Los Santos de los Últimos Días en México, como los Santos de todo el mundo, trabajan continuamente para crecer en el evangelio de Cristo como individuos y familias. Ellos, como todos los miembros, tienen sus defectos y áreas en las que necesitan trabajar.

santos en México

Sin embargo, a través de su fuerza multigeneracional y dedicación a la obra del templo, se están convirtiendo en líderes en la obra de salvación, explicó la hermana Jean B. Bingham , presidenta general de la Sociedad de Socorro, después de regresar de una visita en México.

El amor de los jóvenes mexicanos por la obra en el templo

La hermana Becky Craven, segunda consejera de la presidencia general de las Mujeres Jóvenes, comentó:

“Nos admiramos por el amor de los jóvenes fieles en la Ciudad de México cuando escuchamos al presidente del templo decir cuán dedicados están en asistir al templo. Ellos traen sus propios apellidos y realizan las ordenanzas necesarias por sus antepasados”.

santos en México

La dedicación de estos jóvenes, no solo para asistir al templo, sino también para vivir el Evangelio, refleja el poder que proviene del crecimiento multigeneracional de la Iglesia allí, explicó la hermana Bingham. Y esa fuerza fue más evidente que nunca durante su reciente visita.

santos en México

La fidelidad de los Santos mexicanos

“Me sorprendió darme cuenta de cuántos miembros hay en México”, dijo la hermana Bingham, señalando que no se había dado cuenta previamente de que el área tenía 13 templos y 220 estacas. “Simplemente no tenía un concepto de cuántos miembros hay”. Pero no solo son impresionantes los números, continuó. Es su dedicación a compartir el evangelio y participar en el trabajo de la restauración en curso.

santos en México

La Hermana Joy D. Jones , presidenta general de la Primaria, quien se unió a la Hermana Bingham y la Hermana Craven durante la visita a México, agregó:

“Los miembros en México son personas que aman estar en el templo, y lo demuestran al estar en la casa del Señor a menudo. Aprecian tener templos cerca. A los jóvenes se les está enseñando las bendiciones y la importancia de participar en las ordenanzas del templo”.

santos en México

No solo los miembros acuden a los templos, dijo la hermana Bingham, sino que se están ministrando unos a otros, están sirviendo fielmente en sus llamamientos y están enseñando el evangelio a través de las familias y están fortaleciendo a la generación en ascenso.

El ejemplo de valentía de este obispo mexicano

La hermana Bingham conoció a la familia Carrillo durante una visita de ministración a la casa de la familia en Chihuahua, México. La familia recibió recientemente la trágica noticia de que su hija menor, Ana Camila, tiene leucemia.

El padre, Evaristo Carrillo, acababa de ser llamado como nuevo obispo cuando se enteraron del diagnóstico de su hija y la familia realmente tuvo problemas, explicó la hermana Bingham.

“Aquí estaban, haciendo todo lo que deberían estar haciendo, son claramente fieles y, sin embargo, ¿esto es lo que obtienen? ¿La posibilidad de perder a su hija menor? ”, dijo.

“Pero cuando los conocí, un mes después del diagnóstico, todavía tenían los ojos llorosos, pero no de la misma manera. No era que tuvieran miedo o desesperación, estaban agradecidos y tenían la confianza de que cualquier cosa que vendría, el Señor estaría a cargo”.

santos en México

El crecimiento de la Iglesia de Jesucristo en México

A medida que la restauración del evangelio continúa desarrollándose, Satanás está trabajando duro para destruir familias, explicó el élder John C. Pingree Jr. , Autoridad General Setenta y segundo consejero en la presidencia del Área de México. Pero a medida que las familias en la Iglesia trabajan juntas para cuidarse mutuamente, se puede encontrar fortaleza a través de la unidad.

santos en México

“Cuando un hombre y una mujer casados ​​trabajan para cuidarse unos a otros y para guardar los convenios del templo, Dios protegerá esa unión y la dotará de poder divino”, dijo el élder Pingree.

La gente de México ejemplifica el amor de Cristo a través de su humildad y generosidad, declaró la hermana Jones.

“Son fuertes y resistentes. Saben que son hijos de Dios y lo aman y le sirven fielmente”, dijo. “Me llenaron de gratitud por nuestra herencia divina y la meta unida de regresar como familias a la presencia de nuestro Padre Celestial”.

 

 

Fuente: The Church News