En  este año, los ciudadanos de México atraviesan una complicada situación desde que en mayo, el Presidente de México Enrique Peña Nieto presentó una iniciativa de reforma a la Constitución en la que se consideraría el matrimonio entre personas del mismo sexo, en donde la carta magna prescribiría lo siguiente: “ se reconoce el derecho de los mexicanos a contraer matrimonio sin ser sujetos a discriminación por su origen étnico o nacional, discapacidad, condición social, salud, religión, género o preferencia sexual”.

Este cambio en las leyes mexicanas no fue bien visto para varios sectores de la población, entre ellas, los líderes y miembros de La Iglesia  de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, conocidos como los mormones.

Aquí respuestas y comentarios de los élderes Paul B. Pieper, presidente del Área México de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, y Arnulfo Valenzuela, Primer Consejero del Área México de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, (líderes máximos de la congregación mormona en México) durante una entrevista sobre este tema:

Pregunta: ¿Hasta qué punto los líderes religiosos pueden y deberían opinar sobre la vida pública? ¿Acaso México no es un estado laico?

Respuesta: “Nuestro papel como líderes religiosos no es involucrarnos en la política, pero sí lo es cuidar el entorno moral para poder ejercer nuestros derechos de adorar a Dios y de tener un entorno en donde esto sea posible”.

Defender nuestra creencias es hablar de la libertad religiosa, élder Valenzuela opina al respecto:

“La libertad religiosa es el derecho humano de pensar, actuar y expresar sus creencias, de acuerdo con los dictados de su conciencia moral. El poder expresarse en público y en privado y defender una visión moral particular, es esencial para el ejercicio de esa libertad. Esto es como nuestra Constitución lo expresa hasta el día de hoy.”

Para defender el matrimonio  ordenado por Dios,  la Iglesia de Jesucristo en México, se ha unido junto con otras organizaciones religiosas. Los líderes eclesiásticos expresaron la siguiente invitación:  “Deseamos invitar a todos a participar este 24 de septiembre en la marcha organizada por la Unión Nacional Cristiana (organización que agrupa a más de 2000 denominaciones religiosas) con el propósito de apoyar la organización de la Familia tradicional, tal como sucedió el pasado 10 de septiembre al interior de la República Mexicana”Presidencia de Área México.

Para leer más respuestas de las autoridades de la iglesia en México, visite Sala de Prensa Mormona