Por primera vez desde la Segunda Guerra Mundial, una Conferencia General de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días se celebrará sin público, esta vez en un intento por controlar la propagación de COVID-19, según una carta que emitió la Primera Presidencia y el Cuórum de los Doce Apóstoles.

Asimismo, en otras dos cartas se anunció que (1) los misioneros se quedarán en sus casas y serán capacitados a través de videoconferencias en lugar de viajar a los Centros de Capacitación Misional de la Iglesia en Provo, Utah, y Preston, Inglaterra, y (2) las conferencias de estaca y otras reuniones más grandes se cancelarán o pospondrán a partir del lunes en las áreas afectadas por el coronavirus en los Estados Unidos, Canadá, Europa y Asia.

La Conferencia General de abril de 2020 está programada para el 4 y 5 de abril. Se celebrará el bicentenario de la Primera Visión de José Smith, evento que los miembros de la Iglesia consideran como el inicio de la restauración de la Iglesia de Jesucristo.

Durante la Conferencia General de octubre de 2019, el Presidente Nelson anunció que la Conferencia General de abril de este año sería “diferente a cualquier otra conferencia”.

iglesia de jesucristo

También te puede interesarCómo el coronavirus cambiará la Conferencia General de abril de 2020

Esta es la tercera vez en la historia de la Iglesia que una epidemia afecta la Conferencia General. El día de hoy, 11 de marzo, la Organización Mundial de la Salud declaró oficialmente que la enfermedad viral COVID-19 se ha convertido en una pandemia. Esta enfermedad está presente en al menos 114 países y ha matado a más de 4 000 personas.

La pandemia de gripe española pospuso la Conferencia General de abril de 1919 durante dos meses.

Luego, en octubre de 1957, los líderes de la Iglesia cancelaron por completo la Conferencia General durante la epidemia de gripe asiática. En ese tiempo, la Primera Presidencia declaró, “La vida es tan valiosa que el Señor espera que hagamos todo lo posible por conservarla”.

A continuación, compartiremos las tres cartas que los líderes de la Iglesia emitieron sobre las medidas que se tomarán con respecto al coronavirus:

Carta sobre la Conferencia General

oradores en la Conferencia General

Queridos hermanos y hermanas,

Estamos profundamente preocupados por la propagación mundial de la enfermedad causada por COVID-19. Nos hemos asesorado con líderes gubernamentales, eclesiásticos y médicos de todo el mundo y hemos considerado en oración las circunstancias actuales. Queremos ser buenos ciudadanos globales y hacer lo que podamos para controlar esta enfermedad contagiosa. Estamos muy agradecidos por las muchas personas que trabajan incansablemente para abordar este peligro para la salud. Oramos por ellas y por todos los que pueden estar sufriendo.

Para ayudar a controlar este problema, consideramos conveniente limitar la asistencia a la próxima Conferencia General de abril de 2020. Planeamos realizar las cinco sesiones de esa conferencia en el Centro de Conferencias. Las autoridades generales, los oficiales generales y sus cónyuges, músicos, coros, técnicos y otros participarán según lo asignado. Pero, las sesiones de la conferencia se distribuirán en todo el mundo solo a través de la tecnología.

El público no será admitido en el Centro de Conferencias en Salt Lake City, ni en centros de estaca o centros de reuniones en áreas donde el contagio es una preocupación. Las preguntas sobre otras grandes reuniones de miembros de la Iglesia serán respondidas en anuncios separados.

Vivimos en una época notable. El Señor nos ha bendecido con la tecnología y la capacidad de participar y recibir mensajes de los líderes de la Iglesia en todas partes del mundo. Esta conferencia especial conmemorará el bicentenario de la Primera Visión y la Restauración del Evangelio de Jesucristo en estos últimos días.

Invitamos a todos a continuar preparándose para esta conferencia. Mientras lo hacemos, seremos bendecidos al escuchar la palabra del Señor y participar en una experiencia de la Conferencia General que no solo será memorable, sino inolvidable.

Atentamente,

La Primera Presidencia y Cuórum de los Doce Apóstoles.

Carta sobre los CCM

CCM de Provo

CCM de Provo

Queridos hermanos y hermanas,

Cuidar la salud y la seguridad de nuestros misioneros y de aquellos con quienes se encuentran, es vital para La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Nos hemos asesorado con líderes gubernamentales, eclesiásticos y médicos de todo el mundo sobre la difusión de COVID-19. Hemos considerado con espíritu de oración esta circunstancia en evolución y estamos tomando medidas adicionales en los centros de capacitación misional para proteger a los misioneros y prevenir la posible propagación del virus.

A partir del 16 de marzo de 2020, todos los misioneros programados para ingresar a los centros de capacitación misional en Provo, Utah, o Preston, Inglaterra, serán entrenados remotamente por videoconferencia. Otros centros de capacitación misional seguirán funcionando como de costumbre, pero no recibirán misioneros de regiones donde los funcionarios gubernamentales están restringiendo la actividad. Los misioneros de esas áreas también serán entrenados por videoconferencia.

Creemos que este programa de capacitación virtual temporal ayudará a preparar a los misioneros para el campo mientras minimiza los riesgos relacionados con las enfermedades transmisibles.

Cada misionero recibirá información específica sobre la duración de la capacitación, los horarios y otra logística a medida que se acerque su fecha de inicio. Una vez que los misioneros completen su capacitación en línea, viajarán directamente a sus asignaciones misionales.

Seguiremos de cerca los acontecimientos y haremos los ajustes necesarios.

Amamos a nuestros misioneros y a sus familias y estamos agradecidos por su disposición a servir al Señor. Esperamos que aprovechen esta experiencia de entrenamiento única para prepararse para un maravilloso período de servicio cristiano.

Atentamente,

La Primera Presidencia y el Quórum de los Doce Apóstoles

Carta sobre las reuniones masivas

reunión sacramental

Queridos hermanos y hermanas,

Con el reciente anuncio relacionado con los cambios a la asistencia a la Conferencia General de abril de 2020, estamos proporcionando la siguiente guía relacionada con grandes reuniones de miembros de la Iglesia.

Después de considerar el consejo de líderes gubernamentales, eclesiásticos y médicos de todo el mundo y nuestra propia reflexión en oración, pospondremos las conferencias de estaca y liderazgo y otras grandes reuniones en las áreas de la Iglesia donde la enfermedad causada por COVID-19 es un desafío, incluyendo,

Asia

Asia Norte

Europa

Europa Este

Todas las áreas en los Estados Unidos y Canadá

Estos ajustes temporales entrarán en vigor el 16 de marzo de 2020. Las grandes reuniones en otras áreas del mundo pueden continuar como de costumbre a menos que las presidencias de área indiquen lo contrario, quienes aconsejan a sus líderes.

En relación con los servicios de adoración semanales, las actividades y otras reuniones, los miembros deben seguir la guía de sus líderes locales, quienes recibirán la dirección de la manera habitual.

A medida que esta situación en constante cambio se desarrolle, proporcionaremos más orientación sobre este tema.

Atentamente,

La Primera Presidencia y el Quórum de los Doce Apóstoles

Fuente: Deseret News