Élder Bednar en la G20: La importancia de la religión durante la pandemia mundial

élder Bednar en G20

El élder David A. Bednar, del Cuórum de los Doce Apóstoles, dijo el miércoles 14 de octubre de 2020 que el etiquetado de la religión como una actividad no esencial por parte de algunos gobiernos ha colocado un obstáculo desafortunado en el camino hacia la recuperación durante la pandemia mundial por COVID-19.

La gran influencia de la religión

Sin duda, dijo el Apóstol, las actividades religiosas deben limitarse cuidadosamente cuando sea necesario. La seguridad individual es siempre una preocupación fundamental, pero dijo a unos 500 líderes religiosos y políticos reunidos virtualmente para el séptimo Foro Interreligioso del Grupo de los 20 (G20), “cómo los funcionarios seculares entienden la religión y las personas religiosas influye profundamente en cómo tratan a las instituciones religiosas y a los creyentes en una época de crisis. Cuanto más profundo y respetuoso sea el entendimiento, más legítimas y efectivas pueden ser las respuestas de política pública”.

Este es un mensaje clave para el Foro Interreligioso del G20 porque la organización busca soluciones a los problemas globales a través de la colaboración con una amplia variedad de líderes religiosos y políticos. Las recomendaciones de esta reunión de cinco días se presentarán en noviembre al G20, presidido este año por el Reino de Arabia Saudita. El G20 reúne a los líderes de las principales economías del mundo. Es el principal foro de cooperación económica internacional.

Lo que deben entender los líderes gubernamentales sobre la religión

Entonces, ¿qué deberían entender los funcionarios gubernamentales sobre el papel de la religión, tanto en la sociedad como en la vida de cada creyente? Las comunidades de fe ayudan a miles de millones de personas a encontrar significado y propósito, dijo el élder Bednar. Transmiten “verdades morales y sociales a la próxima generación”. Éstas, agregó, son funciones vitales.

La libertad religiosa en el Derecho internacional

Por eso, señaló el élder Bednar, la libertad religiosa está reconocida en el Derecho internacional como un derecho “inderogable” (véase, por ejemplo, el artículo 18 de la Declaración Universal de Derechos Humanos y esta carta de la Comisión de Libertad Religiosa Internacional de los Estados Unidos). “No derogable” significa que la religión es una libertad que es inviolable, incluso en situaciones de emergencia.

Una comprensión adecuada y un respeto por los grupos religiosos pueden generar importantes beneficios para toda la comunidad, dijo el élder Bednar. Este enfoque puede fomentar la confianza y aprovechar los vastos recursos que poseen los organismos religiosos, incluido el capital social.

“Muchos líderes religiosos ya han pedido a sus miembros que hagan grandes sacrificios por profundo amor y respeto por la seguridad de los demás”, dijo el élder Bednar, cuya sesión plenaria también incluyó comentarios de representantes de las religiones católica, judía y musulmana. “Reconocer y respetar esos sacrificios y buscar una mayor cooperación y adecuación es el camino a seguir”.

La ayuda de la Iglesia de Jesucristo durante la pandemia

Vale la pena señalar varios ejemplos de ayuda religiosa fructífera durante la pandemia, no mencionados por el élder Bednar. Estos incluyen a los Santos de los Últimos Días que ayudaron a producir 5 millones de mascarillas faciales para los trabajadores de atención médica de primera línea en Utah; Las organizaciones benéficas de los Santos de los Últimos Días ayudaron a financiar la distribución global de suministros críticos del Programa Mundial de Alimentos durante la pandemia; y muchos más casos de Santos de los Últimos Días que llevan ayuda para la pandemia a sus comunidades locales en Finlandia, Hong Kong, Filipinas y otros lugares.

La religión puede calmar el temor

Los grupos religiosos también pueden ayudar a combatir la desinformación, dijo el élder Bednar, al desacreditar rumores, calmar los temores y facilitar el intercambio de información precisa.

“Respetar la dignidad de las personas religiosas genera importantes dividendos”, dijo. “¡Pero estas poderosas oportunidades y beneficios son posibles solo si los funcionarios reconocen que para los creyentes y sus comunidades de fe la religión es esencial para su identidad y ser!”

“Mi esperanza y oración”, concluyó, “[es] que los funcionarios del gobierno y los líderes religiosos puedan responder colectivamente al COVID-19 de manera que protejan la salud física y espiritual.”

El tercer apóstol en una G20

El élder Bednar es el tercer apóstol y el cuarto líder de la Iglesia en participar en el Foro Interreligioso del G20. El élder D. Todd Christofferson y la hermana Sharon Eubank (la última de Caridades Santos de los Últimos Días) hablaron en el evento de 2018 , organizado por Argentina. Y el élder Gerrit W.Gong se unió a la hermana Eubank en la reunión de 2019 , organizada por Japón.

La hermana Eubank hablará el sábado 17 de octubre de 2020 por la mañana, el último día de la reunión interreligiosa, en una sesión plenaria sobre el importante papel de las comunidades de fe tras los desastres naturales.

Mire aquí la participación completa del élder Bednar en la G20, traducida al español

| Titulares
Publicado por: Melody Mejia
Con estudios en Comunicaciones y leyes. Apasionada por el teatro, el cine, y la fotografía. Es directora de los escritores en español para More Good Foundation en Latinoamérica.
Quiz: ¡Pon a prueba tu conocimiento sobre Adán y Eva!
pérdida
Cómo con la ayuda de Dios pude sobrellevar la pérdida de mi bebé

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *