Un hecho que nadie esperó en el devocional de Navidad ofrecido por la Primera Presidencia fue el conmovedor momento en que el presidente Russell M. Nelson de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días contó que recientemente le recordaron las bendiciones que se obtienen al enfocarse en la vida, la misión, la doctrina y la expiación del Señor Jesucristo cuando habló con Lydia Terry, de 12 años de edad.

Presidente Nelson y una niña con cáncer

Una tierna pregunta

El presidente Nelson conoció a Lydia, quien sufre de una forma rara y agresiva de cáncer cerebral, hace unas semanas en su oficina. “Cuando hablamos sobre su vida y lo que está por venir, ella estaba tranquila y en paz. Cuando le pregunté si tenía alguna pregunta, ella respondió rápidamente:‘¿Cómo es el cielo?’

Presidente Nelson y una niña con cáncer

Esta pregunta, dijo el presidente Nelson, condujo a “una conversación sincera sobre el propósito de la vida” y las bendiciones que el Padre Celestial y Jesucristo “han ofrecido a aquellos que los honran y siguen”.

El presidente Nelson dijo que estaba “profundamente conmovido por la fe de Lydia y su familia”. Ella junto a sus padres, Kellie y Stephen Terry de Bountiful, Utah, pudieron asistir al devocional.

Ella sabe que el Señor la ama y la cuidará

“Aunque se enfrenta a un desafío monumental en lo que respecta a esta vida terrenal, Lydia está llena de fe”, dijo el presidente Nelson. “Ella tiene una perspectiva eterna. Ella sabe que el Señor la ama y la cuidará”.

Presidente Nelson y una niña con cáncer

Para Lydia, reunirse con el presidente Nelson y asistir al devocional fue, literalmente, un deseo cumplido. “Es tan sorprendente conocer al profeta de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días”, dijo después del devocional. “Probablemente fue la mejor experiencia de mi vida”.

Presentar a Lydia a la congregación

Durante su discurso, el presidente Nelson presentó a Lydia a la congregación en el Centro de Conferencias y a otros miembros de la Iglesia que participan en el devocional a través de la difusión en todo el mundo.

Ella dijo que recordará “todo” acerca de la noche, incluso escuchar “el Coro del Tabernáculo, porque me encanta cantar”. Además, jamás olvidaré que “el presidente Nelson me saludó desde el estrado”.

Presidente Nelson y una niña con cáncer

El presidente Nelson dijo que el deseo más profundo de Lydia es estar con su familia para siempre en el reino celestial. Eso incluye su deseo de estar también con nuestro Padre Celestial y con Jesús.

“De hecho, nuestros deseos influyen en cada uno de nosotros de manera profunda, no solo aquí y ahora sino más allá”, expresó el presidente de la Iglesia de Jesucristo.

Los deseos y regalos de Navidad

Después del devocional navideño, el presidente Nelson publicó en su cuenta de Facebook:

Los deseos son importantes en esta temporada de regalos, cuando somos particularmente conscientes de los deseos de aquellos a los que amamos. Durante esta temporada, también te invito a considerar tus propios deseos. ¿Cuáles son tus deseos más profundos? ¿Qué es lo que realmente quieres experimentar y lograr en esta vida? ¿De verdad quieres ser más y más como Jesucristo? ¿De verdad quieres vivir con el Padre Celestial y con tu familia para siempre y vivir como Él vive?

La Iglesia de Jesucristo

Si lo haces, vas a querer aceptar muchos regalos ofrecidos por el señor para ayudarte a ti y a mí durante nuestro tiempo de libertad condicional mortal. Esta temporada de navidad, vamos a centrarnos en cuatro de los regalos que Jesucristo dio a todos los que están dispuestos a recibirlos. Estos regalos son:

  1. Nos dio a ti y a mí una capacidad ilimitada para amar.
  2. La capacidad de perdonar.
  3. El don de arrepentirnos.
  4. La promesa de la vida eterna.

Estos cuatro regalos nos darán más y más alegría a medida que los aceptamos. Se hicieron posibles porque Jehová se condescendió a venir a la tierra como el bebé Jesús.

 

Fuente: thechurchnews