Lorenzo Snow: 5 milagros que cambiaron su vida

Como Santos de los Últimos Días tenemos muchos relatos inspiradores, llenos de actos de fe y milagros. Lorenzo Snow fue el quinto presidente de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y en su vida, así como muchos Santos en la historia de la Iglesia, pudo ver la mano del Señor.

Aquí te compartimos cinco milagros de la vida del Presidente Lorenzo Snow.

También te puede interesar: Cuando era un joven obispo, Thomas S. Monson cuidó a 85 viudas

Un camino entre la nieve

Lorenzo Snow

Poco después de ser llamado apóstol, Lorenzo Snow fue llamado a servir una misión en Italia. Para eso tuvo que cruzar a pie llanuras traicioneras. 

Su viaje comenzó en invierno, y una larga y profunda nieve yacía frente a él. Un pequeño viento sopló detrás de él, que aumentó hasta ser lo suficientemente fuerte como para retirar la nieve de su camino. La fuerza del viento, le permitió caminar sobre tierra seca.

Más adelante, durante el mismo viaje, un grupo de doscientos hombres comenzó a perseguir a Lorenzo y al pequeño grupo con el que viajaba.

Estaban armados y parecían listos para atacar. Cuando se encontraron a solo unos pasos de distancia, una descarga eléctrica pareció retumbar entre el grupo deteniéndolos en seco. Lorenzo continuó su camino y cumplió fielmente su misión en Italia.

La obra debe continuar

Lorenzo Snow

La Primera Presidencia de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en 1893. De izquierda a derecha: Lorenzo Snow, Wilford Woodruff y George Q. Cannon

Después de llegar a Italia, Lorenzo Snow se esforzó por encontrar muchos conversos. Se hospedó con la familia de Joseph Gray y comenzó a enseñar a la gente de la ciudad de Piamonte. 

Joseph tenía un hijo de tres años que estaba gravemente enfermo. Lorenzo lo describió como un niño que fue “reducido a un esqueleto”. Lorenzo temía que si el niño moría, la gente de la ciudad lo atribuiría a su hospedaje en la casa de la familia Gray y acabaría con cualquier posibilidad de continuar la obra.

A la mañana siguiente, Lorenzo planeó subir a una montaña local para orar para que el niño se sanara; al salir, la madre del niño gritó diciendo que había muerto. Aún así él se dirigió a la montaña.

Cuando regresó, la madre le informó que el niño no había muerto, pero que todavía estaba muy enfermo. Los misioneros le dieron una bendición al niño. Después de unas horas su salud comenzó a mejorar. 

Esa noche sus padres pudieron descansar por primera vez después de semanas. ¡En unos pocos días, el niño quedó completamente curado!

Una tripulación bendecida

Lorenzo Snow

Después de servir en una misión en Inglaterra, Lorenzo Snow regresó a los Estados Unidos en un barco con muchos de los nuevos conversos Santos de los Últimos Días.

La tripulación del barco era muy unida, le brindaron su generosidad y cortesía a los Santos de los Últimos Días a bordo; sin embargo, ellos no tenían interés en su fe. 

Durante el viaje, uno de los miembros prominentes de la tripulación se enfermó. El hombre era querido por todos a bordo, especialmente sus compañeros de tripulación.

Nada de lo que intentó el capitán mejoró la salud del hombre. La situación empeoró tanto que a altas horas de la noche el capitán despertó a la tripulación para despedir al hombre. 

Una mujer Santos de los Últimos Días estaba despierta. Le preguntó al capitán si podía despertar a Lorenzo para darle una bendición al enfermo. El capitán despidió a la mujer diciendo que era demasiado tarde, pero ella insistió, y el capitán cedió. 

La mujer despertó a Lorenzo, que luego fue al capitán. El capitán nuevamente insistió en que nada podía hacerse, pero permitió que Lorenzo le diera una bendición.

Muy poco después, el hombre se levantó y comenzó a caminar por la cubierta alabando a Dios por su recuperación. El milagro ablandó los corazones de muchos de los miembros de la tripulación, ellos comenzaron a conocer el Evangelio y luego fueron bautizados en la Iglesia.

El consejo de una bendición patriarcal

Presidente Lorenzo Snow a los 53 años de edad.

Más tarde en su vida, Lorenzo Snow, sirvió en Brigham City, Utah. Una joven en su estaca, Ella Jensen, se había enfermado. Lorenzo, preocupado por la joven, oró por ella.

En la mañana del 1 de marzo de 1891, Lorenzo recibió un mensaje de que Ella había fallecido. Él fue a su casa para darle sus condolencias a la familia. Para cuando él llegó, ella ya llevaba dos horas de haber fallecido. 

Estando allí, sintió la impresión de pedir aceite consagrado. Recordó una promesa en su bendición patriarcal de que, de ser necesario, tendría el poder de resucitar a la gente de entre los muertos. 

Lorenzo Snow le dio una bendición a la joven.

Ella Jensen recuerda que sintió que su espíritu abandonaba su cuerpo, contenta de ir al mundo de los espíritus y que vio a su familia llorar su pérdida, pero que luego escuchó a Lorenzo decirle que debía regresar, y eso fue lo que hizo.

Salvado de morir

lorenzo snow

En su viaje a la isla de la Polinesia para corregir algunos problemas de comunicación, Lorenzo Snow, en ese entonces apóstol, se subió a un pequeño bote para realizar el último tramo de su viaje. 

El bote se atascó entre dos olas y se volcó por completo.

Mientras que los compañeros de viaje de Lorenzo pudieron nadar hasta la orilla, tanto él como el capitán permanecieron a la deriva. El capitán, aferrado a una pesada bolsa de plata, fue rescatado por varios nativos de la isla. Nadie pudo encontrar a Lorenzo.

Uno hombre del grupo rescate se sentó encima del bote volcado y con los pies sintió a Lorenzo atrapado debajo. Lo rescató, pero él se hallaba sin vida. Remaron hacia la orilla lo más rápido posible. 

Cuando llegaron a la costa, los élderes que viajaban con Lorenzo, incluido Joseph F. Smith, le dieron una bendición del sacerdocio.

El grupo de rescate rodó barriles sobre su espalda para sacarle el agua. Pero justo cuando ya no había esperanza, los élderes comenzaron a darle respiración de boca a boca. Esto no hubiera sido tan milagroso si es que no hubiera pasado décadas antes de que el RCP (reanimación cardiopulmonar) fuera ampliamente conocida. 

¡La vida de Lorenzo Snow fue salvada por un milagro!

Este artículo fue escrito originalmente por Lds Living Staff y fue publicado originalmente por ldsliving.com bajo el título “5 Miracles in the life of Lorenzo Snow

| Historia de la Iglesia
Publicado por: Sabina Mujica Estrada
Graduada de Turismo, Hotelería y Gastronomía, apasionada por los libros y los idiomas, profesional armando rompecabezas.
Para reflexionar: Un mensaje sobre la verdadera felicidad
alimentos y equipos de bioseguridad
La Iglesia de Jesucristo dona alimentos y equipos de bioseguridad en...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *