La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días cree en la santidad de la vida humana, y es por eso que se opone a la eutanasia.

La eutanasia se define como el acto deliberado de poner fin a la vida de una persona que sufre de una condición o enfermedad incurable. Dicho acto voluntario acaba inmediatamente con la vida por medio de, por ejemplo, lo que frecuentemente se denomina suicidio asistido. Acabar con la vida de esa manera es una violación a los mandamientos de Dios.

eutanasia

También te puede interesar: ¿Qué sucede con los seres queridos que mueren y cuál es el propósito de la muerte? 5 Reconfortantes ideas del presidente Nelson

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días no cree que permitir la muerte de una persona por causas naturales al retirarle los medios artificiales que necesita para vivir, como en el caso de una enfermedad incurable, se incluya en la definición de eutanasia.

Cuando morir de una enfermedad o accidente se vuelve inevitable, se debe ver como una bendición o una parte fundamental de la existencia eterna. Los miembros no deben sentirse obligados a prolongar la vida mortal  por medios que son injustos.

Los miembros de la familia pueden tomar las mejores decisiones después de recibir una sabia y competente orientación médica y buscar guía divina por medio del ayuno y la oración.

Este artículo fue originalmente escrito por y publicado en mormonnewsroom.org con el título “Euthanasia and Prolonging Life.”