3 datos curiosos sobre la edición original del Libro de Mormón

libro de mormón

El Libro de Mormón es un registro de escrituras sagradas que testifican de nuestro Salvador Jesucristo, pero ¿sabías que se han realizado varios cambios con respecto al manuscrito original que tradujo José Smith?

También te puede interesar: ¿Por qué no podemos demostrar que El Libro de Mormón es verdadero?

Signos de puntuación

El Libro de Mormón Primera Edición

Una investigación por parte de los historiadores de la Iglesia revela que se realizaron entre 30 y 35 mil cambios en el manuscrito original, la mayoría centrados en la puntuación.

En los “Ensayos sobre temas del Evangelio” de la Iglesia, encontramos la siguiente explicación:

“Puesto que José Smith no indicaba los signos de puntuación, como los puntos, las comas o los signos de interrogación conforme iba dictando, en el manuscrito original no aparecen esos signos.

El tipógrafo insertó posteriormente los signos de puntuación cuando preparó el texto para imprimirlo. 

Con las excepciones de la puntuación, el formato, otros elementos tipográficos y algunos pequeños ajustes necesarios para corregir errores realizados al copiar y por los escribientes, la copia dictada se convirtió en el texto de la primera edición impresa del libro”.

Referencias y pies de página

Las primeras ediciones del Libro de Mormón no contenían los resúmenes de los capítulos, notas al pie de página o referencias en la parte inferior de la página. 

Todo esto se agregó en 1981 para ayudar a los lectores a estudiar a profundidad el Libro y también a relacionar y comparar las escrituras del Antiguo y Nuevo Testamento.

“Otro testamento de Jesucristo”

el libro de mormón

Apenas un año después de haberse realizado cambios importantes en el Libro de Mormón, se agregó el subtítulo “Otro testamento de Jesucristo”. 

En 1982, los líderes de la Iglesia explicaron que el subtítulo ayudaría a aclarar los conceptos erróneos relacionados con El Libro de Mormón. 

“El Libro de Mormón ha sido mal entendido”, dijo el presidente Boyd K. Packer. “Con el subtítulo, [el Libro] ocupa el lugar que debería tener, al lado del Antiguo y el Nuevo Testamento”.

Fuentes: LDS Living

| Historia de la Iglesia
Publicado por: Sabina Mujica Estrada
Graduada de Turismo, Hotelería y Gastronomía, apasionada por los libros y los idiomas, profesional armando rompecabezas.
hombre padre e hijo
5 cosas edificantes que puedes hacer cuando alguien cuestione su fe
élder Uchtdorf
10 poderosos discursos del élder Uchtdorf, nuestro “pastor...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *