Respuesta corta

Encontramos cuatro razones por las que José Smith instituyó la poligamia en las escrituras y las citas de los Profetas Santos de los Últimos Días:

  1. “La primera razón que ofreció el Profeta fue que se necesitaba restaurar el matrimonio plural como parte de la restitución de todas las cosas profetizadas en Hechos 3:19 – 21.”
  2. El segundo propósito para el matrimonio plural fue que proporcionó una prueba especial para los Santos de los Últimos Días en ese tiempo y lugar.
  3. Había espíritus en la vida premortal “que deseaban nacer en familias fieles aquí en la tierra. La poligamia incrementaría esa posibilidad.”
  4. Todos los hijos dignos de Dios que deseen entrar en Su plena presencia en la vida después de la muerte (“exaltación”) deben haber tenido esa oportunidad. El nivel más alto del Reino Celestial requiere un matrimonio eterno (no un matrimonio plural) para entrar en ese estado. Si existieran más mujeres dignas que hombres, algunos se sellarían en matrimonios plurales por elección propia.

También te puede interesar: La increíble visión sobre los templos, que llevaron al final de la poligamia en la iglesia

Respuesta larga

  • Restitución de todas las cosas
matrimonio plural

José Smith y Emma Smith

La primera razón que ofreció el Profeta fue que se necesitaba restaurar el matrimonio plural como parte de la “restitución de todas las cosas” profetizada en Hechos 3:19 – 21. Esta necesidad de la restauración se menciona en la sección 132: “Yo soy el Señor tu Dios… Porque te he conferido las llaves y el poder del sacerdocio, por medio de lo cual restauro todas las cosas” (v. 40; véase también 45).

Por ejemplo, Benjamin F. Johnson recordó en 1903: “En 1835 en Kirtland me enteré por el esposo de mi hermana, Lyman R. Shirman, que era cercano al Profeta, y lo recibí de él. Que la antigua orden del matrimonio plural debía ser practicada nuevamente por La Iglesia.”

Se podría sostener que esta fue la única razón que José Smith necesitó dar alguna vez. Simplemente tenía que decir: “Los patriarcas del Antiguo Testamento practicaron la poligamia y la estoy restaurando.” No había necesidad de una explicación teológica detallada y compleja sobre el matrimonio eterno y celestial.

  • Prueba especial

matrimonio plural

Un segundo propósito para el matrimonio plural fue que proporcionó una prueba especial para los Santos de los Últimos Días en ese tiempo y lugar. Probó su fe y les trajo experiencias valiosas. En el pasado, Dios pidió que obedeciéramos mandamientos específicos que no se requerían a otros pueblos ni en otros tiempos. Por ejemplo, a los hijos de Israel se les dio la Ley de Moisés, que era cumplida en el tiempo de Cristo.

Retrocediendo aún más, Abraham recibió la Ley del Evangelio, que incluía la práctica de la circuncisión, pero ya no se requiere. Una de las esposas plurales de José Smith, Helen Mar Kimball, recordó: “El Profeta dijo que la práctica de este principio sería el desafío más difícil que los Santos de los Últimos Días tendrían alguna vez para probar su fe.”

Brigham Young explicó en 1855: “Predije, cuando primero José Smith dio a conocer esta doctrina, que sería una prueba y una fuente de gran preocupación y ansiedad para los hermanos y ¿qué sucede con eso? Tenemos que ceñir nuestros lomos y cumplirlo, al igual que cualquier otro deber.”

La prueba y la oportunidad relacionada con las bendiciones de la obediencia fueron retiradas por medio del manifiesto de 1890. En ese documento, el Presidente Wilford Woodruff, el único hombre que poseía las llaves de sellamiento que debía autorizar todos matrimonios eternos válidos, declaró que el mandamiento de practicar el matrimonio plural ya no era obligatorio para los Santos de los Últimos Días. A partir de ese momento, debían vivir la monogamia como los santos del Libro de Mormón.

  • Otorgar una familia a los espíritus fieles

matrimonio plural

La tercera razón que José Smith dio para el establecimiento del matrimonio plural trata sobre la existencia premortal. Enseñó que todos vivimos en ese reino como espíritus antes de venir a la tierra. Entre esos espíritus hubo muchos que eran “nobles y grandes,” (Abraham 3:22) que desearon nacer en familias fieles aquí en la tierra. La poligamia aumentaría esa posibilidad.

La revelación sobre el matrimonio celestial afirma: “[Las esposas plurales] son dadas a él [su esposo] para multiplicarse y henchir la tierra, de acuerdo con mi mandamiento… a fin de que engendren las almas de los hombres.” (DyC 132: 63).

Charles Lambert de Nauvoo recordó una enseñanza del Profeta: “Hay miles de espíritus que han estado esperando venir en este día y generación. El medio correcto es a través del sacerdocio, un camino se debe proporcionar; el tiempo ha llegado y ellos tienen que venir.”

Helen Mar Kimball estuvo de acuerdo: “Se le reveló [a José Smith] que existían miles de espíritus, que todavía no habían nacido, que esperaban ansiosamente el privilegio de descender para tomar tabernáculos de carne, para que su gloria se pudiera completar.”

Desafortunadamente, algunos autores han retratado la reproducción sexual – para “multiplicar y henchir la tierra” – como la razón principal del matrimonio plural. Fue una de diversas razones para la restauración de la poligamia, pero no es la más importante.

  • Permitir a todos los espíritus la oportunidad de la exaltación

matrimonio plural

La cuarta razón de José Smith por la que se necesitaba restaurar el matrimonio plural reduce las otras tres explicaciones en significado ya que trata sobre la eternidad. DyC 132: 16 – 17 señala que los hombres y las mujeres que no se sellan en matrimonios eternos en esta vida (o de manera vicaria más adelante) experimentan penas mayores que el simple divorcio eterno de sus cónyuges legales al morir.

Estos dos versículos explican que dichos individuos son “nombrados ángeles en el cielo” para ser “siervos ministrantes” de los seres resucitados más dignos. “Permanecen separada y solitariamente, sin exaltación, en su estado de salvación.” En otras palabras, “exaltación,” el nivel más alto de salvación, requiere el matrimonio eterno. Ninguna persona soltera puede ser exaltada según las enseñanzas de José Smith.

La revelación (DyC 132) anticipa más mujeres dignas que hombres así como aprueba una pluralidad de esposas (v. 34, 37–39, 52, 55, 61–65) y desaprueba una pluralidad de esposos (v. 41–42, 61–63). Especialmente, el versículo 63 señala que una pluralidad de esposas es “para su exaltación en los mundos eternos.”

La poligamia en la forma de “pluralidad de esposas” se necesita en la eternidad y por lo tanto, debe ser practicada por algunos de los seguidores de Dios en la tierra. Si bien no se necesita que todos los hombres se sellen a esposas adicionales, algunos lo harán. Orson Pratt reconoció esto: “Así lo ven en el mismo momento en que admitimos la eternidad del matrimonio… la pluralidad necesariamente se presenta… la pluralidad de esposas necesariamente debe existir en la eternidad.”

La sección 132 sostiene que la eternidad fue el enfoque principal de la teología del matrimonio de José Smith en lugar de la pluralidad o sexualidad. De hecho, el matrimonio eterno, no el matrimonio plural, fue la doctrina más elevada que enseñaba el Profeta. El objetivo fundamental de la poligamia era permitir que todas las mujeres dignas fueran selladas eternamente a un esposo, haciéndolas dignas de la exaltación.

Artículo originalmente escrito por y publicado en mormonhub.com con el título “Why Did Joseph Smith Institute the Practice of Polygamy?