¿Por qué los misioneros y misioneras no se pueden enamorar y salir en citas?

Pregunta

Los misioneros de la Iglesia de Jesucristo me parecen muy lindos y creo que me gusta uno.

Me pregunto, ¿los misioneros pueden enamorarse mientras están sirviendo en una misión? ¿qué reglas deben seguir? ¿los misioneros se casan con personas que conocieron en su misión?

Respuesta

Los misioneros dedican toda su energía a servir a Dios durante sus misiones y no se les permite tener relaciones sentimentales ni salir en citas. Imagen: La Iglesia de Jesucristo

Yo fui misionera de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y, con mucha frecuencia, las personas hacían las mismas preguntas que tú.

Los misioneros dedican toda su energía a servir a Dios durante sus misiones y no se les permite tener relaciones sentimentales ni salir en citas para evitar las distracciones que vienen del amor romántico y así permanezcan enfocados en la obra del Señor.

Solo se les anima a salir en citas y casarse después de terminar su tiempo de servicio misional.

No es un pecado que tengas sentimientos románticos hacia un misionero. Sin embargo, debes mostrar un gran respeto por ese misionero y su misión. Debes esperar hasta que termine su misión antes de intentar tener alguna relación con él.

¿Cuáles son las reglas de la misión?

Los misioneros y las misioneras viven bajo un estricto código de reglas mientras sirven en una misión. Imagen: La Iglesia de Jesucristo

Los misioneros y las misioneras viven bajo un estricto código de reglas mientras sirven en una misión.

El servicio misional es voluntario, por lo tanto, los misioneros y las misioneras están de acuerdo en seguir esas normas incluso desde antes de servir en la obra del Señor.

Cuando era misionera no sentí que esas reglas fueran restrictivas, más bien, me ayudaron a usar mejor mi tiempo sirviendo a Dios sin distracciones.

Todos aquellos que sirven en una misión reciben un manual de reglas que deben seguir durante su misión.

Con respecto al tema del que estamos hablando, el manual aconseja lo siguiente:

Nunca esté a solas, coquetee o se relacione de manera inapropiada con alguien del sexo opuesto.

No llame por teléfono, escriba, envíe correos electrónicos ni acepte llamadas o cartas de ninguna persona del sexo opuesto que viva dentro o cerca de los límites de la misión.

autenticidad

Los misioneros no deben estar a solas, ni coquetear o relacionarse de manera inapropiada con alguien del sexo opuesto. Imagen: Canva

Las únicas excepciones son las comunicaciones entre las hermanas misioneras y sus líderes de misión, las llamadas telefónicas relacionadas con la misión (como las llamadas para confirmar citas) y las cartas de apoyo y aliento a los conversos.

Debe informar inmediatamente a su presidente de misión cualquier situación que pueda causar que usted o su compañero quebranten esta norma.

Usted y su compañero no deben visitar ni aceptar viajes en auto de personas del sexo opuesto a menos que también esté presente otro adulto responsable de su mismo sexo.

Los misioneros no deben visitar ni aceptar viajes en auto de personas del sexo opuesto a menos que también esté presente otro adulto responsable de su mismo sexo. Imagen: Canva

No debe aconsejar a miembros o no miembros sobre problemas personales.

Remita a los miembros que necesiten asesoramiento o asistencia profesional a su obispo.

Si cree que alguien que no es miembro necesita esa ayuda, hable con su presidente de misión.

No aconseje a misioneros del sexo opuesto, incluso si está sirviendo en una posición de liderazgo. Tal conversación puede conducir a sentimientos y relaciones inapropiadas. Siempre refiera tales casos a su presidente de misión”.

¿Por qué los misioneros no pueden salir en citas durante la misión?

Los misioneros y las misioneras se esfuerzan por vivir a plenitud la ley de castidad. Imagen: Canva

Los misioneros y las misioneras dedican dos años o 18 meses de sus vidas exclusivamente a enseñar el evangelio y no tienen citas ni se entregan a sentimientos románticos durante su servicio, se esfuerzan por vivir a plenitud la ley de castidad.

El trabajo de un misionero o misionera puede cambiar la vida de muchas personas, ya que las ayudan a conocer a Jesucristo y vivir según Sus enseñanzas.

En mi misión, vi que las vidas de las personas cambiaron totalmente para bien a medida que aprendían más sobre el evangelio que mi compañera y yo les enseñábamos.

Me alegro de haber elegido obedecer las reglas de la misión para poder concentrarme en lograr ese objetivo.

¿Qué hago si me gusta un misionero?

Debes ver a los misioneros como siervos de Jesucristo. Imagen: Canva

El mejor consejo que te puedo dar es que respetes a los misioneros como siervos de Jesucristo y que no los distraigas.

En cambio, ayúdalos a mantenerse enfocados en sus misiones. Puedes hacer esto al no intentar iniciar una relación romántica con ningún misionero.

Debido a que las emociones profundas son parte del proceso de conversión, se podrían malinterpretar como sentimientos románticos durante las lecciones.

Lo mejor es mantener esos sentimientos lejos y concentrarte en el mensaje del misionero.

¿Los misioneros se casan con personas que conocieron en su misión?

Imagen: Canva

Sí, a veces sucede eso.

Hay casos en los que los misioneros y las misioneras que sirvieron en la misma misión se casaron después de terminar su servicio.

Asimismo, muchos misioneros y misioneras regresaron al lugar donde sirvieron su misión y comenzaron a salir o se casaron con alguien que conocieron mientras servían.

Sin embargo, eso sucede raras veces porque los misioneros no se enfocan en salir en citas mientras están en la misión, por lo que es difícil que estos sentimientos crezcan mientras sirven.

*Portada: Foto de la Iglesia de Jesucristo

Fuente: Purpose In Christ

Video relacionado

También te puede interesar:

| Misioneros
Publicado por: Nicole Córdova Loayza
Traductora de español, inglés y portugués. Me encantan los idiomas y conocer sobre diferentes culturas. También me gusta el arte y amo la naturaleza.
Primera Presidencia y Apostoles en Roma.
Desde hoy tenemos el sexto liderazgo más longevo en la historia de la...
hijo alejó
Mi hijo se alejó de la Iglesia, ¿podré estar con él en el reino...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *