La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (iglesia mormona) en Chile expresó sus condolencias por las víctimas de la explosión en el Sanatorio Alemán en Concepción, Chile. A través del Setenta Autoridad de Área, élder Juan Urra, los mormones manifestaron:

“Nuestros corazones y oraciones están con ellos, tanto con las familias de aquellos que perdieron la vida como de las decenas de heridos”.

El terrible hecho ocurrió en la mañana del 21 de abril del 2018; frente a esta situación el obispo mormón Cristobal Rodriguez y sus consejeros abrieron las puertas de la capilla mormona que se encontraba muy cerca de la explosión para recibir a los heridos que en su mayoría eran madres con bebés en brazos.

Los doctores llegaron hasta el recinto mormón para auxiliar a las víctimas y luego trasladarlas a centros de salud cercanos y seguros. Sin la ayuda de estos líderes de la iglesia, probablemente el número de muertes hubiera ascendido.

“Vemos como una oportunidad de servir como discípulos de Cristo al ayudar a otros”, explicó el élder Urra.

 

Fuente: saladeprensamormona.cl