En la sesión del domingo por la mañana de la Conferencia General el presidente Russell M. Nelson, compartió la nueva declaración promulgada por la Primera Presidencia.

La nueva declaración lleva el nombre de: “La Restauración de la Plenitud del Evangelio de Jesucristo: Una Proclamación para el mundo en el Bicentenario”.

El Presidente Nelson dijo de la primera presidencia:

“Tuvimos la impresión de establecer un monumento, no de granito ni de piedra, sino de palabras. Palabras de proclamación solemne y sagrada, escritas no para esculpirse en tablas de piedra, sino palabras que pudiesen grabarse en tablas de carne y del corazón, de todos los seres humanos”

El presidente Nelson lo llamó una proclamación bicentenaria para el mundo. Dijo que la agitación actual que nos rodeaba por el COVID-19, los terremotos, incendios, inundaciones y plagas han creado una agitación mundial, pero dijo que los altibajos hacen que la verdad del evangelio sea aún más importante.

“La creciente oscuridad que acompaña a la tribulación hace que la luz de Jesucristo brille aún más”, dijo. “Solo piensen en el bien que cada uno puede hacer durante este tiempo de agitación.”