Unas semanas antes de que Italia cerrara por completo y entrara en cuarentena por disposición del gobierno, las hermanas y los misioneros fueron puestos en aislamiento social.

Ya no podían viajar en transporte público, no podían visitar a sus investigadores, no podían utilizar los centros de reuniones locales ni realizar ninguna reunión o actividad.

“Es interesante ver cómo la pandemia nos ha enseñado tanto. Siempre es muy esclarecedor recordar y ver el progreso. ‘Sobrevivir, luchar y prosperar’, se ha convertido en el lema de la misión”, dijo Bart D. Browning, el Presidente de la Misión Milán, Italia.

También te puede interesarDios está con ustedes: El emotivo vídeo que invita a los misioneros a seguir con buen ánimo

Esas tres palabras describen muy bien la obra misional en Europa. Si bien en casi todas las otras misiones en todo el mundo, se ha enviado a los misioneros a casa debido a la pandemia, en el área de Europa y Europa Este, casi todos los misioneros han permanecido como se les asignó previamente, con la excepción de los misioneros mayores y misioneros jóvenes que se encontraban en riesgo.

A pesar del aislamiento, los misioneros no han dejado de trabajar, están utilizando la tecnología para aumentar sus esfuerzos de difundir el Evangelio.

Los presidentes de misión y los misioneros de las misiones Italia Milán, Hungría/Rumanía y Alemania Berlín relataron algunos de sus desafíos, oportunidades y éxitos en sus respectivas misiones durante la pandemia de COVID-19.

Garantizar la salud y el bienestar

Misión Hungría/Rumanía

El Presidente Hettinger contó que debido a que los misioneros se encuentran en aislamiento, en su horario diario se ha incluido una hora al aire libre a las 6:35 a.m. y 8:15 p.m. para hacer caminatas o ejercicios. Además, los distritos comparten un video breve de dichas actividades para animar y rendir cuentas.

El programa intenso de proselitismo en línea de los misioneros se ha intercalado con un tiempo para estiramientos, yoga y relajación. Los distritos realizan reuniones diarias de 15 minutos para revisar y establecer metas mientras que cada zona ofrece un podcast matutino de 3 minutos para recordar las metas de la zona y fortalecer la unión.

Misión Italia, Milán

Estas son algunas cosas que los misioneros pueden hacer mientras permanecen cerca de sus departamentos: Escribir cartas, notas de agradecimiento y mensajes, escribir en su diario, preparar y practicar lecciones, hacer una limpieza profunda de sus departamentos, estudiar más el idioma de la misión, llamar a los miembros, aumentar su estudio personal del Libro de Mormón, cocinar, pintar, ir a caminar o trotar.

Misión Alemania, Berlín

En esta misión se creó “el calendario COVID-19” con la finalidad de que los misioneros y sus líderes de misión se relacionen más.

El calendario incluye devocionales diarias con toda la misión, consejos sobre cómo hacer proselitismo desde sus departamentos utilizando la tecnología, media hora de un esfuerzo de “la amabilidad es la cura” (se puede hacer desde llamadas hasta hornear galletas).

Asimismo, hay un tiempo adicional para estudiar específicamente la Restauración, los compañerismos tienen un tiempo para realizar auditorías de dispositivos y compartir ejemplos o videos breves sobre sus habilidades. Incluso, hay desafíos de limpieza.

Disminuir la ansiedad

Misión Italia, Milán

En la Misión Milán se ha mantenido contacto diario con los misioneros a través de devocionales nocturnos en Facebook Live. Se ha dado la norma de realizar videoconferencias frecuentes para todas las reuniones de distrito y zona, entrevistas, conferencias de zona y consejos de liderazgo.

Asimismo, debido a que uno de los epicentros del virus fue en el norte de Italia, los misioneros envían correos electrónicos diarios en la mañana a sus padres para tranquilizarlos.

