El presidente Russell M. Nelson es el profeta de Dios en la tierra, él recibe revelación directa del Señor y una muestra de que esto es real fue el comentario que hizo con respecto a la llegada de toda la Primera Presidencia y el Cuórum de los Doce Apóstoles al Templo de Roma, Italia.

El presidente Nelson dijo: “Estaba siguiendo las instrucciones que recibí”, dijo. “Fue muy claro para mí”.

foto iconica de la Primera Presidencia y el Cuorum de los Doce en Roma

Hoy por la mañana mientras se registraba la histórica fotografía de los 15 líderes de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en el Centro de Visitantes del Templo Roma, los líderes principales de la Iglesia mostraron una conexión de amistad y todos expresaron profunda gratitud por la invitación que el presidente Nelson les dio para participar en los eventos históricos de la dedicación del templo de Roma.

Solo hay unos pocos momentos en la historia en los que todos los líderes principales de la Iglesia han estado juntos fuera de Utah, la más reciente es la dedicación del Templo de Nauvoo, Illinois, en 2002.

El élder Neil L. Andersen habló del presidente Russell M. Nelson. “No podría haber un hombre más amable y reflexivo. Qué momento tan hermoso en la historia de la Iglesia para tener un hombre de 94 años de edad, hábil en el intelecto y con dones espirituales tan hermosos, casi como si tuviera un pie en otro mundo y un pie en este mundo”.

El élder Jeffrey R Holland, del Quórum de los Doce Apóstoles, dijo que no tiene precedentes que la Primera Presidencia y el Quórum de los Doce Apóstoles estén juntos “en un entorno tan notable por una razón tan espléndida”.

Estar juntos “es un momento notable e histórico que conmueve profundamente nuestros corazones”, dijo el élder Ulisses Soares, al unirse a otros miembros del Quórum de los Doce Apóstoles al comentar sobre la experiencia.

El élder Ronald A. Rasband dijo que está “disfrutando cada minuto de esta preciosa experiencia”.

El élder Dieter F. Uchtdorf dijo que un profeta viviente y los apóstoles vivientes tienen el mismo llamado que los apóstoles en la antigüedad, “para proclamar el evangelio a todo el mundo”, y agregó que “estamos aquí con el profeta para hacer precisamente eso en nuestros tiempos modernos.”

El élder Dale G. Renlund agregó: “Sabemos que dos Apóstoles de antaño, Pedro y Pablo, estuvieron aquí, y luego tener apóstoles modernos aquí, todos nosotros, es solo una experiencia conmovedora, de alguna manera rindiendo homenaje a ellos y homenaje al evangelio que todos predicamos”.

“Amo a estos hermanos con quienes sirvo”, dijo el élder David A. Bednar. “Estamos juntos cada semana en el Templo de Salt Lake, en muchas otras ocasiones, pero hoy, estar en Roma, estar aquí para esto y estar todos juntos es una experiencia única en la vida que siempre recordaré”.