BYU puede eliminar todas las formas de prejuicio, dice hijo de migrantes hispanos que ahora dirige la nueva Oficina de Pertenencia

Durante su infancia, el nuevo vicepresidente de pertenencia de BYU, Carl Hernández, vio y experimentó acciones de racismo. Vio el trato diferente que les daban a las personas debido a su raza o cultura.

Él lo vivió cuando ayudaba a su familia de migrantes en la cosecha de campos fértiles de uvas, naranjas y aceitunas en Estados Unidos. Hernández iba a la escuela y volvía a casa para ayudar con la cosecha.

Tanto trabajo arduo dio frutos y su familia pudo darle una educación estable.

Durante su juventud, Hernández aprendió muchas lecciones. Eso llevó al profesor de derecho a inaugurar la Oficina de Pertenencia de BYU el mes pasado.

Pertenencia, racismo y prejuicios

racismo

Imagen: Internet

Hernández aprendió el valor de la “pertenencia”, décadas antes de que el término se convirtiera en un concepto aplicado por BYU, Harvard y otras organizaciones cuando comenzaron a abordar el racismo y los prejuicios.

Hernández tiene un objetivo audaz para la Oficina de Pertenencia:

“Eliminar los prejuicios, en todas sus formas. Puede suceder aquí en BYU. Estoy seguro de ello”, dijo.

Sin embargo, como todo en la vida, hubo momentos de oposición. Tal como, cuando surgió una gran polémica en Estados Unidos debido a que una jugadora de vóley de Duke denunciara haber recibido insultos racistas por parte de los fanáticos de BYU durante un partido a finales de agosto.

Foto: La Iglesia de Jesucristo

Algunos de la izquierda dijeron que BYU toleraba el racismo. Por su parte, los de la derecha dijeron que los funcionarios de la universidad, al tomar en serio la declaración de la jugadora y disculparse, rechazaban el racismo.

No obstante, a pesar de los incidentes, Hernández se muestra positivo en cuanto al objetivo y progreso de la Oficina de Pertenencia de BYU.

Foto: La Iglesia de Jesucristo

Resalta que la oficina se enfoca en Cristo para erradicar el racismo y los prejuicios. Además, las autoridades y el consejo administrativo de la universidad son líderes experimentados de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

 “Estamos tratando de basar lo que hacemos en principios del evangelio que creo que serán duraderos, en lugar de responder a tendencias particulares que pueden aparecer y desaparecer”, dijo el presidente de BYU, Kevin Worthen.

La nueva Declaración de Pertenencia de BYU parte con la idea de que debido a que todas las personas comparten una identidad como hijos de Dios, todos deben estar “unidos en amor”.

Enfoque de la Oficina de Pertenencia

Foto: La Iglesia de Jesucristo

“Este enfoque centralizado en la pertenencia requerirá que toda la universidad trabaje en conjunto a fin de asegurar que nuestros estudiantes tengan un sentido de pertenencia tanto desde el punto de vista de sus identidades primordiales como hijos de Dios, hijos del convenio y discípulos de Jesucristo como que tengan un excelente desempeño académico y experimenten el bienestar físico y espiritual que necesitan para ayudarlos a tener éxito en su experiencia universitaria”, dijo Hernández.

La Oficina de Pertenencia tiene la intención de crear un Consejo de Pertenencia con los profesores y el personal de las oficinas y facultades de todo el campus, y un Consejo de Pertenencia Estudiantil.

Foto: La Iglesia de Jesucristo

Los consejos estarán diseñados para ayudar a todas las personas en el campus que puedan sentirse marginadas, dijo Hernández, ya sean afroamericanos o LGBTQ, estudiantes o profesores, divorciados, solteros, sin hijos, discapacitados físicos o aquellos en alguna escuela de la Iglesia que no sean Santos de los Últimos Días.

“No se trata de un grupo demográfico en particular, se trata de toda la universidad.

Estos grupos se sienten marginados y no experimentan el sentido de pertenencia que deseamos que sientan.

Nuestro mensaje para ellos es que estamos trabajando de forma muy diligente.

Vamos a recopilar mucha información y, luego, podremos crear recursos para aquellos que los necesitan, que desean experimentar más sentido de pertenencia.

Asimismo, proporcionaremos recursos que nos ayuden a educarnos unos a otros sobre por qué sucede esto y qué podemos hacer individualmente para promover un mejor sentido de pertenencia para los estudiantes que son más marginados aquí en el campus”, dijo Hernández.

Fuente: Deseret News

También te puede interesar:

| Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *