Presidenta Cordon: La obra misional es mucho más que bautizar a nuevos miembros

Para la presidenta Bonnie H. Cordon, el servicio misional ha sido durante mucho tiempo un elemento trascendental en su vida.

Ella cumplió su propia misión de tiempo completo en Portugal, además observó cómo sus padres, Harold y Carol Hillam, sirvieron juntos cuando su padre presidía una misión. Más tarde, ella sirvió junto a su esposo Derek Cordon, quien se desempeño como presidente de la Misión Brasil Curitiba.

Presidenta Cordon - obra misional

La obra misional es uno de los trabajos más dulces y conmovedores

“La obra misional es uno de los trabajos más dulces y conmovedores en el Reino de Dios”, dijo el 27 de junio durante el Seminario de Liderazgo de Misión 2020.

“Es posible que no pueda decir la cantidad exacta de bautismos que Derek y yo tuvimos en nuestros años como misioneros de tiempo completo, pero podría hablar durante horas sobre las personas. Esa es la alegría del servicio misional”.

La obra misional es mucho más que bautizar a nuevos miembros

“Por el resto de sus vidas, los nombres y rostros de los miembros y misioneros estarán grabados en sus corazones. Su capacidad de amar y la gran cantidad de personas que aman crecerán exponencialmente”.

La presidenta Cordon agregó que la obra misional es mucho más que bautizar a nuevos miembros: se trata de cultivar discípulos de Jesucristo para toda la vida.

“Nos alegramos cuando eligen ser bautizados, pero nada se compara con la gratitud de toda alma cuando estos fieles conversos se mantienen firmes en la fe de Cristo”.

Retener a esos nuevos miembros, junto con los misioneros que les enseñan, en el evangelio por las generaciones venideras es la verdadera medida del éxito.

Un patrón de construcción para la obra misional

La casa de la presidenta Cordon en Bountiful limita con un muro de contención de 9 metros. Esa estructura física, con su base asegurada y capas reforzadas, simboliza lo que significa construir algo diseñado para resistir las tormentas de la vida y el desgaste diario. Está construido con la vista puesta en la fuerza futura.

Entonces, preguntó la presidenta Cordon, ¿qué sucede cuando este mismo patrón de construcción se aplica a la obra misional?

“Comenzamos con una base firme, anclada en nuestro Salvador, Jesucristo. Aseguramos esa base y cada capa de crecimiento con relaciones firmes. Edificamos invitando a aquellos a quienes enseñamos a ser miembros activos en el trabajo, ahora. Línea por línea, ladrillo por ladrillo, les hacemos saber que son necesarios y que pertenecen”.

Claudio y Paulo Gallardo

Claudio y Paulo Gallardo en el día de su bautismo junto a los misioneros y el presidente de Misión y su esposa.

Anclados en Cristo

Los misioneros establecen el fundamento de anclaje del Salvador para aquellos a quienes enseñan.

“El Libro de Mormón es la piedra angular con su poderosa evidencia de la divinidad de Cristo y su prueba de la Restauración a través del profeta José Smith”, dijo.

Ese fundamento se expande luego a través de lecciones sobre la Restauración, el Plan de Salvación, la doctrina de Cristo y las leyes y ordenanzas del evangelio como se describe en “Predicad Mi Evangelio”. Un fundamento tan seguro se sella con el testimonio del Espíritu Santo.

misioneros

Relaciones firmes para los miembros nuevos

Las relaciones firmes para los miembros nuevos son constantes, duraderas y consistentes.

“También me encanta la segunda mitad de esa palabra en inglés: firme”, dijo la presidenta Cordon a los presidentes de misión y sus compañeras. “Mientras más rápido podamos conectar a aquellos que estén interesados ​​en el evangelio con miembros y líderes locales, más sentirán que pertenecen.

Indique a sus misioneros que no esperen hasta que se bauticen para comenzar a forjar estas amistades. Incluso mientras investigan el evangelio, muchas personas comenzarán a perder amigos y familiares. Gran parte de su sistema de apoyo puede caerse. Los misioneros pueden llenar parte de esta brecha, pero necesitamos pies, yardas, incluso toneladas de apoyo para sostenerlos ”.

“A medida que los misioneros alientan y fomentan la amistad con aquellos a quienes enseñan, venir a la Iglesia les dará ganas de volver. Sabrán que pertenecen a una familia amorosa de barrio o rama”.

La presidenta Cordon agregó que también es vital que los misioneros adquieran las habilidades que necesitan para comunicarse y conectarse efectivamente con los miembros, lo que les permite trabajar hombro a hombro con los nuevos miembros.

Una conversión profunda

Una vez que se establezcan bases firmes y relaciones seguras para los nuevos miembros, es esencial construir una “conversión profunda”, dijo.

Tal “construcción” viene al “involucrar” a nuevos miembros en la obra del evangelio. “Todos necesitamos sentirnos necesarios, ser parte de una causa más grande que nosotros”, dijo. “Nuestra causa es la causa de Cristo. No hay nada mejor que eso”.

misioneros

Invite a los investigadores y nuevos miembros a participar activamente en el establecimiento de Sión, dijo.

“¿Qué sucedería”, preguntó la presidenta Cordon, “si les pidiéramos a los que estamos enseñando que sean amigos? ¿Cómo se sentirían si supieran que son parte de este trabajo y no solo un proyecto para ser atendido?

“Permítales sentir el testimonio que viene mientras sirven y se sacrifican por los demás”.

Los tres elementos claves de la retención de miembros

Los tres elementos clave de la retención de miembros: estar anclados en Cristo, establecer relaciones firmes y participar en el trabajo, no funcionan de manera independiente, enseñó la presidenta Cordon. Trabajan en sincronía.

misioneros reacciones y familias

Cada uno de esos elementos también puede ser una fortaleza en la vida de los misioneros.

“Tienen un papel único como líderes de la misión: no solo tienen una visión y un testimonio de retención, sino que también tienen la oportunidad de formar misioneros capaces de ayudar a otros a convertirse en discípulos de Jesucristo para toda la vida”, dijo.

misioneros

“Lo hermoso de ayudar a tus misioneros a ver la visión de retención es que entienden mejor esta verdad eterna por sí mismos. Aumentará su deseo de mantenerse firmes en la fe de Cristo”.

 

Fuente: The Church News

| Misioneros, Para meditar
Publicado por: *Melody Mejia
Con estudios en Comunicaciones y leyes. Apasionada por el teatro, el cine, y la fotografía. Es directora de los escritores en español para More Good Foundation en Latinoamérica.
Las advertencias del Libro de Mormón sobre el racismo
lgtb suicidio
¿Es la teología Santo de los Últimos Días responsable de los...

Deja un comentario*

comment_before*