¿Las planchas de Kinderhook demuestran que José Smith fue un falso profeta?

Las planchas de Kinderhook fueron “registros antiguos” y falsos que se utilizaron en un intento de exponer a José Smith como un falso profeta a principios de la década de 1840. Los antagonistas de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días afirman que el plan fue un éxito. En este artículo, se presenta evidencias que indican lo contrario.

Hoy hablaremos del misterioso caso de José Smith y las planchas de Kinderhook”.

Es el año 1843. A unos 120 kilómetros al sur de Nauvoo, Illinois, algunas personas, incluidos un par de Santos de los Últimos Días, se encuentran excavando y descubren lo siguiente:

Había seis planchas de cobre con caracteres grabados en la parte delantera y trasera. 

Las imágenes negras de bajo son solo copias de las planchas originales de cobre.

De algún modo, alguien terminó llevando estas planchas a José Smith. En el diario de William Clayton, que fue el escriba personal de José, leemos lo siguiente:

“El presidente José ha traducido una parte [de las planchas] y dice que contienen la historia de la persona con la que fueron encontradas y que él era descendiente de Ham por medio de los lomos del Faraón, rey de Egipto, y que él recibió su reino del gobernante del cielo y la tierra”.

Extraño, ¿cierto?

Clayton incluye esta información en History of the Church. Pero, escribe en primera persona como si el mismo José estuviera hablando, lo que sucedía con algunas obras biográficas de ese entonces. No obstante, la fuente es obviamente el diario de Clayton.

William Clayton

Esta es la única fuente real que tenemos e indica en qué consistía la supuesta traducción parcial de José.

Nunca hubo una transcripción o una publicación de la traducción en ningún lado, a diferencia de sus otras traducciones. Pero, aquí viene el problema:

Llega 1879. El hijastro de Brigham Young, James T. Cobb, que fue separado de la Iglesia, recibe una carta de un hombre llamado Wilbur Fugate. La carta decía lo siguiente:

“Recibí su carta con respecto a esas planchas y diré que son una farsa inventada por Robert Wiley, Bridge Whitten y mi persona. 

Leímos en la profecía de Pratt que ‘la verdad brotaría de la tierra’. 

Decidimos desafiar la profecía mediante una treta… Bridge Whitten cortó algunos trozos de cobre[.] 

Wiley y yo hicimos los jeroglíficos: Hicimos impresiones en cera de abeja, las llenamos con ácido y las pusimos en las planchas”.

A pesar de esto, según el autor de Rough Stone Rolling, Richard Bushman:

“Los historiadores de la Iglesia siguieron insistiendo en la autenticidad de las planchas de Kinderhook hasta 1980”.

Eso sucedió porque en 1980, la Sociedad Histórica de Chicago analizó una de las planchas de Kinderhook que sobrevivieron y se comprobó lo que dijo Fugate. Las planchas de Kinderhook eran FALSAS.

Aquí es donde los Santos de los Últimos Días comenzaron a enloquecer.

Si José era un verdadero profeta, “¿cómo pudo recibir una ‘traducción’ de planchas falsas?”

Toma un respiro profundo. ¡Ahondaremos un poco más en este tema!

Parley-P.-Pratt

Parley P. Pratt

Leemos otra mención de las planchas de Kinderhook en una carta de Parley P. Pratt:

“Un gran número de ciudadanos ha visto [las planchas de Kinderhook] y ha comparado los caracteres con los del papiro egipcio que ahora se encuentra en esta ciudad”. Asimismo, [Parley P. Pratt] dice que las planchas “están llenas de grabados en idioma egipcio”.

Además, el 30 de mayo de 1843, en el New York Herald, un periodista que no era miembro de la Iglesia dijo: “le llevaron y mostraron [las planchas] a José Smith. Él las comparó en mi presencia con su alfabeto egipcio”.

Se refiere al alfabeto egipcio que lideró William W. Phelps en relación con el papiro egipcio, que a su vez, se asoció con el libro de Abraham.

Este documento se llama GAEL (Gramática y Alfabeto de la Lengua Egipcia). Fue un intento fallido de proporcionar una traducción secular de caracteres egipcios.

Esa es una historia completamente diferente, pero puedes saber más sobre GAEL en josephsmithpapers.org.

Aquí hay una fotografía de una página. Pero, lo que nos interesa es este símbolo, justo aquí. Este símbolo con forma redonda.

Algo similar aparece en una de las planchas de Kinderhook, aquí mismo.

Ahora, recuerda lo que dijo Clayton sobre lo que declaró José acerca de las planchas:

“[Las planchas] contienen la historia de la persona con la que fueron encontradas y que él era descendiente de Ham por medio de los lomos del Faraón, rey de Egipto, y que él recibió su reino del gobernante del cielo y la tierra”.

Comparemos eso con lo que dice GAEL sobre este símbolo: “Honor por nacimiento, poder real por el linaje del Faraón, posesión por nacimiento, alguien que reina en su trono universalmente, poseedor del cielo y de la tierra”.

Además, si fueras un faraón, automáticamente serías descendiente de Ham, por lo que eso también está implícito aquí.

Entonces, tenemos un testigo que dice que José tradujo las planchas de Kinderhook con ayuda de su alfabeto egipcio y en ese documento encontramos la información que William Clayton dijo que estaba en la traducción.

poligamia historia De la Iglesia

Está claro que este no fue un evento sobrenatural, José solo descifró [las planchas] de forma secular, lo que por supuesto se le permitió hacer.

¿José pensó que el registro era auténtico al principio? Probablemente.

El hecho de que nunca hubo una traducción publicada, el hecho de que dejó de intentar traducir las planchas después de la parte que revisamos, me hace pensar que estas planchas no fueron una prioridad para José.

Tal vez trató de recibir revelación sobre ellas y fracasó, y luego se apoyó en un recurso más secular. O, tal vez no trató de “recibir revelación” en absoluto y se limitó a estudiar las planchas.

Puede que nunca lo sepamos, pero el hecho de que las planchas hayan resultado ser una farsa no me molesta.

Recursos adicionales

¿Quién fue José Smith?

¿Cómo José Smith tradujo exactamente el Libro de Mormón?

¿En qué parte de la Biblia se menciona el Libro de Mormón?

 

| Historia de la Iglesia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *