En la primavera de 1820, un joven leyó una escritura que cambiaría para siempre su vida y la vida de millones de personas en todo el mundo.

Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, quien da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada. Santiago 1:5

Lleno de preguntas, dudas y confusión, el joven llevó sus preocupaciones al Señor, orando a Él en un tranquilo bosque, un evento que finalmente llevó a la restauración del Evangelio en esta dispensación final. Es lógico que los jóvenes de la Iglesia deban aprender y estudiar esa misma escritura de este año para que ellos, también, recuerden llevar sus preocupaciones al Señor.

El 1 de agosto, la Iglesia anunció en una carta que esta escritura de Santiago 1: 5-6 será el lema de la Mutual para 2017.

Esta escritura y el tema influirán en muchas de las actividades para ese año, mas adelante en este año estarán disponibles recursos para los líderes de los jóvenes para que incorporen este lema en su enseñanza.

Cada año, Las presidencias generales de los hombres y mujeres jóvenes colaboran y buscar inspiración, ya que seleccionan un tema para guiar el enfoque del año. El tema del año pasado fue “seguir adelante con firmeza en Cristo” de 2 Nefi 31:20. En 2015, el lema de la Mutual era “Embárcate en el servicio de Dios”, que proviene de Doctrina y Convenios 4: 2.