La Universidad Brigham Young (BYU) anunció el martes 23 de junio, sus planes para regresar a clases presenciales durante el semestre de otoño 2020.

En un mensaje publicado en el sitio web de esta casa de estudios, propiedad de la Iglesia de Jesucristo, el presidente de BYU, Kevin J Worthen, compartió detalles del regreso anticipado al campus de Provo, Utah, después de meses de instrucción en línea por motivos de la pandemia del COVID-19.

BYU

El semestre de otoño en BYU implicará una amplia gama de ajustes, que incluyen:

  • Un regreso gradual de los estudiantes a las viviendas de BYU en el campus.
  • Clases híbridas que combinan el aprendizaje presencial y remoto.
  • Número ampliado de cursos en línea de BYU.
  • Pruebas COVID-19 para personas enfermas y algunas pruebas para personas asintomáticas.
  • Búsqueda de contactos en asociación con el Departamento de Salud del Condado de Utah.
  • Enfoque gradual para reintroducir actividades y eventos.
  • Uso requerido de revestimientos faciales por estudiantes, profesores, personal y visitantes.
  • Un cambio a instrucción remota y exámenes después del Día de Acción de Gracias.

Se anunciarán actualizaciones más detalladas antes del inicio del semestre de otoño.

A principios de este mes, BYU-Hawaii anunció que sus cursos de semestre de otoño serán solo en línea . Mientras tanto, algunos estudiantes regresarán este otoño al campus de Salt Lake City de LDS Business College (que pronto se llamará Ensign College) y ofrecerá un formato híbrido.

BYU-Idaho continúa con sus opciones de estudio. Se esperan decisiones para fines de junio o principios de julio, dijo un portavoz de la universidad.

Todos los que estén conectados al campus de BYU “tendrán que jugar un papel importante” para que el regreso planeado a la instrucción presencial tenga éxito, señaló el presidente Worthen:

“La misión de BYU dice que todas las relaciones dentro de la comunidad de BYU deben reflejar ‘una preocupación amorosa y genuina por el bienestar de nuestro prójimo’. Ciertamente, esa puede ser nuestra motivación para cubrirnos la cara, lavarnos las manos con frecuencia y quedarnos en casa cuando estamos enfermos”.

 

 

Fuente: The Church News