La escritura que llevó al élder Rasband a aceptar el llamamiento misional que no deseaba

élder Rasband

Cuando tenía 19 años, el élder Ronald A. Rasband esperaba con muchas ansias su llamamiento misional.

Su padre, hermano y cuñado habían servido en Alemania. Por lo tanto, el élder Rasband esperaba la misma misión.

Sin embargo, cuando finalmente recibió su llamamiento, leyó lo siguiente:

“Estimado élder Ronald A. Rasband,

Por medio de la presente, se le llama a prestar servicio como misionero de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en la Misión de los Estados del Este, con sede en la ciudad de Nueva York, Nueva York”.

También te puede interesar: Líderes de la Iglesia de Jesucristo piden orar por los 17 misioneros cristianos secuestrados en Haití

La decepción invadió su interior y el élder Rasband expresó:

“No, ¡se supone que vaya a Alemania!”

En un video de #Escúchalo que se publicó recientemente el martes 20 de octubre, el apóstol describió cómo escuchó la voz del Señor a través de las escrituras. Esa voz le confirmó que la misión que se le había asignado era la que Él esperaba que sirviera.

El élder Rasband se dirigió a su habitación con la determinación de cambiar su actitud tras recibir su llamamiento misional. Comenzó a leer Doctrina y Convenios 100: 3 – 4:

“He aquí, tengo mucha gente en este lugar, en las regiones inmediatas; y se abrirá una puerta eficaz en las regiones circunvecinas en estas tierras del este”.

El apóstol hizo una pausa en “tierras del este” y continuó su lectura:

“Por consiguiente, yo, el Señor, os he permitido venir a este lugar; pues así me era conveniente para la salvación de almas”.

La perspectiva del élder Rasband cambió inmediatamente:

“Sabía, por revelación, a través de esta escritura, que ahí es donde el Señor deseaba que fuera”, dijo en el video.

Otra forma en que el élder Rasband escucha la voz del Señor es siguiendo las impresiones del Espíritu.

Varios años después, el élder Rasband regresó a su misión para servir como presidente de la Misión Nueva York, Nueva York Norte.

Mientras servía en ese llamamiento, se enteró de que el élder Neal A. Maxwell, del Cuórum de los Doce Apóstoles, iría a dar un discurso.

Mientras el élder Rasband meditaba a cuál de sus misioneros invitar a ofrecer la primera oración, le vino un nombre a la mente.

En una entrevista con este élder, el élder Rasband se enteró de que el élder Maxwell había sellado a sus padres en el Templo de Salt Lake y había llamado a su padre a servir como presidente de distrito en Accra, Ghana.

“No tenía idea de la conexión de Ghana con mi padre ni de la conexión del templo con mi familia. Todo lo que sabía es que cuando miré esa lista de misioneros, el nombre del élder Appiah se destacó casi como si estuviera en luces de neón para mí…

Nunca olvidaré haber seguido esa inspiración, haber sido dirigido hacia un misionero y haber tenido esa experiencia con un apóstol del Señor. El Señor conoce a cada uno de Sus hijos”, escribió el élder Rasband en la publicación del blog.

Fuente: Church News

| Misioneros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *