Después de una jornada de puertas abiertas en abril, el Élder Jeffrey R. Holland, del Cuórum de los Doce Apóstoles, volvió a dedicar el Templo de Memphis, Tennessee, el domingo 5 de mayo de 2019, en una sesión. Varios miembros de la Iglesia se reunieron en el templo para este servicio sagrado.

Templo de Memphis

El templo terminó de contruirse en el 2000 y fue dedicado el 23 de abril del 2000 por el presidente James E. Faust, entonces segundo consejero de la Primera Presidencia de la Iglesia. El templo sirve a los Santos de los Últimos Días en Memphis; Greater Little Rock, Arkansas; Searcy, Arkansas; y Tupelo, Mississippi.

Templo de Memphis

El templo está ubicado en 4199 Kirby-Whitten Parkway en Bartlett, Tennessee, una comunidad a las afueras de Memphis.

Templo de Memphis

El templo fue rediseñado para mejorar la entrada y la torre del templo. El campanario se elevó a 10 pies de su altura existente para corresponder mejor con la entrada. El exterior del edificio está revestido en una piedra caliza beige.

Templo de Memphis

Unas franjas doradas se observan en las salas de instrucción, el salón celestial y las de sellamiento. El vidrio artístico en todo el templo incorpora la flor de campana infinita y se crea en azules, verdes y corales.

Templo de Memphis

La iluminación colgante de bronce antiguo aparece en gran parte del templo. El cristal neoclásico y las lámparas resaltan en el salón celestial y en los salones de sellamiento.

Templo de Memphis

La baldosa de piedra blanca de Daphne de Sorrento, Florida, se utiliza a lo largo de la entrada,  en el baptisterio y la sala de novias.

Templo de Memphis

Las alfombras tienen un patrón de campo de flores de papaya con un borde en verdes, azules y cremas en la entrada, la sala de espera y la habitación de las novias.

Templo de Memphis

El templo reanudará su funcionamiento el 14 de mayo de 2019. Ese día, los miembros dignos podrán participar en los sacramentos más sagrados de la fe, llamados ordenanzas.

Templo de Memphis

Los templos de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días difieren de los centros de reuniones o capillas donde los miembros se reúnen para los servicios de adoración del domingo.

Los templos se consideran “casas del Señor” donde las enseñanzas de Jesucristo se reafirman a través del bautismo y otras ordenanzas que unen a las familias por la eternidad. En el templo, los miembros de la Iglesia aprenden más sobre el propósito de la vida y hacen convenios para seguir a Jesucristo y servir a sus semejantes.

 

Fuente: Newsroom.ChurchofJesuscrist.org