¿Cuánto saben los líderes de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días acerca de la vida y los desafíos de esta generación, incluidos aquellos que educan a la próxima generación? El presidente Dallin H. Oaks, de la Primera Presidencia de la Iglesia, dijo que los líderes se mantienen actualizados en todos los temas de interés para una Iglesia global de 16 millones de personas.

El presidente Oaks

El viernes 24 de agosto de 2018, el presidente Oaks habló a cientos de jóvenes Santos de los Últimos Días en una capilla en Santa Mónica, California, sobre cómo ayudar a sus hijos en varias áreas sensibles, incluidas las preocupaciones sobre salud mental, historia de la Iglesia y cuestiones LGBT.

Presidente Oaks: La salud mental de esta generación

El presidente Oaks señaló que, además del ya formidable desafío de criar a los niños en una era de sobrecarga de información e indiferencia y hostilidad hacia la religión, los padres jóvenes se enfrentan a la complejidad de la enfermedad mental.

Cómo sanar nuestras heridas

El presidente Oaks citó estadísticas de 2014 que muestran que una de cada cinco personas de EE. UU., entre las edades de 18 y 25 tenía una enfermedad mental. También señaló que entre el 2008 y el 2016, hubo un aumento del 40 % en los estudiantes universitarios que fueron diagnosticados o tratados por depresión y un aumento del 70 % en el diagnóstico o tratamiento de la ansiedad.

“Verdaderamente, estos son tiempos diferentes para su generación, y no es sorprendente que los matrimonios jóvenes  busquen ayuda de los líderes de la Iglesia para hacer lo que deben hacer y enseñarles a sus hijos lo que necesitan enseñar”, dijo el presidente Oaks.

Presidente Oaks: La historia de la Iglesia

Para aquellos que se preguntan cómo resolver las preocupaciones que algunos tienen con la historia de la Iglesia, el presidente Oaks dijo que los muchos recursos históricos de la Iglesia pueden ayudar a encontrar la verdad. Agregó que la solución definitiva a una crisis de fe es un mayor enfoque en la fe en el Salvador del mundo.

“La mejor respuesta a cualquier pregunta que amenace la fe es trabajar para aumentar la fe en el Señor Jesucristo”, dijo. “La conversión al Señor precede a la conversión a la Iglesia. Y la conversión al Señor viene a través de la oración, el estudio y el servicio, fomentada por la paciencia amorosa de parte del cónyuge y otros miembros de la familia preocupados”.

Presidente Oaks: Cuestiones LGBT

Para aquellos que no están seguros de cómo conciliar la postura de la Iglesia sobre cuestiones LGBT con las leyes locales y nacionales, o preguntando cómo ayudar a sus amigos y familiares LGBT a encontrar mayor felicidad y esperanza en ausencia de un matrimonio heterosexual, el Presidente Oaks enseñó una perspectiva compasiva, fiel y eterna.

El presidente Oaks

El presidente Oaks testificó: “En mis persistentes reflexiones en oración, nunca he encontrado una mejor y breve respuesta a las innumerables preguntas sobre este tema que un conocimiento profundo y una fe total en el amor de nuestro Padre Celestial y el plan de salvación que Él ha establecido para la bendición de todos Sus hijos. La verdad central de ese plan es la expiación de su Hijo Unigénito, nuestro Salvador, Jesucristo”.

 

Fuente: Newsroom