Cada 24 de julio, los miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días celebran el Día de los Pioneros, recordando el gran sacrificio que realizaron los primero miembros de la Iglesia.

pioneros

Las dificultades, el sufrimiento, la decepción, el fracaso y la fe, pero que siempre llevaron al triunfo final, han sido la suerte común de los fieles, comenzando con Adán y Eva, hasta Noé, Abraham, Jacob, José, Moisés, Lehi, José Smith, especialmente Jesucristo y todos los que los siguieron. “La fe de los pioneros en Jesucristo fue capaz de llevarlos a través de dificultades y pruebas”, dijo el élder Lawrence E. Corbridge, un Setenta Autoridad General.

El sacrificio refinador

Algunos podrían preguntarse por qué los primeros pioneros soportaron voluntariamente las dificultades para reunirse en el oeste de los Estados Unidos. Algunos pueden preguntarse por qué fue necesario que abandonaran sus hogares y sus países de origen.

Historia Mormona

 

Mientras el hermano Webster se encontraba en una clase de la Escuela Dominical, escuchó a varios miembros de la Iglesia criticar a los líderes de la Iglesia por la tragedia de los carros de mano. Incapaz de contenerse, se levantó y testificó de las bendiciones de haber formado parte de la compañía de carros de mano de Martin:

“Les ruego que dejen de criticar. Discuten sobre un asunto que desconocen. Los fríos hechos históricos no significan nada aquí, ya que no proporcionan una interpretación adecuada de las cuestiones pertinentes. ¿Fue un error enviar la compañía de carros tan tarde, en aquella época del año? Sí. Pero mi esposa y yo estuvimos en esa compañía… Sufrimos más de lo que se puedan imaginar, y muchos murieron a causa del frío y del hambre, pero, ¿han escuchado alguna vez a un sobreviviente de esa compañía pronunciar una sola palabra de crítica?

Muchas veces miré a mi alrededor para ver quién estaba empujando el carro, pero no vi a nadie. Sabía entonces que los ángeles de Dios estaban allí.

¿Lamentaba haber decidido venir con carros de mano? No. No, ni en aquel entonces ni en cualquier otro momento de mi vida después. El precio que pagamos para conocer a Dios fue un privilegio pagarlo, y estoy agradecido de que tuve la oportunidad de venir a Sión en la compañía de carros de mano de Martin”.

Pioneros-carros-de-mano

La adversidad nos fortalece

La migración hacia el oeste de los pioneros y su capacidad para hacer que “el desierto florezca como una rosa” a través de todas las dificultades que soportaron es un testimonio de la obra de Dios para reunir a Israel, que continúa hasta hoy, enseña el élder Corbridge y nos hace la siguiente invitación:

“Suceden cosas malas, pero como con los primeros santos, debemos aceptar las realidades de la vida, incluso las más duras; confiemos con la ayuda del Señor para que aguantemos bien; y todas las cosas, tanto buenas como malas, finalmente trabajarán juntas para nuestro bien”.

disciplinados y probados

Podemos ser como aquellos pioneros

El élder Neal A. Maxwell enseño que la adversidad forma parte de nuestro viaje personal en el mundo actual:

“Si somos fieles, llegará el día en que aquellos merecedores pioneros y antepasados, a quienes alabamos con razón por haber superado las adversidades de su viaje por el desierto, alabarán a los fieles de esta época por haber conseguido cruzar con éxito un desierto de desesperación y por haber atravesado un desierto cultural, y aún así conservar la fe”.