Miembros de la familia real británica dan gracias a la Iglesia por sus ayudantes en parte de sus esfuerzos de limpiar después de las inundaciones

El príncipe Andrés, Duque de York, se reunió con los voluntarios de Manos Mormonas que Ayudan en York (7 de enero) como parte de una reunión de los trabajadores de la comunidad y personal de servicios de emergencia después de las graves inundaciones que golpearon la ciudad histórica en las últimas semanas .

Otro miembro de la familia real, la duquesa de Kent, también destaco el trabajo de los voluntarios en el centro de York cuando se reunió con otros Manos Mormonas que Ayudan (6 de enero)El príncipe agradeció los esfuerzos de los voluntarios mormones y otros grupos locales y resalto que el espíritu comunitario fue el sello distintivo de los esfuerzos para ayudar durante las inundaciones.

Caroline Kimberling, una miembro de la Iglesia en York fue la clave en el esfuerzo de Manos Mormonas que Ayudan, e hizo planes para que las instalaciones de la Iglesia se utilizaron para las donaciones de suministros.

Élder Paul Culbert y la hermana Ethel Culbert , los misioneros de tiempo completo para la Iglesia , ayudaron a coordinar los esfuerzos de socorro. Élder Culbert , dijo : “Los miembros del grupo de la Iglesia le explicaron al duque el alcance del trabajo que habían llevado a cabo, incluyendo cómo habían identificado las necesidades a través de una variedad de métodos, incluyendo los medios de las redes sociales, el estar en la calle hablando con gente , de boca en boca, y recibiendo referencias de ayuntamiento de York. Después, explicaron cómo hicieron para satisfacer estas necesidades. El duque expresó su agradecimiento al grupo por el trabajo que habían realizado”.

También representando a la Iglesia y a sus socios de la comunidad en la reunión con el príncipe Andrés estuvieron el presidente Bill Kimberling de la Presidencia de la Estaca York (liderazgo regional), el obispo Mark Plumridge (líder de una congregación de York ), con Stefania Finch, Helen Woodall y Katie Miller de la comunidad local.

La respuesta de emergencia de la Iglesia llamó la atención de muchos vecinos quienes se pusieron los chalecos de Manos que Ayudan como una muestra de apoyo para la comunidad. El presidente Kent Mayall, líder regional (presidente de estaca) de York y sus alrededores, dijo: “Estas dos semanas han sido increíbles. El esfuerzo de las Manos Mormones que Ayudan ha sido impulsado por voluntarios que son miembros de la Iglesia y también que no son de nuestra fe. Hemos tenido cientos de voluntarios ayudando con tantos proyectos. El señor nos ha ayudado durante una crisis y desastre, a mantener la comunidad a través de gente buena y de buen corazón. Hemos sido verdaderamente bendecidos”.

El edificio de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en York fue utilizado para almacenar y distribuir artículos para víctimas de las inundaciones después de que cientos de personas habían sido evacuadas de sus hogares. El centro se llenó rápidamente con más de 10.000 artículos de alimentos, artículos de higiene personal, ropa y productos de limpieza. Cientos de personas en York contribuyeron bajo la bandera mormona y muchos de ellos se pusieron los chalecos de las Manos que Ayudan y salieron al rescate, entregando paquetes, limpiando casas, removiendo las cosas dañadas y ayudando en todo lo que podían.