Mientras los líderes de la Iglesia se preparan para levantar la suspensión temporal de los servicios de adoración semanales, la Primera Presidencia ha pedido que los centros de reuniones reflejen una actitud de reverencia por el Salvador Jesucristo.

arte en los centros de reuniones

“El Sermón del Monte”, de Harry Anderson

Este esfuerzo apoya el llamado del presidente Russell M. Nelson en los últimos 18 meses para enfatizar que “Jesucristo está en el centro de Su Iglesia”.

La carta de la Primera Presidencia enviada hoy, 11 de mayo, dice que los líderes locales y los gerentes de las instalaciones deben trabajar juntos para evaluar la ubicación y la exhibición sin obstáculos del arte centrado en Cristo en los vestíbulos y las entradas principales de cada uno de los centros de reuniones de la fe en todo el mundo.

arte en los centros de reuniones

“Arise and Walk”, de Simon Dewey

Los líderes pueden continuar eligiendo entre una selección de arte que presenta al Salvador del mundo.

Un documento que acompaña a la carta incluye las siguientes cinco pautas para una mejor experiencia centrada en el Salvador para quienes ingresan a un centro de reuniones.

  • Se colocarán obras de arte existentes que representen al Salvador mismo o al Salvador ministrando a otros en las entradas y vestíbulos del centro de reuniones. Se examinará las ilustraciones existentes para asegurarse de que estén enmarcadas, exhibidas y en buenas condiciones.
  • Se moverán otras ilustraciones a otra ubicación dentro de las instalaciones o se retirarán por completo.
  • Se elegirá arte de reemplazo, si es necesario, de la Selección aprobada de obra de arte del vestíbulo y se seguirán los tamaños y estándares de calidad aprobados.
  • Se evaluarán las entradas y los vestíbulos como parte de una inspección anual para evaluar los muebles, obras de arte y acabados existentes. Se reemplazarán y actualizarán estos elementos según sea necesario para mantener un sentimiento de reverencia por el Salvador.
  • Se retirarán del vestíbulo las distracciones, como vitrinas, tablones de anuncios, mesas, caballetes y muebles dañados.

centros de reuniones antes y después

En los templos de la Iglesia, cada mobiliario se suma a una atmósfera de paz, adoración y reverencia por Jesucristo. El mismo principio se aplica a los centros de reuniones de la Iglesia. Es en las capillas que los Santos de los Últimos Días participan del sacramento de la Cena del Señor: pan y agua que simbolizan el cuerpo y la sangre de Jesús. Esta es “la ordenanza más universalmente recibida en la Iglesia” y “la hora más sagrada de la semana”, dijo el élder Jeffrey R. Holland, del Cuórum de los Doce Apóstoles, el año pasado .

la última cena

“En memoria de mí”, por Walter Rane

Todo lo que rodea esta ceremonia, incluida la obra de arte que las personas ven al entrar en la capilla, debe contribuir a lo que el Apóstol llamó “un reconocimiento cada vez más sagrado del majestuoso don expiatorio de Cristo para toda la humanidad”.

 

Fuente: newsroom.churchofjesuschrist.org