Por otro lado, se realizan charlas fogoneras por las noches, se ha incluido a la Misión Italia Roma en esta actividad. Los días de preparación incluyen clases de cocina, películas aprobadas y clases de italiano con hablantes nativos.

Misión Alemania, Berlín

Debido a los ajustes de la Iglesia durante la pandemia, se permite que los misioneros de esta misión realicen dos llamadas a la semana, una en sus días de preparación y otra cuando lo elijan. La misión también proporciona actualizaciones a los padres y presidentes de estaca de los misioneros.

Misión Hungría/Rumanía

El Presidente Hettinger contó que se contactó a los padres de los misioneros durante los primeros días de la pandemia para  informarles sobre los desarrollos y los esfuerzos para cuidar la salud de sus misioneros. Agregó que solo algunos misioneros sintieron la necesidad de hacer llamadas adicionales a sus padres para tranquilizarlos.

Nuevas técnicas misionales

Al igual que los misioneros de otras partes de Europa, los misioneros de Berlín, Milán y Hungría/Rumanía han perfeccionado sus habilidades y técnicas para difundir el Evangelio a través de llamadas telefónicas, videollamadas e interacciones en las redes sociales.

Misión Hungría/Rumanía

El Presidente Hettinger informó que los misioneros están dando más del doble de lecciones que antes de la pandemia e incluso han invitado a muchas más personas a bautizarse.

Misión Italia, Milán

Del mismo modo, los misioneros en Milán están teniendo éxito. Más de 30 personas han aceptado bautizarse tan pronto como termine la cuarentena. Ahora, con más frecuencia, las personas aceptan las llamadas telefónicas de los misioneros. A veces, las llamadas duran 20 minutos.

Misión Alemania, Berlín

El Presidente Leimer contó que la obra misional en Berlín está dando frutos de manera muy natural.

Los misioneros han encontrado éxito al contactarse con sus amigos y familiares, los han ayudado a orar, estudiar el Evangelio y asistir a las reuniones virtuales de la Iglesia con más frecuencia. Han dado lecciones semanales a sus padres y abuelos no miembros. Incluso, han compartido sus testimonios con sus hermanos menos activos.

Pensamientos finales

Misión Hungría/Rumanía

“Los misioneros de Hungría/Rumanía, al igual que los de toda Europa y Europa del Este, están conscientes de que su propósito misional sigue siendo el mismo durante este tiempo de aislamiento”.

“Simplemente encontramos nuevas maneras de cumplir con ese propósito y trabajar en la obra del Señor. Nuestros misioneros han hecho un trabajo extraordinario al esforzarse por reunir al Israel disperso durante la pandemia”, dijo el Presidente Hetttinger.

Misión Italia, Milán

“Paciencia, esperanza, fe y diligencia son algunos de los atributos de Cristo que hemos aprendido mejor. Estamos enseñando a las personas con más frecuencia y, al mismo tiempo, estamos ministrando a nuestros miembros. Como resultado, nuestras relaciones con los miembros son más fuertes que antes”, dijo el Presidente Browning.

Misión Alemania, Berlín

“Al principio nos preguntamos cómo podríamos mantener un esfuerzo real de proselitismo, ¿cómo podríamos enseñar a nuestros misioneros cosas que no sabíamos? Luego, descubrimos la resiliencia y la dedicación de nuestros misioneros y su creatividad. El Señor los guió y les brindó la oportunidad de utilizar sus talentos”

“Con todos nuestros centros de reunión y templos cerrados, la mitad de nuestros misioneros camino a casa y los misioneros que se quedaron confinados a sus departamentos, uno podía pensar fácilmente, ‘esto es todo’. Pero, ésta es aún la Iglesia del Señor y Su obra”, dijo el Presidente Leimer.

Al igual que en las otras misiones, la cantidad de lecciones que se enseñaron en Berlín comenzaron a aumentar significativamente después de las dos primeras semanas de aislamiento y restricciones.

“La obra continúa, de manera diferente, pero mejor”.

Fuente: Church News