Con el inicio de las Puertas Abiertas del Templo de Roma Italia, marcando otro de los momentos históricos de la Iglesia, recordamos la historia de la Iglesia en Italia. 

En 1843, Joseph Toronto (nacido Giuseppe Taranto) se convirtió en el primer converso italiano conocido de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días cuando fue bautizado en Boston, Massachusetts. 

Primer miembro de la Iglesia en Italia

En 1849, Toronto fue uno de los primeros misioneros en su tierra natal cuando acompañó al apóstol de la Iglesia Lorenzo Snow y otros a abrir una misión de la Iglesia. Esta primera misión tuvo una corta duración y fue cerrada en 1867, no obstante algunos conversos permanecieron.

lorenzo snow

Lorenzo Snow

También te puede interesar:Estas fotos nos dan un primer vistazo al interior del Templo de Roma, Italia

Vincenzo di Francesca, un nativo de Sicilia, ejemplificó la fidelidad de los primeros miembros de la Iglesia. En 1910, era un ministro protestante en la ciudad de Nueva York cuando encontró un libro sin título. Leyó el libro, el cual le era parecido a la Biblia. Cuando terminó de leerlo, oró y recibió la confirmación de que era una obra de Dios. Su corazón, compartió él, palpitaba “como si fuera a hablar”, y sintió una “alegría suprema que el lenguaje humano no admite palabras para [describirlo]”.

Vincenzo Di Francesca

El Libro de Mormón que Vincenzo Di Francesca encontró

Di Francesca comenzó a utilizar el libro en su predicación. Cuando sus superiores le pidieron que lo destruyera, él se negó y se le impidió predicar. Más tarde regresó a Sicilia, donde continuó compartiendo el libro tantas veces como pudo.

En 1930, mientras estudiaba un diccionario, encontró un significado para la palabra Mormón. Reconociéndolo como un nombre dentro su misterioso libro, buscó más información y pronto encontró la dirección de la Universidad Brigham Young en Provo, Utah. Escribió una carta a Franklin S. Harris, Presidente de la universidad, quien envío la carta a Heber J. Grant, Presidente de la Iglesia. Di Francesca comenzó a comunicarse regularmente con varios líderes de la Iglesia en Salt Lake City.

Vincenzo Di Francesca

Vincenzo Di Francesca

Durante la Segunda Guerra Mundial, separado de la comunicación con la Iglesia, continuó predicando el Libro de Mormón y otros materiales de la Iglesia, muchos de los cuales tradujo y compartió con las personas a su alrededor. Después de cuatro décadas de espera, di Francesca fue finalmente bautizado el 18 de enero de 1951 en el mar Mediterráneo.

La Iglesia no se restableció en Italia hasta la década de 1950, cuando varios italianos conocieron el Evangelio en otros países y regresaron a casa para compartir el mensaje con sus amigos y familiares. Las primeras congregaciones de habla italiana se formaron en Brescia y Palermo.

Italia roma

En 1966, la misión italiana se reestableció con sede en Roma. La Iglesia progresó de manera constante, y entre 1970 y 1980, la membresía de la Iglesia en Italia aumentó casi ocho veces más. Otro hito se alcanzó en 1981, cuando se organizó la primera estaca (similar a una diócesis) en Italia.

Los Santos de los Últimos Días consideran que la participación en las ordenanzas sagradas del templo es el pináculo de su adoración. Durante muchos años, los miembros italianos viajaron en autobuses al templo más cercano en Berna, Suiza, a menudo a un gran costo personal; aún así los miembros en Italia anhelaban tener un templo en su tierra natal. 

 

Durante la Conferencia General de la Iglesia el 4 de octubre de 2008, Thomas S. Monson, Presidente de la Iglesia, anunció planes para construir un templo en Roma. Miles de miembros de la Iglesia en Italia, viendo la transmisión vía satélite en sus centros de reuniones locales, aplaudieron, intercambiaron abrazos y se regocijaron. 

“Todos gritamos”, informó Massimo De Feo, quien se desempeñaba como Presidente de la Estaca Roma Italia. Describió la reacción como lo que “se puede esperar ver en un campo deportivo durante una victoria de último segundo.”

templo de roma italia

El anuncio del templo fue uno de los varios indicios de la fundación cada vez más firme de la Iglesia en Italia. 

En 2012, la Iglesia recibió una intesa. Este acuerdo con el gobierno italiano otorga a la Iglesia protecciones bajo la constitución italiana, incluida la libertad para continuar su misión mundial y el reconocimiento de los líderes de la Iglesia como clérigos.

Templo de Roma

Actualmente, hay más de 25,000 miembros de la Iglesia en Italia en 101 congregaciones.

Fuente: Mormonnewsroom