Gobernador de México agradece a Iglesia de Jesucristo por su compromiso con la sociedad

El 14 de agosto, Alfonso Durazo, gobernador de Sonora, México, se reunió con líderes de la Iglesia de Jesucristo en una capilla de la ciudad de Hermosillo.

A la reunión asistieron el élder Hugo Montoya, presidente del Área México y el élder Gregorio Casillas, setenta de área asignado al Consejo de coordinación de Hermosillo.

Además, asistieron cinco presidentes de estaca y seis presidentes de distrito de esa región, así como el presidente del templo, Arturo Rodríguez y su esposa; y el presidente de la misión Hermosillo, Luis Gabriel Zapata, con su esposa, Purísima.

Al gobernador de Sonora lo acompañaron Amanda Marchena, directora de asuntos religiosos de Sonora; y Máximo Moscoso, delegado de la Secretaría de Gobernación en el estado.

La Iglesia brinda ayuda humanitaria a los más necesitados

Foto: La Iglesia de Jesucristo

El élder Montoya comenzó la reunión agradeciendo al gobernador Durazo por su servicio a los ciudadanos de Sonora.

“Nosotros como miembros de la Iglesia, apoyamos a nuestros gobernantes y sostenemos las leyes de nuestro país”.

Agregó que los líderes de la Iglesia dirigen congregaciones en todo el estado y destacó que los sonorenses “están siempre listos para servir y ayudar”.

“Enseñamos sobre el Salvador Jesucristo a nuestros miembros y les invitamos a seguir Sus enseñanzas, incluido el mandamiento de amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos. Es por ello que la Iglesia busca ayudar a las personas con necesidades, por medio de su programa humanitario y por medio de las ofrendas de ayuno”.

El élder Montoya mencionó algunas iniciativas recientes de ayuda humanitaria en el estado por parte de la Iglesia, como el auxilio a migrantes y una reciente donación de sillas de ruedas al DIF estatal.

Agradecimiento a la Iglesia por su compromiso con la sociedad

Foto: La Iglesia de Jesucristo

Por su parte, el gobernador Durazo reconoció la labor humanitaria y de servicio de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en México y en Sonora.

“Conozco su Iglesia, sé que son muy organizados y siempre están dispuestos a ayudar y servir en la comunidad”.

Pidió a los líderes de la Iglesia local sumarse y compartir mensajes de paz y amor en sus congregaciones.

“En Sonora tenemos dificultades con la violencia intrafamiliar. Esto es el origen de muchos otros crímenes. La desintegración familiar es un problema grande y tenemos mucho qué hacer. A pesar de que el gobierno es responsable de atender estas necesidades de la sociedad, cuando las organizaciones sociales de suman, los resultados son más evidentes”, dijo el gobernador.  

Finalmente, el gobernador agradeció por toda la ayuda humanitaria y abrió la puerta para continuar haciendo más proyectos en el futuro que beneficien a los sonorenses.

Fuente: LaIglesiadeJesucristo.org

Video relacionado:

También te puede interesar:

| Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *