La profecía cumplida sobre el éxito de la Iglesia de Jesucristo en Sudamérica

Presidente Nelson en Perú

En 1925, tres líderes de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, el élder Melvin J. Ballard, el élder Rey L. Pratt y el élder Rulon S. Wells, se embarcaron en un viaje de 34 días, por tierra y mar, desde Salt Lake City a Buenos Aires, Argentina.

Encontraron un departamento para alquilar y se pusieron a trabajar. Es decir, comenzaron a predicar en las calles de Argentina.

En la Navidad de 1925, en el parque “Tres de Febrero” en Buenos Aires, Argentina, el élder Melvin J. Ballard dedicó Sudamérica a la predicación del evangelio.

“Bendice a los presidentes, gobernadores y los principales funcionarios de estos países sudamericanos, para que nos reciban amablemente y nos den permiso para abrir las puertas de la salvación a la gente de estas tierras”, oró.

Élder Melvin J. Ballard.

También te puede interesarÉlder Christofferson: Nuestras enseñanzas son profecías sobre futuras bendiciones

Al principio de la misión, el élder Wells se enfermó y tuvo que regresar a Salt Lake City.

El élder Ballard y el élder Pratt se quedaron en Argentina y siguieron caminando por las calles repartiendo volantes sobre la Restauración del Evangelio.

Sus esfuerzos dieron como resultado una conversión única.

Presidente Nelson en Argentina

Luego, el 4 de julio de 1926, mientras el élder Ballard se preparaba para regresar a Utah, habló sobre el futuro de la Iglesia en América del Sur:

“La obra del Señor crecerá lentamente por un tiempo aquí, así como un roble crece lentamente de una bellota. 

No florecerá en un día como lo hace el girasol que crece rápidamente y luego muere. Pero, miles se unirán a la Iglesia aquí. 

Se dividirá en más de una misión y será una de las más fuertes de la Iglesia… La Misión Sudamericana será un poder en la Iglesia”.

Presidente Nelson en Uruguay

Te debes preguntar si el élder Ballard, que trabajó arduamente durante tantos meses con poco éxito, se detuvo antes de pronunciar una profecía tan audaz.

Templo Trujillo

Templo de Trujillo Perú

Nueve décadas después, América del Sur es un poder en la Iglesia.

Chile

La membresía de Santos de los Últimos Días en el continente asciende a 4, 178 375, con 692 estacas; 5,570 barrios y ramas; 95 misiones y 21 templos en funcionamiento, según las estadísticas de la Iglesia.

Desde 1970, más de 187,000 misioneros han servido en América del Sur.

Vi ese crecimiento de primera mano mientras escribía sobre dos de las visitas de ministración del presidente Russell M. Nelson al continente.

Presidente Nelson en Uruguay

En una de esas visitas, a las afueras del majestuoso Palacio de Gobierno de Lima, Perú, el presidente Nelson hizo una pausa antes de reunirse con el presidente de Perú, Martín Vizcarra.

 

En ese momento, llamó la atención de una guía turística local que no estaba familiarizada con la Iglesia o su líder. “¿Quién es ese hombre?” ella preguntó. Un Santo de los Últimos Días de la multitud respondió simplemente: “Él es un profeta”.

La guía turística debió haber sentido algo poderoso, volvió en el acto y le preguntó en voz alta al presidente Nelson: “¿Bendecirá al Perú?”.

Ese día, el presidente Nelson iba a dirigirse a los misioneros en el Área Noroeste de América del Sur y hablaría a casi 6,000 personas en una transmisión para los miembros en todo el país.

Presidente Nelson y el Presidente del Perú

Luego, al finalizar el día, ofreció una bendición sobre el territorio y el pueblo del Perú.

Prometió, en español, que los peruanos se deleitarían en las palabras de Jesucristo aplicando sus enseñanzas todos los días. “Al hacer esto, sentirán gozo”, dijo el presidente Nelson.

Latinoamérica

Desde entonces, el presidente Nelson ha hecho una promesa similar en todo el mundo.

Se encontrará gozo al seguir al Salvador y a los que dirigen Su Iglesia, les ha dicho repetidamente a los Santos de los Últimos Días.

Fuente: Church News

| S.U.D latinos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *