En respuesta a las recientes preguntas de los medios de comunicación sobre la donación de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y el apoyo a los esfuerzos de la comunidad relacionados con el suicidio, la intimidación y la falta de vivienda, la Iglesia de Jesucristo ha proporcionado la siguiente declaración:

“Seguimos comprometidos a apoyar los esfuerzos de la comunidad en todo el mundo para prevenir el suicidio, la intimidación y la falta de vivienda. Toda persona joven debe sentirse amada y cuidada por sus familias, sus comunidades y sus congregaciones. Podemos unirnos, aportar nuestras perspectivas y creencias, y hacer que cada comunidad sea un lugar seguro para todos.

El mensaje de Dios es de esperanza, y queremos que nuestros hermanos y hermanas LGBT sepan que son amados, valorados y necesarios en Su Iglesia.

Se puede hacer mucho bien cuando una comunidad se une para abordar asuntos importantes. Agradecemos los esfuerzos sinceros de muchos que intentan prevenir el suicidio, la intimidación y la falta de vivienda entre los grupos vulnerables, incluidos los jóvenes LGBT. Estamos agradecidos de ser parte del trabajo para encontrar soluciones.”

 

Fuente: mormonnewsroom.org