El domingo 15 de septiembre, el portavoz de la Iglesia, Daniel Woodruff, emitió la siguiente declaración de la Iglesia:

“El viernes, dos jóvenes misioneros que servían en la Misión Canadá Vancouver estuvieron involucrados en un accidente grave cuando su vehículo chocó con un camión. El accidente ocurrió en Kamloops, Columbia Británica. El élder Bryant Keck, de 19 años, de Sanford, Colorado y el élder Dallin Thompson, de 19 años, de Sahuarita, Arizona, se encuentran en estado crítico con lesiones que pueden poner en peligro su vida. Se desconoce la condición de los ocupantes del camión y oramos por su bienestar. También oramos por los misioneros y sus familias, y pedimos la fe y las oraciones de los demás en su nombre mientras atraviesan estos días difíciles”.

En Más Fe nos unimos en oración por estos dos valientes misioneros y por el resto de personas que han sido víctimas de este terrible accidente.

Más adelante, se informará sobre la salud de los misioneros.

 

 

 

Fuente: ldsliving.com