Definitivamente el Élder Jeffrey R. Holland es uno de los apóstoles más directos en estos tiempos. Así lo demostró ayer, 30 de Mayo de 2019 en un devocional para Jóvenes Adultos Solteros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en México.

Estás dejando de ser joven para ser adulto

El Élder Holland declaró: “Uno de mis llamados esta noche es: estamos en movimiento, estamos en un punto donde estamos dejando de ser solteros, [dejando] lo joven y nos estamos convirtiendo en adultos y en un sentido, en vez de preguntar qué es lo que la Iglesia va hacer por mi será qué puedo hacer yo por la Iglesia, y qué puedo hacer por alguien más. Cómo puedo moverme de la dependencia a la independencia. Hay que dejar de ser dependientes para ser independientes. Si puedo hacer eso a mi edad entonces puedo cambiar el mundo”.

élder Holland en México.

Los mejores misioneros

En el edificio de la Manzana del Templo en la Ciudad de México, el Élder Holland les dijo a los jóvenes:

“Una cosa que quiero decirles, inherente en todo esto, deben ser los mejores misioneros que puede haber en esta Iglesia. Porque las personas que ustedes conocen también se están moviendo de la dependencia a la independencia, a la autosuficiencia”.

Agregó: “De todo lo que pueden hacer por la Iglesia no hay oportunidad u obligación mayor que el ser misioneros, en el mejor sentido de la palabra: vivir el evangelio, diciendo las palabras correctas, teniendo los hábitos correctos, teniendo el espíritu, siendo limpios y compartiendo de esto [el Evangelio] con alguien más”.

 

Una promesa especial

“Prométanme que siempre correrán la carrera que corran en la dirección correcta, que estarán en el equipo correcto, no habría nada peor en este mundo que el que ustedes corrieran y corrieran en el camino equivocado”, suplicó el Élder Holland a la multitud de jóvenes adultos solteros.

En este devocional, el Élder Holland estuvo acompañado del Élder Arnulfo Valenzuela y su esposa Silvia Pilar; Élder Rafael E. Pino y su esposa Patricia; Élder Helamán Montejo y su esposa; y Élder John C. Pingree Jr.

 

Fuente: Sala de Prensa en México