Un accidente aéreo el sábado 30 de noviembre en Dakota del Sur que cobró la vida de nueve Santos de los Últimos Días ha afectado a familiares, amigos y otros miembros en todo el este de Idaho, y mucho más allá.

“Este es un evento devastador”, dijo el presidente de la Estaca Ammon Idaho Foothills, Von Crofts. “Estas personas son pilares en nuestra Iglesia. Son respetados y amados por muchos”.

familia muere en accidente aéreo

El primer consejero del presidente Crofts, el presidente James Hansen Jr., murió en el accidente de avión privado de un solo motor cerca de Chamberlain, Dakota del Sur. También falleció el padre del presidente Hansen, James Hansen Sr.; el hermano del presidente Hansen, Kirk Hansen; uno de los hijos del presidente Hansen, Jake, y su nieto, Houston.

Los hijos de Kirk Hansen, Stockton y Logan, y sus yernos, Kyle Naylor y Tyson Dennert, también murieron.

Los tres sobrevivientes incluyen a Matt Hansen, un hijo del presidente Hansen; Thomas Long, yerno del presidente Hansen; y Josh Hansen, hijo de Kirk Hansen. Los tres están siendo tratados en un hospital de Sioux Falls, Dakota del Sur y, según los informes, están en condición estable.

La familia regresaba a Idaho Falls a mediodía del sábado después de viajar a Dakota del Sur para una cacería de faisanes que realizaban todos los años el fin de semana después del Día de Acción de Gracias. Doce personas estaban a bordo cuando su Pilatus PC-12 se estrelló dentro de una milla después del despegue, informó Associated Press .

Los investigadores federales llegaron al lugar del accidente el lunes.

El portavoz de la Junta Nacional de Seguridad del Transporte, Peter Knudson, dijo que no se ha determinado la causa y que los investigadores revisarán el clima junto con otros factores. Las tormentas en la región impidieron que los investigadores llegaran al sitio antes.

No está claro quién era el piloto, pero Kirk Hansen tenía un certificado de piloto privado y su información médica estaba actualizada con la FAA, informó Associated Press.

La familia Hansen emitió una declaración en respuesta a las muchas condolencias ofrecidas:

“La efusión de amor y las expresiones de preocupación por el bienestar de las familias Hansen, Dennert y Naylor después del trágico accidente del 30 de noviembre de 2019, ha sido abrumadora. Las familias desean expresar su más profundo agradecimiento por los numerosos amigos, familiares y socios comerciales que se han acercado con apoyo, oraciones y mejores deseos durante este momento difícil.

El legado de Jim Hansen, Kirk Hansen y su padre, Jim Hansen Sr., se preservará y florecerá a través de sus familias y socios comerciales establecidos hoy, mañana y en el futuro”.

La familia Hansen es admirada en todo el Estado  por su servicio en la Iglesia, habilidad comercial y esfuerzos caritativos en todo el mundo. James Hansen Jr. y Kirk Hansen fueron ejecutivos de varias compañías, incluida la compañía petrolera Conrad & Bischoff, KJ’s Super Stores y Kyani, una compañía global de productos nutricionales y  de bienestar.

 

Fuente: The Church News