“Sería un error visitar un lugar en Sudamérica y creer que representa a toda Sudamérica”, dijo el élder Dale G. Renlund, del Cuórum de los Doce Apóstoles, después de regresar de una reciente visita en Chile y Argentina.

“Hay una gran diversidad, incluso dentro de un país”, dijo el élder Renlund.

élder Renlund en Argentina y Chile

Pero desde las áreas remotas del norte de Chile, donde la tierra es tan seca y árida que el agua tiene que ser canalizada desde Bolivia para crear ambientes de vida sostenibles, hasta la parte sur de Argentina, donde las condiciones de frío extremo son durante gran parte del año, hay personas que “participan del agua viva y siguen al Salvador”, dijo el élder Renlund.

élder Renlund en Argentina y Chile

“Los miembros son Santos de los Últimos Días comprometidos que ejemplifican lo mejor en la vida del Evangelio”, agregó el apóstol.

A pesar de las diferencias de paisaje y cultura entre los dos países, “lo que tienen en común es su dedicación al evangelio de Jesucristo y su deseo de servir el uno al otro”, dijo el élder Renlund.

élder Renlund en Argentina y Chile

 

Guiado por el Espíritu

Siguiendo un apretado programa de viaje de nueve días, el élder Renlund y su esposa, la hermana Ruth L. Renlund, junto con miembros de la Presidencia del Área Sudamérica Sur, visitaron algunas de las áreas más remotas de Chile y Argentina.

Ellos pidieron visitar a los miembros que quizás no hayan tenido la oportunidad de recibir la visita de un miembro del Cuórum de los Doce Apóstoles en el pasado.

élder Renlund en Argentina y Chile

El élder Mark A. Bragg, un Setenta Autoridad General y consejero de la Presidencia de Área, dijo del élder y la hermana Renlund: “Fue increíble ver como aprovecharon cada oportunidad para saludar a todos personalmente”.

Hubo alegría y paz entre las personas en cada reunión, dijo el élder Bragg.

élder Renlund en Argentina y Chile

En cada lugar, el élder y la hermana Renlund y los miembros de la Presidencia del Área enfatizaron las enseñanzas del presidente Russell M. Nelson, enseñando que la expiación del Salvador es el único camino duradero hacia la felicidad.

“Nuestro propósito es testificar del Señor Jesucristo y sobre Su expiación, Su majestad, poder, compasión y deseo de bendecir. Ese propósito, esa declaración apostólica permanece constante”, dijo el élder Renlund. “Lo que es impresionante es que el Espíritu Santo adapta la dirección de la congregación y de las personas con quienes interactuamos”.

élder Renlund en Argentina y Chile

El élder y la hermana Renlund se prepararon para cada reunión, dijo el élder Bragg. “Consideraron en oración las necesidades de cada grupo, aconsejaron juntos y siguieron al Espíritu en cada reunión para que ninguna reunión fuera igual a otra”.

Bendiciendo a cada grupo de personas

Muchas de las reuniones se llevaron a cabo “fuera de lo común”, explicó el élder Bragg, pero el élder Renlund enfatizó el acceso universal a las bendiciones del evangelio de Jesucristo que están disponibles para todos, sin importar las circunstancias o el lugar.

élder Renlund en Argentina y Chile

Dijo que uno de los temas principales de la visita fue que no importa dónde se encuentren los miembros en el mundo, las ordenanzas de salvación están disponibles a través del camino del convenio que pueden ayudar a guiar a todos los hijos de Dios a Su presencia.

“Me encanta ver la forma en que el Evangelio bendice a las personas, independientemente de dónde vivan. Fortalece a las familias y mejora su perspectiva sobre el manejo de las pruebas y los desafíos de la vida”, dijo la hermana Renlund.

Asistiendo a una de las reuniones de los miembros estaba una joven pareja que había viajado más de 600 millas para reunirse con el élder y la hermana Renlund en persona.

élder Renlund en Argentina y Chile

En otra reunión, en el área remota de El Calafate, Argentina, se llenó una pequeña capilla más allá de los 30 a 40 miembros que se esperaba que asistieran. Los miembros de la pequeña congregación llevaron a amigos y vecinos a la reunión de la noche de la semana y casi triplicaron su asistencia habitual al domingo, anotó el élder Renlund.

élder Renlund en Argentina y Chile

“Su fe y fidelidad trajeron un espíritu notable a la reunión”, dijo el élder Renlund.

En casi todas las reuniones, la asistencia superó con creces la expectativa y, en algunos casos, la capacidad de los centros de reuniones.

“El deseo del élder y la hermana Renlund de reunirse con los santos en estos distritos periféricos bendecirá inmensamente el área”, dijo el élder Bragg.

Una visión para el crecimiento

A pesar de su agotador programa, que a menudo los hacía viajar largas distancias en aviones pequeños y comer almuerzos en cajas mientras iban directamente de una reunión a otra sin apenas tiempo para descansar o recuperarse, el élder y la hermana Renlund se tomaban todo el tiempo necesario en cada lugar para ministrar.

“Todas las personas pudieron sentir su amor y preocupación”, dijo el élder Bragg sobre el élder y la hermana Renlund.

élder Renlund en Argentina y Chile

Hablando de una reunión en Ushuaia, Argentina, el élder Bragg señaló que asistieron más de 600 personas, lo que representa la mayoría de los miembros activos en todo el remoto distrito de Tierra del Fuego. “Fue una vista increíble”, dijo el élder Bragg. Incluso el vicegobernador de Tierra del Fuego reorganizó su agenda para asistir a la reunión después de haber sido visitado por el élder y la hermana Renlund más temprano ese día

Centrándose en la visión de la presidencia del área para profundizar la conversión y fortalecer la fe de los santos, el élder Renlund habló específicamente sobre las bendiciones del plan de estudios apoyado por la Iglesia, centrado en el hogar, y cómo serán bendecidas las familias al observar el día de reposo.

élder Renlund en Argentina y Chile

“Los miembros de la presidencia de área y sus esposas son sobresalientes en todos los sentidos”, dijo el élder Renlund. “El élder y la hermana de Hoyos, el élder y la hermana Bragg, y el élder y la hermana Villar son discípulos notables del Salvador y grandes ejemplos para mí de dedicación”.

En las últimas décadas, el crecimiento de la Iglesia en Argentina y Chile ha sido milagroso, dijo el élder Renlund. “Es evidencia de que el Padre Celestial y su Hijo reúnen a Israel esparcido”.

 

Fuente: The Church News