’” (D. y C. 137:6).

Afortunadamente, Dios se preocupa mucho por cada uno de Sus hijos y les dará a todos una oportunidad justa e igualitaria de volver a vivir con Él. Debido a esto, somos bendecidos con doctrinas como el bautismo por los muertos.

Al igual que con muchas revelaciones, José no tenía todos los detalles sobre los bautismos por los muertos cuando se reveló la doctrina por primera vez (a menudo, la revelación y los detalles relacionados vienen línea por línea). Por eso, al principio, los Santos realizaron estos bautismos vicarios de una manera un poco diferente a la de hoy en día.

Casi inmediatamente después de que se reveló la doctrina, los Santos comenzaron a realizar bautismos en ríos y arroyos cercanos por amigos, familiares y personajes populares. Los Santos se bautizaban por todos – hombres por mujeres y mujeres por hombres – a diferencia de los bautismos vicarios de la actualidad, que se realizan según el género. Es decir, las mujeres solo se bautizan por las mujeres y los hombres, solo los por hombres.

bautismos

La abogada y autora del libro Wilford Woodruff’s Witness: The Development of Temple Doctrine, Jennifer Mackley, habló sobre la evolución de la comprensión de los Santos con respecto a los bautismos por los muertos en un episodio del podcast popular y Santo de los Últimos Días, LDS Perspectives:

“Las mujeres se bautizaban por los hombres y los hombres por las mujeres. Reitero, no tenían instrucciones detalladas. Entonces, se reveló que los testigos tenían que estar ahí para asegurarse de que se siguieran las instrucciones. Nunca antes hicieron esto”.

A medida que pasaba el tiempo, los Santos aprendieron más sobre los bautismos vicarios. A principios de 1841, José Smith recibió más revelaciones con respecto a que los bautismos por los muertos debían realizarse en los templos. Más tarde, se les dijo que conservaran un registro cuidadoso de cada bautismo vicario. Luego, unos años después, se les informó que los bautismos debían realizarse según el género.

La revelación vino “un poco aquí y un poco allí”, y ahora, casi 180 años después, nos seguimos beneficiando de la hermosa revelación del bautismo por los muertos y del deseo de los Santos de compartir el Evangelio con personas en ambos lados del velo.

Esta es una traducción del artículo que fue escrito originalmente por Amy Keim y fue publicado en thirdhour.org con el título “179 Years Ago Today, Joseph Smith Announced Baptisms for the Dead”.

| Historia de la Iglesia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *