“Juanita, una mexicana de 110 años, recientemente decidió hacer una promesa con el Señor Jesucristo y entrar en su Iglesia a través del bautismo.”

Juanita no es la persona promedio de 110 años, pero, ¿existe algo parecido a una persona promedio de 110 años?

Probablemente no.

Eso es exactamente lo que hace a Juanita tan única y excepcional.

A la edad de 110 años, Juanita recientemente decidió hacer una promesa con el Señor Jesucristo y entrar en su Iglesia a través del bautismo.

También te puede interesar:”7 Cosas que todos los conversos necesitan saber

Kevin Doman, quien actualmente se desempeña como Presidente de misión en la Misión Tuxtla Gutiérrez – México, compartió algunas imágenes increíbles del reciente bautismo de Juanita.

El Presidente Doman compartió los siguientes detalles sobre el servicio bautismal. Mientras Juanita se levantaba suavemente del agua, ella exclamó: “¡Kolabal a Jesucristo!”, Que en su lengua maya nativa significa “Gracias, Jesucristo.”

El Presidente Doman también habló del maravilloso sentimiento que estuvo presente en el bautismo de Juanita, cuando ella y otros cinco conversos se unieron a la Iglesia.

“¡El bautismo de Juanita, quien tiene 110 años, debe ser un récord!, ¡Qué experiencia tan tierna e inolvidable y un Espíritu tan poderosamente dulce!”

El Presidente Doman y otros buscan verificar la edad de Juanita con los documentos de la fuente principal. Dijo que están buscando la partida de nacimiento y de bautizo de su Iglesia porque quieren estar 100% seguros.

La hermana Doman compartió más detalles del bautismo en su cuenta de Instagram.

Mi “Momento de Milagro” en el bautismo de un ángel, Juana Sanchez Lopez, quien es conocida como Juanita […] Dos misioneros la ayudaron a entrar en el agua y la cuidaron durante la ordenanza. Durante el momento en que ella estaba siendo bautizada ella decía “Oh, Jesús.” Al ser bautizada ella dijo “¡Kolabal a Jesucristo!”

Cuando fui a buscarla y saludarla, ella puso las manos juntas en oración y dijo “¡Kolabal!” que significa gracias. Entonces ella tocó mi rostro y me guió para estar más cerca de ella y luego tomó mis manos. Ella continuó diciendo “¡Kolabal!” Me sentía como si hubiera encontrado a una amiga de muchos años que había perdido. Yo podía sentir que ella conocía al Salvador. Yo podía sentir su amor por mí y por el Salvador.

Cuando ella estaba saliendo y le di un abrazo, ella se acercó a mi rostro de nuevo y empezó a llorar y después puso su mano sobre mi corazón. Cuando ella salió me di cuenta de que estaba ansiosa de encontrarla de nuevo en la vida después de la muerte. Yo definitivamente conocí a un ángel hoy.

El Elder Josh Bauman está actualmente sirviendo en el Tuxtla Gutiérrez Misión y en su correo semanal le contó a su familia sobre la experiencia.

“Fuimos invitados al bautizo de 6 personas, una de las cuales era una mujer de 110 años de Ocosingo. Tan pronto como entramos en la capilla, la llevaron a la pila bautismal. Tomamos algunas fotos y esas cosas, y luego fue su turno. Tuvimos que enviar a otras tres personas porque ella es muy frágil.

Ellos preguntaron si el Presidente y yo seríamos los testigos, entonces dos Elderes y uno de los miembros se metieron en la pila, y todo el tiempo que estuvo allí ella estaba diciendo “Oh Jesús, oh Jesús, oh Jesús”, pero con una pequeña voz que te golpea justo en el centro de tu corazón.

Después de bautizarle, ella se acercó y dijo “Kolabal Jesucristo”, que en Tzeltal es “Gracias Jesucristo”. No había un ojo seco en la habitación. Sentí el Espíritu muy fuertemente.”

Estamos muy agradecidos por nuestros queridos misioneros y por los esfuerzos que hacen para encontrar a las ovejas del Señor. Estamos agradecidos de que Juanita y otros pudieran venir a Cristo y convertirse en miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

La notable historia de Juanita demuestra una vez más que el Señor siempre está deseoso de que vayamos a Él, y que “su mano aún está extendida” (2Nefi 20:4)

“Este artículo fue escrito originalmente por Ben Arkell y fue publicado por mormonlight.org bajo el título: “122 Year-Old Woman From Mexico Is Baptized Into The LDS Church