La temporada de huracanes de 2017 tuvo un gran impacto en la flota de vehículos de respuesta de emergencia (ERV por sus siglas en inglés) de la Cruz Roja Americana. Para ayudar a reponer y modernizar esa flota, la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días anunció el 26 de octubre, una donación de $ 1.5 millones a la Cruz Roja Americana para comprar 10 nuevos ERV.

La Cruz Roja  y los mormones

“La asociación entre la Cruz Roja Americana y la Iglesia abarca casi un siglo desde que trabajaron juntos en los esfuerzos de ayuda humanitaria durante la Primera Guerra Mundial”, dijo el Obispo Dean M. Davies del Obispado Presidente de la Iglesia en la Sede Central Regional de la Cruz Roja Americana de Utah en Salt Lake City.

“Reconocemos y apreciamos la habilidad y la experiencia que la organización de la Cruz Roja brinda cuando la gente más lo necesita y nos complace colaborar con ellos para llegar a los necesitados”.

La Cruz Roja y la Iglesia de Jesucristo

Los ERV son una parte crítica de las operaciones de socorro en casos de desastre de la Cruz Roja. Se encuentran entre los primeros signos de esperanza después de un desastre, ofreciendo alimentos y suministros de socorro.

Los mormones y la Cruz Roja en República Dominicana

“Quizás se haya producido una de las acciones de colaboración más grandes entre nuestras dos organizaciones al unir fuerzas después de los devastadores huracanes en los EE. UU. Y el Caribe, incluidos los sucesivos huracanes Harvey, Irma y María el año pasado y una vez más con Florence y Michael este año”, dijo el obispo Davies. “Mientras los voluntarios de la Cruz Roja operan refugios, sirven comidas y distribuyen suministros de socorro, los voluntarios de la Iglesia cortan árboles, limpian los escombros y limpian las casas inundadas”.

Con esta donación, la Cruz Roja nombró a la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días su primer “Líder de la Misión”, un grupo selecto de socios de la Cruz Roja que donan $ 3 millones o más anualmente para apoyar la misión de la Cruz Roja. Además de la reciente donación financiera, la Iglesia ha proporcionado fondos, productos básicos y otras donaciones adicionales durante el año anterior.

Un compromiso constante

Los dos grupos también firmaron un nuevo documento de compromiso. El obispo Davies dijo que esto es importante porque representa un compromiso continuo de la Iglesia con una asociación de larga data que ha bendecido y salvado miles de vidas a través de los esfuerzos combinados en el alivio de desastres y la donación de sangre.

La Cruz Roja  y los mormones

“La misión de la Cruz Roja Americana no se puede cumplir sin socios consistentes y generosos”, dijo Heidi Ruster, ejecutiva regional de Utah y Nevada. “Estamos agradecidos por la colaboración continua con La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días para hacer una diferencia en las comunidades a las que servimos”.

Los representantes de la Cruz Roja Americana que asistieron el viernes incluyeron al director de operaciones Cliff Holtz, vicepresidente senior de servicios de ciclo de desastres Harvey Johnson, vicepresidente divisional de Southwest y Rocky Mountain, Sharon Jaska, vicepresidente divisional de desarrollo David Staszak, así como a la junta directiva y el liderazgo ejecutivo de la Cruz Roja local. Entre los líderes de los Santos de los Últimos Días se encontraban el obispo Davies y la hermana Jean B. Bingham, presidenta general de la Sociedad de Socorro.

 

Fuente: mormonnewsroom