Un inesperado y lamentable hecho ocurrió la tarde del miércoles 17 de julio mientras se desarrollaba una actividad para los jóvenes de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en Cancún, México.

El número de personas intoxicadas al consumir alimentos en mal estado llegó a 230, así lo informaron las autoridades locales. Los afectados son jóvenes de entre 14 y 18 años que se encontraban en una actividad de FSY. Se informó también que las personas afectadas recibieron atención médica inmediata en el mismo lugar.

intoxicados en FSY Cancún

Los jóvenes habían consumido en el desayuno chilaquiles (tortillas de maíz fritas) con pollo y por la tarde carne de cerdo con verduras.

La Jurisdicción Sanitaria, por conducto de la Dirección de Epidemiología, y a la Comisión Federal contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) ha recogido muestras de los alimentos que consumieron los enfermos y se han enviado al laboratorio para definir el origen del problema.

INTOXICACIÓN MASIVA EN UNA IGLESIA DE MORMONES EN CANCÚN: Reportan que más de 70 personas presentaron cuadros de vomito, malestar estomacal, mareos y desmayos

VIDEO | INTOXICACIÓN MASIVA EN UNA IGLESIA DE MORMONES EN CANCÚN: Reportan que más de 70 personas presentaron cuadros de vomito, malestar estomacal, mareos y desmayos https://noticaribe.com.mx/2019/07/17/intoxicacion-masiva-en-una-iglesia-de-mormones-en-cancun-reportan-que-mas-de-70-personas-presentaron-cuadros-de-vomito-malestar-estomacal-mareos-y-desmayos/

Posted by Noticaribe on Wednesday, July 17, 2019

Del total de 230, 107 fueron atendidas en el hospital general “Jesús Kumate”, del gobierno estatal, y 123 en clínicas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), del gobierno Federal. La mayoría, según detallaron las autoridades sanitarias, han sido dadas de alta el mismo jueves.

Se informó también que no se han reportado casos de gravedad, y se espera que las pocos pacientes que han quedado hospitalizados sean dados de alta en las próximas horas.

La respuesta de la Iglesia de Jesucristo

Frente a esta situación, la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días emitió el siguiente comunicado de prensa:

“La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días informa lo siguiente sobre el caso de los jóvenes que resultaron intoxicados por la ingesta de alimentos en Cancún, Quintana Roo.

La Iglesia de Jesucristo realiza reuniones regionales con jóvenes de 14 a 18 años de edad para motivarlos a tener un mejor estilo de vida y exponer sus dones artísticos, deportivos y culturales.

En esta reunión de sana convivencia, por la tarde de ayer, los jóvenes manifestaron malestar a los líderes de la Iglesia, por lo que se activó el protocolo de emergencia previsto para el evento en el centro de estaca de Kabah, ubicado en la ciudad de Cancún.

Desde que se reportó el primer caso, alrededor de 200 jóvenes, de los 430 que asistieron, resultaron intoxicados por la ingesta de alimentos. De los jóvenes que manifestaron malestar, 50 fueron trasladados a hospitales aledaños, en donde recibieron atención y todos ellos se encuentran actualmente estables bajo observación y muchos han sido dados de alta.

El resto de los jóvenes fueron atendidos de manera independiente, en su mayoría por médicos particulares, una vez que sus padres se hicieron a cargo.

Los miembros de la Iglesia de Jesucristo encargados de la actividad siguieron los protocolos de seguridad establecidos para salvaguardar la integridad física de nuestros jóvenes, cancelando el evento y colaborando con el personal médico, así como con las autoridades locales.

Ya que la prioridad continúan siendo los jóvenes, los organizadores han hecho todo lo necesario para apoyar y asegurarse de que los participantes reciban la atención necesaria y tengan una pronta recuperación.

La Iglesia apoyará de manera moral y económica, a los jóvenes que requieran tratamientos para eliminar los efectos de la intoxicación.

Los jóvenes que participaban en el evento son originarios en su mayoría de Cancún; y los foráneos, provienen de Playa del Carmen, Tizimín y Chetumal; quienes ya han sido enviados en transporte privado a sus hogares”.

 

 

Fuentes: Sala de Prensa en MéxicoLa Vanguardia