rt

La iglesia ha prosperado en la República Dominicana gracias a una cultura social, caritativa y fiel, donde la gente de gran corazón y vibrante personalidad enmascaran sus circunstancias empobrecidas. ¡Aprenda más sobre los Santos dominicanos que están construyendo el Reino de Dios como ellos pueden!

 

Para los miembros de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en la República Dominicana, servir al Señor es su segunda naturaleza. Aquí mostramos sólo cinco de las muchas cosas increíbles que distinguen a los Santos dominicanos e inspiran a todos nosotros.

 

  1. La Iglesia no fue establecida en la República Dominicana hasta 1978, pero ya ha crecido hasta unos 125.000 miembros.

 

No fue hasta que el Sacerdocio se puso a la disposición de todos los hombres el 9 de junio de 1978, que la Iglesia fue establecida oficialmente en la República Dominicana. El día después de que el anuncio fue hecho, la familia de Amparo (bautizada en California) regresó a la República Dominicana para compartir el Evangelio con sus amigos y familiares. Los Dominicanos son ya bien conocidos por su fe (la bandera tiene una Biblia en él), así que desde que regresaron los Amparo, la Iglesia ha crecido a un ritmo excepcional. Ahora el país tiene tres misiones, un Templo, más de 125.000 miembros y 202 congregaciones!

 

  1. Los miembros dominicanos son misioneros asombrosos.

 

En 2009, hubo 500 dominicanos sirviendo como misioneros de tiempo completo, pero hay muchos más que difunden el evangelio como misioneros. La cultura dominicana es muy sociable, así que es fácil y agradable para los miembros salir y compartir el Evangelio. No sólo ayudan a los misioneros a tiempo completo en el área a enseñar a sus amigos y familiares, independientemente también salen en grupos para visitar los miembros inactivos, menos activos y no miembros en sus comunidades.

rd3

 

  1. La juventud en la República Dominicana estableció un patrón de estilo de vida sana para su país entero.

 

En el año 2013, la hermana Carol F. McConkie y la hermana Jean A. Stevens, consejera de las Mujeres Jóvenes y Presidenta General de la Primaria respectivamente, junto con Elder Claudio D. Zivic de la Presidencia del Área del Caribe, se reunieron con la oficina del Procurador General de la República Dominicana. La oficina quería trabajar con la Iglesia para promover el desarrollo de los niños y adolescentes y les impiden recurrir a las drogas, la violencia y otras situaciones de riesgosas. Sin duda la oficina fue inspirada por los ejemplos de la juventud dominicana, quienes firmemente viven los estándares de la Iglesia, aun cuando significa ir en contra de los hábitos culturales como la bebida y la inmoralidad.

 

  1. los miembros en la República Dominicana son “especialistas en servir.”

 

Los miembros dominicanos hacen todo lo que pueden para mantener su fe firme y a menudo toman en múltiples llamamientos en sus barrios y ramas. Ellos no dudan en servir a los demás fuera de la iglesia, tampoco. Tres hermanas del barrio Los Angeles en la Estaca de San Gerónimo, una vez llevaron una cama de hierro fundido por más de una milla a una hermana del barrio que necesitaba la cama para sus cinco hijos, quien previamente habían estado durmiendo en el suelo. Esto es sólo un ejemplo de las innumerables iniciativas de los miembros dominicanos de servir a los demás.

 

 

  1. Los miembros dominicanos siempre son optimistas, hasta en circunstancias empobrecidas.

 

Más del 40 por ciento de la población en la República Dominicana viven por debajo de la línea de pobreza nacional. La electricidad y el agua son poco fiables, y a menudo es difícil para los ciudadanos encontrar trabajo o recibir una buena educación. Las drogas, la delincuencia y las enfermedades infecciosas también son frecuentes. Pero a pesar de todo esto, los miembros en la República Dominicana alaban a Dios continuamente y declaran que “todo está bien”.

rd2

Escrito por: Heidi Oliver

Fuente: http://ldsliving.com/story/75915-5-things-to-know-about-the-church-in-the-dominican-republic