Un hombre de 28 años invadió, la mañana de este domingo (2 de diciembre, 2018), un centro de reuniones de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en el Sector Colina Azul, en Aparecida de Goiânia, Brasil.

La Policía Militar informó a G1 (sitio de noticias) que el individuo ingresó a la iglesia con dos cuchillos e hirió a cuatro fieles durante la sacramental (reunión domincal).

“Los testigos relataron que él metió el pie en la puerta, entró y  dijo: ‘Va a morir todo el mundo’ para luego apuñalar a quien estaba al frente “, contó el sargento Willian Moraes.

Heridos

El crimen ocurrió alrededor de las 10.30 de la mañana en La Iglesia Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (mormones). De acuerdo con los policías, de los cuatro feligreses heridos, uno de ellos fue alcanzado al intentar contener al muchacho.

La situación causó pánico a quienes estaban en la capilla. “No se espera ese tipo de acción, aún más dentro de una iglesia. Algunas personas corrieron, dijo el sargento. Los heridos tienen 31, 33, 40 y 42 años, siendo dos los más afectados debido a las heridas punzo conrtantes.

Los socorristas llevaron a los demás heridos al Hospital de Urgencias de Aparecida de Goiânia, Brasil. La unidad de salud informó que tienen un cuadro regular. El paciente de 31 años debe ser trasladado a Hugo para pasar por una cirugía vascular en la muñeca derecha, donde fue herido.

Prisión al responsable

Los policías arrestaron al criminal y lo llevaron al 1º Distrito Policial de Aparecida de Goiânia para el registro del delito. Según el sargento, el hombre dijo pocas palabras y contó que tomó dicha actitud después de ver un vídeo en internet .”Él vio un vídeo que Dios maldecía a los negros y los calvos”. Como él es un poco calvo, resolvió entrar en la iglesia con dos cuchillos y apuñalar a todo el mundo “, dijo el sargento.

Según la PM, el hombre puede ser condenado por lesión corporal grave o intento de homicidio. Los policías civiles de turno definen aun el crimen. Fuente: G1 Goiás.

Seguridad en las Capillas

Las capillas de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en Brasily en todo el mundo son seguras, dichas iglesias estan redeadas de cercas o muros, muchas de ellas con sistema de alarma y hasta seguridad contratada. Todas las licencias se obtienen antes de que una capilla mormona entre en funcionamiento y todas las personas son bienvenidas – atentados como éste que ocurrido en Goiânia, Brasil desafortunadamente pueden suceder en cualquier lugar. Se alienta a los miembros a hacer sentir bienvenidas a todas las personas. El Liderazgo local y de Área proveerá ayuda para las familias y cooperará con las Autoridades.

¿Por qué el Señor permitió esta tragedia?

Hablando sobre las adversidades de la vida, el Presidente Spencer W. Kimball, que fue Presidente de la Iglesia de Jesucristo, dijo:

El Señor es omnipotente, con todo el poder para controlar nuestra vida, ahorrarnos de dolores, evitar todos los accidentes, guiar todos los aviones y coches, alimentarnos, protegernos, liberarnos de trabajo, esfuerzos, enfermedades y librarnos incluso de la muerte, si lo desea. Pero él no lo hará.

Debemos comprenderlo y darnos cuenta de cómo sería insensato proteger a nuestros hijos de todos los esfuerzos, decepciones, tentaciones, tristezas y sufrimientos. La ley básica del evangelio es el libre albedrío y el progreso eterno.

Si todos los enfermos por quienes oráramos fueran curados, si todos los justos fueran protegidos y los inicuos exterminados, todo el plan del Padre sería anulado y el principio básico del evangelio, el libre albedrío, sería destruido. Nadie necesitaría vivir por la fe. “(Enseñanzas de los Presidentes de la Iglesia: Spencer W. Kimball, capítulo 2:” Tragedia o Destino “)

Otro apóstol afirmó: “Ningún dolor que sentimos, ninguna prueba que vivimos es vana. Con ellas aprendemos a desarrollar cualidades como la paciencia, fe, fuerza y humildad. Todo el sufrimiento y todas las cosas por las que pasamos, especialmente cuando son soportadas con paciencia, edifican el carácter, purifican el corazón, engrandecen el alma y nos hacen más sensibles y cariñosos, más dignos de ser llamados hijos de Dios. (…) Y es por medio de la tristeza y del sufrimiento, del trabajo arduo y de la tribulación que alcanzamos el conocimiento que venimos a adquirir aquí y que nos hará más semejantes a nuestro Padre y Madre Celestiales … “. (Elder Orson F. Whitney, Improvement Era, marzo de 1966, “Tragedy or Destiny”

Fuente: maisfe.org