Paulo y Claudio Gallardo son dos jóvenes peruanos a los que les apasiona el fútbol, esa pasión y su dedicación los ha llevado a convertirse en jóvenes promesas del fútbol peruano, los dos son jugadores profesionales, claudio juega en un conocido equipo local y Paulo juega en primera división.

Claudio y Paulo Gallardo

Fotografía vía Twitter Sporting Cristal

En febrero de este año, estos talentosos jugadores se unieron a La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Dias.

Claudio y Paulo Gallardo

Claudio y Paulo Gallardo en el día de su bautismo junto a los misioneros y el presidente de Misión y su esposa.

En el transcurso de estos meses su fe los ha llevado a querer hacer algo más; servir una misión de tiempo completo para la iglesia.

La valentía de postergar un sueño por salir a la misión

Jugar ha sido un sueño para Claudio y Paulo, los mellizos que desde temprana edad llamaron la atención de técnicos por su destreza con la pelota. Este año esa pasión ha ido acompañada por otra pasión, la pasión de seguir al Señor.

Claudio y Paulo Gallardo

Claudio y Paulo Gallardo aman el fútbol desde pequeños. Fotografía: Toqueygol.

Un jugador a los 18 años está en la edad de aprender y obtener toda la experiencia necesaria para crecer “futbolísticamente” pero Claudio y Paulo han aprendido a que a los 18 también puedes aprender y obtener toda la fe necesaria y la fortaleza que proviene de seguir al Señor.

Seguir tu fe a veces no es fácil, requiere acciones que podrían ser tomadas como anticuadas para quienes no entienden la importancia que la fe tiene en la vida de una persona.

Claudio y Paulo Gallardo

Claudio y Paulo Gallardo asisten con regularidad al Templo de Lima, Perú.

Para Claudio y Paulo ha sido una experiencia reconfortante reconocer que los mandamientos los ayudan a tener una relación más cercana con Dios. Uno de los mandamientos que los ha ayudado a acercase más al Señor es dedicarle todo un día a Él, este mandamiento conocido como el día de reposo ha ayudado a estos deportistas a aumentar su espiritualidad y aprender más sobre el amor del Salvador para todos sus hijos.

El día de reposo se guarda los domingos, día en que sus equipos generalmente juegan. Para Claudio y Paulo ha sido decisivo establecer que es lo más importante para ellos y han decidido dedicar los domingo solo a su crecimiento espiritual.

Claudio y Paulo Gallardo

Fotografía: El Bocón

Esa decisión sorprendió a los directivos de cada club donde juegan y las propuestas mejoraron inmediatamente para que los hermanos Gallardo sigan jugando, pero la condición de estar los domingos con sus equipos, aun cuando la propuesta ha sido interesante para ellos, Claudio y Paulo han decidido solo dedicarse en su crecimiento espiritual los días domingo.

Claudio y Paulo Gallardo

Claudio Gallardo y compañero de Fútbol

Esta decisión ha sido una de las muchas que los hermanos Gallardo han tenido que tomar para anteponer su crecimiento espiritual ante cualquier otra propuesta, para ellos el Señor es primero.

Todo esto forma parte de su preparación para algo más grande: convertirse en misioneros.

Claudio Gallardo

Ellos quieren compartir con otros, el mensaje que ha cambiado sus vidas, y están dispuestos a posponer sus carrera por dos años para ayudar a otras personas a encontrar al Señor por medio de Su evangelio.

Esta noticia ha llamado la atención de varios medios peruanos que han anunciado que los hermanos Gallardo no renovaron sus contratos con sus respectivos clubs para centrarse en su preparación para servir una misión de tiempo completo para La Iglesia de Jesucristo.

Paulo tuvo que renunciar también a un contrato con Adidas, debido a su retiro del fútbol para centrarse en su preparación misional.

“Confiamos en el Señor”

Esta tarde, en las oficinas de Más Fe recibimos en exclusiva a los hermanos Gallardo quienes compartieron su testimonio, su historia de conversión y sus profundos deseos de servir una misión tan pronto cumplan un año como miembros de la Iglesia.

Paulo gallardo

fotografía: La República

“Siempre ha sido nuestra meta ser futbolistas profesionales, pero cuando conocimos La Iglesia de Jesucristo nos sentimos agradecidos porque era lo que siempre estuvimos buscando. Estudiábamos mucho La Biblia, pero al leer el Libro de Mormón sentimos un gozo indescriptible”, explica Paulo, quien también expresó haber superado la ansiedad y la baja autoestima desde que escudriña el Libro de Mormón a diario.

“Confiamos en el Señor, nos hemos puesto en Sus manos y sabemos que Él tiene un plan perfecto para nosotros en el fútbol y como futuros misioneros de Su Iglesia. En la medida que nos esforcemos por guardar los mandamientos, vamos a prosperar”, declara Claudio.

“La Iglesia no nos está obligando a renunciar”

Los hermanos Gallardo también explicaron que existen muchos rumores sobre su ausencia en el fútbol, el más usado es que su iglesia los está obligando a renunciar. Ellos aclaran: “La Iglesia no nos está obligando a renunciar al futbol. Nuestros líderes religiosos siempre nos han aconsejado a ser lo mejor en todo y respetan nuestras decisiones”.

“Gracias a nuestros padres”

“Nuestros padres siempre han esperado que seamos buenos hijos, buenos hombres, cercanos a Dios y jugadores profesionales de fútbol. Así que les agradó la idea de que pertenezcamos a La Iglesia de Jesucristo porque se dan cuenta que estamos muy bien”.

Aún cuando los padres de los hermanos Gallardo no pertenecen ni comparten la misma fe han respetado con amor su decisión.

Claudio y Paulo Gallardo

Los padres de Paulo y Claudio asisten a la iglesia con regularidad aunque no pertenecen a la misma fe.

Estamos agradecidos por los excelentes padres que tenemos. Ellos nos han preparado para ser quienes somos ahora. Los amamos”, declaran Paulo y Claudio.

Un mensaje especial para los jóvenes de la Iglesia en edad misional

“No sabemos todas las cosas referentes al evangelio, recién tenemos seis meses como miembros de La Iglesia de Jesucristo, pero si tenemos un testimonio y por eso ya estamos preparando toda la documentación necesaria para ir a una misión con disponibilidad en febrero del 2020.

A los jóvenes que ahora estén dudando en salir a una misión queremos decirles que estudien las escrituras, oren, asistan al templo y que confíen en el Señor. No hay nada más importante que salir a una misión. Gracias a la decisión valiente de los jóvenes misioneros  que nos enseñaron el evangelio hace poco es que nosotros también queremos hacerlo y compartir el Plan de Felicidad con todos”, dice Claudio.

“Como dice en Mateo 19: 29 : ‘Y cualquiera que haya dejado casas, o hermanos, o hermanas, o padre, o madre, o esposa, o hijos, o tierras, por mi nombre, recibirá cien veces más, y heredará la vida eterna’”, comparte Claudio.

Claudio y Paulo Gallardo

Claudio y Paulo Gallardo el día de su cumpleaños número 18.

El equipo de Más Fe felicita a Claudio y Paulo Gallardo, de quienes estamos seguros que se convertirán en excelentes misioneros. Confiamos al igual que ellos de que el Señor tiene hermosas bendiciones preparadas.